Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Alimentación indebida más disgustos es enfermedad

……….Venimos defendiendo aquí desde el ya lejano 1.988, que nuestra salud depende de nuestra «entradas físicas» y de nuestras «entradas mentales». Dicho en lenguaje coloquial, de nuestra alimentación y de nuestros pensamientos, o emociones. Hoy, 24 años más tarde, otros personalidades mucho más expertas que lo hemos sido nunca aquí, se unen a esta afirmación y dan detalles que el buscador debe conocer, porque la salud es como el cimiento de la Felicidad. Y defienden que alimentación indebida más disgustos es enfermedad.

……….La Felicidad es más vulnerable, y un solo pensamiento negativo la pone en peligro, la hace tambalearse. La salud resiste más, bastante más. Cuando nos tratamos mal, cuando tratamos mal a nuestro cuerpo, éste aguanta, en primer lugar; refunfuña, más tarde; avisa, luego; y, finalmente, enferma. Con un cuerpo maltratado, la Felicidad es difícil, porque el sustrato físico – el cuerpo – no acompaña. Y el malestar del instrumento más humilde – el cuerpo físico – se transmite a las Dimensiones más superiores del humano.

……….Al final de artículo se ofrecen varios vídeos en que Doctores en Medicina dan detalles muy concretos sobre estos temas, sobre el cáncer y las enfermedades, sobre las dietas, la alimentación y las emociones que sentimos. Los conceptos en ellos expuestos y la observación de muchos años nos permiten adelantar los siguientes conceptos.

Nuestra salud depende ÍNTEGRAMENTE de nosotros.

Alimentación indebida más disgustos es enfermedad

Alimentación indebida más disgustos es enfermedad

.

……….La hacemos posible, y con ella la Felicidad, acertando en la alimentación y en las emociones que nos permitimos sentir, o generamos. Es como si tuviéramos cada uno un capazo, con una capacidad de unos 25 kilos. Y, en virtud de peso de lo que metemos en el capazo, nuestra vida es mejor o peor, nuestra salud es mejor o peor, nuestra Felicidad es mayor o menor.

……….Lo óptimo es no meter en el capazo nada perjudicial, ningún peso. Las actuaciones acertadas, positivas, saludables, no añaden peso al capazo. Siguiendo una dieta sana, el capazo sigue vacío. Eliminando pensamientos negativos y siguiendo las demás reglas no se añade peso al capazo. Con el capazo vacío, o mínimamente cargado, uno está sano y es feliz; aunque para lo de ser plenamente feliz haya que hacer alguna cosilla más que tener el capazo liviano – cosas que aquí ya están apuntadas.

……….Quienes no hacen caso a esto del capazo y lo van llenando a base de una mala alimentación, fumar, beber, drogarse, y nutrirse a diario de emociones negativas, o disgustos, van llenando su capazo. El capazo se llena muy lentamente. Y admite dos clases diferentes de entradas: La mala alimentación y los disgustos fuertes.

……….Hay personas que por su carácter flemático, tranquilo, y/o por la limitación de sus responsabilidades, sólo tienen opción de echar peso a su capazo por su mala alimentación. Los tales tienen, relativamente hablando, suerte. O, si se quiere, más cuerda. Tenemos que hacer una estadística más amplia, pero con una carga consecuencia de una alimentación moderadamente mala, el tiempo que el cuerpo resiste sin que algún órgano del mismo esté tan minado que explote, parece cifrarse en los 60 años. La opción deseable es que el órgano afectado sea prescindible o sustituible, como lo es un solo riñón.

……….Por el contrario, si la mala alimentación, sólida o líquida, es desastrosamente mala, estruendosamente mala, extremadamente mala, el límite de resistencia del organismo pudiera ser de sólo 50 años. Y en tales casos, si el órgano afectado fuera el hígado, único e imprescindible para la vida, el colapso resulta fatal.

……….Cuando la malas entradas se limitan al medio gaseoso, como fumar en exceso, la carga del capazo es más lenta y un portador así puede alcanzar la edad de jubilación sin terminar de llenar su capazo. Pero, eso sí, no llegará a la esperanza de vida media de sus contemporáneos, valor que se toma con personas con sus capazos menos cargados. Con capazo sólo cargado de gases, la vida puede llegar a los 75-80 años. Puntualizamos, sin cargas por otros conceptos.

……….Si las cargas se producen sólo por entradas emocionales negativas, por la forma de ser de la persona – lo que aquí hemos llamado «personas de rompe y rasga» – los efectos son más fuertes, el capazo se llena bastante rápidamente, la salud se resiente a edades relativamente tempranas y el organismo puede estar demasiado minado como para mantener la vida ya a los 50 años.

……….Si se suman cargas precipitadas al capazo por las dos vías, la de la mala alimentación, sólida y líquida, y las tensiones o emociones negativas fuertes y habituales, ya hemos indicado aquí que el Rubicón a no sobrepasar puede estimarse en los 38 años, que viene a ser el límite del período de garantía de la Fábrica.

……….Todo lo anterior puede ser un adelanto de los efectos que para nuestra integridad tienen las malas entradas, habiéndose cuantificado sólo los casos extremos, o límites de aguante del capazo. Ello da una idea de qué factores son especialmente perjudiciales a nuestra organismo, a nuestra salud y Felicidad. Sólo falta una calibración del peso de los disgustos, de los malos alimentos, de los vasos de vino/wisky tomados con los amigo/as y de la cajetilla de tabaco diaria y una cubicación del capazo, o su equivalente en kilos. Con ello cada humano podría saber el tiempo que le queda, de seguir el mismo ritmo de carga del capazo. Pero para eso habrá que esperar, posiblemente, otros 24 años.

……….Lo anterior se ha expuesto en un lenguaje informal y con cierta sorna. Los Doctores que nos hablan en los vídeos que se enlazan a continuación lo hacen muy en serio. Y los temas que tratan son también serios e interesantes para la vida. Bien valdrá el tiempo en verlos.

……….En primer lugar, una presentación de 7 minutos, en castellano, que hace el ponente de la Conferencia expuesta en el segundo vídeo, el Doctor Alberto Martí Bosch.

……….En segundo lugar la conferencia dada en el III Congreso de Medios contra el Cáncer, por el Doctor Alberto Martí Bosch. Dura algo menos de una hora y no tiene desperdicio. El análisis y los razonamientos son perfectamente comprensibles; el Doctor Martí sabe hablar de temas médicos a los no médicos.

……….En tercer lugar la historia de un remedio contra el cáncer ligado a la alimentación, remedio descubierto ya en 1.931 y del que nuca oímos hablar. Está en inglés subtitulada en castellano y tiene una duración de hora y media. Con él conoceremos una cura natural y lo que les pasa a las curasnaturales desde que el mundo es mundo.

……….Y en cuarto lugar, el enlace a una comunicación, en formato doc, enviada simultáneamente por dos lectores asiduos, a los que agradecemos, en primera instancia, su aportación. Se refiere también a la alimentación como remedio, activo, barato e indoloro, contra el cáncer.

……….Nuestra más sentida y profunda gratitud a Maider, Álvaro, Salvador y Amaya por sus interesantísimas y clarificadoras aportaciones.

……….. Alimentación indebida más disgustos es enfermedad

Cortesía de MJC.     Siguiente artículo: Dos lenguajes para la Mente Superior.

………. Alimentación indebida más disgustos es enfermedad

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

© Copyrigth Fernando Conde Torrens   100

. Alimentación indebida más disgustos es enfermedad

. Alimentación indebida más disgustos es enfermedad

. Alimentación indebida más disgustos es enfermedad

2 comentarios en “Alimentación indebida más disgustos es enfermedad”

  1. Luis Alvés dice:

    .Y en cuarto lugar, el enlace a una comunicación, en formato doc, enviada simultáneamente por dos lectores asiduos, a los que agradecemos, en primera instancia, su aportación. Se refiere también a la alimentación como remedio, activo, barato e indoloro, contra el cáncer.
    Este enlace no funciona. Aunque se haga «clic,clic» sobre el enlace no aparece el documento.
    Podría facilitármelo?
    Muchas gracias

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Lo estoy buscando. Con el paso de la Web a otra plataforma algunos detalles menores, como ese anexo, han cambiado de lugar y me cuesta encontrarlo. Pero lo encontraré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *