Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62

Veremos, en “Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62”, cómo se organizaba la vida en las ciudades y el cambio que supuso ser conquistado, por Macedonia o por Roma.

.

© Copyrigth Fernando Conde Torrens, el 16-1-2.012

.

       * La vida cotidiana.   .Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62

.

        Ya dijimos en un artículo anterior lo siguiente: “Una ciudad, antes de ser invadida por Macedonia, tenía su Asamblea, su Consejo y sus magistrados. Las Asambleas, por lo complicado de la convocatoria y la relativa importancia de los asuntos a tratar, salvo excepciones – cayeron en desuso, y la labor rectora de facto la ejercía el Consejo, o los magistrados por su cuenta.”

        Veamos esto con más detalle, porque afecta a la vida de la generalidad de individuos y es precisamente ese tema el que ahora nos interesa. El cambio se dio en las ciudades-estado griegas, que antes de ser conquistadas por Macedonia eran ciudades-estado, con plena independencia. Lo mismo vale para las ciudades griegas de la Jonia costera del Asia Menor. Las ciudades pertenecientes al Imperio Persa no conocieron la democracia y la autonomía nunca, por lo que, para ellas, ser regidas por un monarca persa o serlo por otro macedonio, no suponía cambio noticiable. Pero las ciudades-estado helénicas sí que sufrieron un cambio en el período helenístico, cambio que tratamos de conocer.

        Los conquistadores macedonios no crearon una Constitución común para los territorios conquistados, sino que mantuvieron las instancias rectoras, como si nada hubiera sucedido con la conquista, aunque dando a la ciudad la autonomía que les interesaba. Así pues, se mantuvieron las Asambleas, donde cada varón era un voto, el Consejo y los magistrados. Para los helenos, que cuado antaño se constituían en Asamblea se convertían en el Senado de su modesto Estado, ahora, sus decisiones se limitaban al gobierno interno de la ciudad, es decir, pasaban a ser, en términos modernos, el Ayuntamiento. Se entiende, entonces, que las Asambleas perdieran interés, suponían un esfuerzo excesivo para la importancia secundaria de los temas a debatir. De ahí que tener Asambleas no controladas podía ser la política de un rey macedonio, pues carecían de valor decisorio. En nuestros tiempos, tampoco el Congreso de la nación controla los presupuestos municipales de las ciudades, aunque en caso de crisis, como ahora, se fija en ellos y tuerce el ceño.

        Esto hizo que las fuerzas que actuaban antaño en las Asambleas, las oligarquías locales – los ricos – y los demócratas – el pueblo – dejaran de ser las facciones o motivaciones de los ciudadanos. Se sustituyó, allá donde la alternancia podía llegar a plantearse, por el hecho de ser favorable a los Seleúcidas o a los Ptolomeos, por ser favorable al monarca reinante, o ser nacionalista, allá donde tal opción tenía algún viso de posibilidad. Otro hecho que pasaba a tener importancia política, como pronto veremos, era el prosaico hecho de ser rico o pobre. Bajo una monarquía, y luego bajo Roma, tal diferencia no era pequeña, como en la ciudad-estado, donde todos, ricos y pobres, accedían a las magistraturas, sino que influía enormemente sobre las posibilidades políticas del ciudadano helenístico.

.

Escena de un banquete en una crátera del siglo IV AEC. Museo arqueológico nacional, Nápoles.

(Nótese el contraste entre el blanco cuerpo de la mujer y el oscuro del hombre. Los esclavos, ni una cosa, ni otra.)

Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62

(Fuente: Historia Universal LAROUSE. Tomo 3. El mundo de la Grecia clásica. 450 a.C. – 27 a.C. Spes Editorial, S.L. 2.005.)

.

        El poder en las antiguas ciudades-estado helenas pasó al Consejo y, en muchos casos, al escueto círculo de los magistrados. A fin de cuentas, lo que estaba en juego era el día a día de la ciudad, nada más. Así pues, el hecho de ser magistrado ganó importancia, hasta el punto de que hacer una alianza con alguna otra ciudad, o pasar a pertenecer a un Liga requería el cambio de los magistrados por otros que fueran favorables a la Liga, o la alianza a establecer. Se sabe que los cargos de magistrado en Atenas se designaban por sorteo.

.

Reconstrucción de la sala del Consejo de Priene

Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62

(Fuente: Historia de la Humanidad. GRECIA HELENÍSTICA. Rebeca Rubio et alia,. Arlanza Ediciones, 2.000.)

.

        Veamos los magistrado helenísticos más conocidos:

        * El Agoranomos. Era el magistrado encargado de la regulación del mercado. Bajo su jurisdicción entraba el asegurar el suministro del grano que la ciudad necesitaba para no pasar hambre. Normalmente, este puesto suponía un dispendio a su titular.

        * El Gimnasiarca. Era el encargado de preparar a los gimnastas y atletas para los Juegos y subvenir a las necesidades de éstos. Bajo su poder quedaba el tema de la educación de los jóvenes, muy ligada al gimnasio, y supervisaba algunos detalles del sacrificio a los dioses. También le suponía unos gastos importantes.

        * El Stefanóforos. En algunas ciudades de Asia  la primacía entre los magistrados correspondió al Stefanóforos. Era el encargado de entretener a los ciudadanos, organizando los festivales o Juegos necesarios. Como contrapartida, daba nombre al año en esa ciudad. Evidentemente, debía ser una persona acaudalada, ya que pagar los Juegos le suponía un notable dispendio. La ciudad, en las épocas brillantes, subastaba este puesto. Optaban a él las personas pudientes, quienes pagaban dinero por el deber de volver a gastar más, cuando obtuvieran el puesto, que era considerado un honor. Es sabido el deseo de los antiguos por ser recordados por la posteridad. Este tipo de actuar caía dentro de lo que los griegos denominaban euergetes (de eu = bueno, argon = acto), ser el bienhechor de la ciudad. En tiempos malos, por el contrario, no había compradores del puesto, y los dioses de la ciudad se encargaban de estas funciones.

        * El Monofilaco. Era el encargado de velar por el cumplimiento de las leyes.

        * El Ginecónomo. Era el encargado de vigilar al conducta de las mujeres, que gozaban de una amplia autonomía en el período helenístico.

        * El Estratego, cuyas facultades variaban de ciudades gobernadas por un monarca, en cuyo caso era el magistrado superior, recibiendo órdenes sólo del rey, o de una ciudad autónoma, en que era el comandante jefe del ejército local.,

        A partir del año 200, también el sacerdocio era puesto en venta. Tenía compensaciones, pues quedaba exento de las obligaciones de los otros magistrados, y en algunas ciudades, como Mileto, el sacerdote de la Diosa Roma recibía un modesto salario.

        Como se aprecia, estos puestos sólo estaban abiertos a los ciudadanos ricos. El pobre no podía ni soñar con tales honores, a no ser que el monarca lo nombrara para ejercer el puesto, corriendo a su cargo, del monarca, los gastos. Pero estos casos eran habas contadas.

        Cuando Roma tomó posesión de la parte occidental del Imperio de Alejandro, sustituyó al democracia ateniense por una timocracia: Sólo los poseedores de una cierta renta podían optar al poder. Por eso en Roma los líderes plebeyos, que no poseían esa renta, eran odiados a muerte por el Senado, que los consideraba advenedizos que se metían en camisa de once varas, donde no les correspondía.

        Algunas de estos oficios estarían vigentes en Roma, como hemos de ver, si bien sería el Emperador el responsable de organizar los Juegos, aunque otras veces éstos los organizaba un particular, practicando el euergetismo.

.

Genealogía de los reyes macedónicos

Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62

.

Enlace con el próximo día: Las Ligas. Mundo helenístico 63.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

. Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62  . Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62  . Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62  

. Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62  . Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62  . Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62  

. Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62  . Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62  . Autonomía y magistrados Mundo helenístico 62  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *