Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Asignaturas pendientes y vida

……Seguimos con la teoría sobre Asignaturas Pendientes y sus efectos. Ahora cambiamos parta ver su influencia, asignaturas pendientes y vida. El lector debe comprobar, si quiere, si las cosas son como aquí se proponen.

.

……Una asignatura pendiente puede ser de grueso calibre o de calibre menor. Todo buscador tiene Asignaturas Pendientes, de uno u otro calibre. A las de grueso calibre aquí las llamamos «losas». Una persona con muchas losas no es un buscador, sino un «pinche tirano». Una Asignatura Pendiente– todos las tenemos – que cabe en un bolsillo no es una losa, la losa es demasiado grande para disimularla en un bolsillo.

……

……No obstante, hablar de losas y de trozos de pedernal no da una idea exacta, porque lo que es físico siempre está ahí, y las asignaturas pendientes no siempre están operativas o estorbando la marcha. Puede suceder que una A.P. (para abreviar) esté activa o reducida a su mínima expresión. Sólo cuando actuamos obedeciéndola, la A.P. está activa y estropea el Camino.

………..

Asignaturas pendientes y vida

     Asignaturas pendientes y vida

……….

…..Dicho esto de la hibernación de la A.P., veamos qué sucede cuando la A.P. está en todo su esplendor. La persona que está actuando con su A.P. tipo losa no se da cuenta de que tiene tal carencia, pues ya hemos dicho que una A.P. es una carencia, unos cuantos valores no asumidos, ignorados, considerados como algo superfluo u opcional, que tanto da cumplir como no. No obstante, es fácil, si el caso no es un caso perdido, que la persona se sienta mal, sienta que algo en su interior no funciona, pero no sabe qué es.

……

……La persona con una losa operativa no está a gusto. Muchas personas así lo que hacen es generar su propio mundo. En ese mundo no hace falta tener la asignatura aprobada, esa asignatura no cuenta. Y en ese mundo admite sólo a las personas que no le tienen en cuenta su A.P. Sólo esas personas la comprenden, sólo a ésas trata afablemente.

……

……Y la comprenden a veces los que usan esa debilidad para beneficiarse ellos mismos, los tunantes. Lo que suele pasar es que las personas que le quieren y le apoyan no pretenden beneficiarse, ni son tunantes, y son excluidos. Es desalentador ser excluido por una persona a la que nos empeñamos continuamente en ayudar, es una gran prueba si nos une a ella un lazo intenso. Sabiendo que el diagnóstico pasa por la asignatura pendiente, tal vez eso ayude. Ya que una A.P. es lo más profundo, difícil y enraizado que las personas tenemos. Es justo lo que hemos venido a aprobar …

……

……De modo que cuando veamos a alguien que, a pesar de ayudarla continuamente, nos trata con desdén o ingratitud, y a otros, que sólo la adulan, los ensalza de continuo, parémonos a reflexionar a ver si con una A.P. nos hemos topado; en cuyo caso, comprensión, diagnóstico correcto y segunda regla, la del «no dejarse afectar». No hablo de paciencia; la paciencia a veces es inútil, sobre todo si la persona tiene mucha edad y carece ya de la capacidad de cambiar.

……

……Se ha dicho que una A.P. puede estar camuflada y no visible y hacerse visible de pronto, ante cierto cambio poco claro. Pongamos un ejemplo muy elemental, el de alguien a quien le resulta muy difícil decidir. Nunca trabajó, sino en casa, y le cuesta decidir hasta qué poner para comer. Lejos de decir «no sé qué hacer», tal vez pregunte qué quiere su pareja para comer cada día y cada noche, hasta que se elabora un menú semanal, que seguirá, aliviada. Así pues la A.P. se las ha arreglado para disfrazarse de dedicación y amor. No está operativa, está oculta. Si llega un día en que esa persona tenga que decidir por sí misma, no sabrá hacerlo, no acertará, es muy posible que adopte la decisión del último que le aconseje, o que se forje su mundo y sólo haga caso a los aduladores. A partir de ahí la A.P. estará operativa.

……

……Para comprender muchos cambios sorprendentes en las personas, es bueno echar mano del concepto de A.P. Las personas que viven en su mundo es un fenómeno que tiene su explicación y la evolución no suele estar ajena a ese fenómeno. Para aprobar las A.P. venimos aquí, de forma que un día u otro tienen que salir a flote, de lo contrario nunca las aprobaríamos. Aceptar el hecho de los cambios y de los mundos personales, adaptarse a ellos, tal vez sea parte de nuestro entronque en la Vida.

…… Asignaturas pendientes y vida

Foto, cortesía de MJC          Siguiente artículo: Asignaturas Pendientes.

………. Asignaturas pendientes y vida

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………. Asignaturas pendientes y vida

© Copyright Fernando Conde Torrens     44

. Asignaturas pendientes y vida

. Asignaturas pendientes y vida

. Asignaturas pendientes y vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *