Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Camille Claudel 6 y su triste final

Camille Claudel 6 y su triste final 

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens

 

 

 

        Tras mirar en un libro he sabido qué significa lo de Nióbide, hija de Niobe, personaje mitológico griego. Niobe era hija de Tántalo, quien también terminó mal. Casó Niobe con el rey de Tebas y tuvo de él 12 hijos. Estaba tan orgullosa de su posición y de su prole que se burló de una de las diosas griegas, de Leto. Para castigar su osadía, Leto la convirtió en piedra y dispuso que Artemisa y Apolo mataran a sus 12 hijos. La estatua de Camille es la de una de sus hijas poco antes de  recibir el castigo dirigido a su madre.

       

Camille Claudel. Nióbide herida. Escayola, 1.906. 190 x 110x 60 cm. Cedida en 1.962 al Museo de Béjaïa, Argelia

Camille Claudel 6 y su triste final

        (Fuente: Le Figaro. Hors-série. Camille Claudel. Marzo 2.008.)

        Podríamos seguir viendo estatuas de Camille Claudel, pero el lector habrá podido hacerse una idea de su capacidad, de la creatividad y perfección de su arte con lo visto hasta el presente. Veamos ahora la segunda parte de su vida, aquella en la que el peso de lo sucedido se impuso a sus ganas de vivir. Camille Claudel siguió trabajando en su taller hasta el año 1.906. De esa fecha es la estatua que acabamos de ver, presentada al salón de dicho año. para esa fecha Camille era conocida y apreciada como un buena escultora, eso sí, alumna de Rodin. Incluso más tarde logró el sueño de todo artista, realizar una exposición antológica en una galería particular donde logró reunir 13 de sus esculturas más significativas. De esta etapa de trabajo en solitario son las dos fotos que siguen de Camille.

Camille Claudel en 1.894, hacia los 30 años. Colección particular

Camille Claudel 6 y su triste final

(Fuente: Camille Claudel 1.864-1.943. Madrid, FUNDACIÓN MAPFRE- Paris, Musèe Rodin, 2.008)

 Camille Claudel en 1.902. Colección particular

Camille Claudel 6 y su triste final

(Fuente: Camille Claudel 1.864-1.943. Madrid, FUNDACIÓN MAPFRE- Paris, Musèe Rodin, 2.008)

.

          Pero paulatinamente a Camille le puede el rencor acumulado contra su antiguo amante. Este rencor se refleja en su correspondencia y más tarde degenera en manía persecutoria. Su carácter se torna hosco, irritable y agresivo frente a las personas de su entorno. Corre el año 1.913 y el 2 de Marzo fallece el padre de Camille, que vive recluida en su Taller, rodeada de cerrojos, ha destruido la totalidad de esculturas que guardaba en el Taller y apenas sale a la calle. Sus vecinos denuncian su comportamiento agresivo e intervienen las autoridades.

          Hasta ese momento el padre ha resuelto los conflictos que su hija crea. Muerto el padre, Camille pierde su defensor. Una semana más tarde es su hermano Paul el que da la aprobación de la familia a que Camille sea internada en un sanatorio psiquiátrico. Cuando los enfermeros llaman a su puerta, son incapaces de forzar las cerraduras de la misma. Deben romper una ventana y entrar por ella. Esa noche Camille duerme en una fría sala del hospital de Ville-Evrard.

        Su madre se mostrará despiadada con ella:

.

«Salvo a mí y a su hermano, prohibo formalmente que ella escriba a nadie, ni que reciba ninguna comunicación, visita o carta de nadie.»

.

        Su madre no fue a verla al sanatorio ni una sola vez. Una carta de madre a hija muestran que estaba avergonzada del comportamiento de su hija, Camille había arrastrado el honor de la familia por el fango … Su hermana fue una vez, en treinta años. No deseo que el lector se quede con la imagen penosa de una Camille envejecida y ausente, siendo como fue tan vital. Pero faltaría a la verdad si dejara en la papelera esta información. No obstante, prefiero la imagen que viene al final para caraterizar y recordar a esta gran artista, que nació demasiado pronto, en un mundo que no estaba a su altura.

.

Camille Claudel en 1.929 en el hospital psiquiátrico de Montdevergues. Colección particular

Camille Claudel 6 y su triste final

(Fuente: Le Figaro. Hors-série. Camille Claudel. Marzo 2.008.)

.

        El sanatorio en el que fue tomada esta foto no es el inicial en que Camille fue recluida. Un año después de su ingreso, en 1.914, el sanatorio se clausuró y sus enfermos fueron trasladados a otro lugar, al hospital psiquiátrico de Montdevergues, cerca de Avignon. Es allí donde el frío se volverá el compañero inseparable de Camille. Allá, entre locos de verdad, en mucho peores condiciones que la propia Camille, que sólo tiene paranoia caracterizada por un delirio de persecución, Camille vive recluida y apartada del mundo.

        En 1.917 muere Rodin y Camille mejora. El médico escribe a la madre aconsejando que se la traslade a un establecimiento más cercano a la familia y se evite el aislamiento, que tanto daño le hace. Es inútil, la madre quiere a la hija bien lejos. Eran otros tiempos y era una familia especial. La madre moriría en 1.929. Ese mismo año, su antigua amiga, Jessie Lipscomb, puede visitar a su compañera de estudios de antaño.

        Camille morirá en el manicomio de Montdevergues un 19 de Octubre de 1.943. Un mes antes la ha ido a visitar su hermano Paul, «mi pequeño Paul» para Camille. Diez años después de la muerte de su hermana, el escritor y poeta que fue su hermano Paul, preguntado ante la radio sobre su hermana, tuvo estas palabras como respuesta y recuerdo de Camille:

.

«Mi hermana Camille … Ah, es un asunto terriblemente triste, del que me resulta difícil hablar … La naturaleza se había mostrado pródiga con ella; mi hermana Camille tenía una belleza extraordinaria, y además una gran energía, una imaginación y una voluntad completamente excepcionales. Y todos estos maravillosos dones no han servido para nada: Tras una vida extremadamente dolorosa, ha terminado en un total fracaso (…) Yo he llegado a algo. Ella, absolutamente a nada. Todos esos maravillosos dones que la Naturaleza le había concedido no han servido sino para su desgracia y, finalmente, ella ha terminado en un asilo psiquiátrico donde pasó, en tinieblas, los 30 años últimos de su existencia …»

.

        Era ciertamente una familia muy especial.

        El recuerdo y las obras de Camille Claudel pasaron desapercibidas hasta que hacia 1.970 Reine-Marie Paris, nieta de Paul Claudel, encuentra unas cajas con documentos que pertenecieron a su abuelo, entre ellos cartas de Camille. Decidida a reivindicar la vida y obra de su tía abuela comienza una investigación y a adquirir las obras que encuentra a su paso. Sacó a la luz en 1.984 el primer catálogo de obras de Camille. Poco después, en 1.985, su vida y obra fueron llevados a la pantalla por Bruno Nuytten, con Isabelle Adjani encarnando a Camille.

        Ambos hechos sacaron a la luz la obra de una artista genial a la que la cicatería de muchos de sus contemporáneos ahogó entre oleadas de incomprensión, cual pesada ola de piedra. Desde entonces la obra de Camille Claudel ha sido re-descubierta y admirada como nunca lo fue en vida. Como no pude conseguir una entrada para su Exposición este verano, me tuve que conformar con un libro y un Le Figaro hors-série. Pero ha valido la pena.

.

Escayola de Camille Claudel hecha por Rodin

Camille Claudel 6 y su triste final

(Fuente: Le Figaro. Hors-série. Camille Claudel. Marzo 2.008)

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Camille Claudel 6 y su triste final  Camille Claudel 6 y su triste final   Camille Claudel 6 y su triste final   Camille Claudel 6 y su triste final  

Camille Claudel 6 y su triste final   Camille Claudel 6 y su triste final   Camille Claudel 6 y su triste final   Camille Claudel 6 y su triste final  

Camille Claudel 6 y su triste final   Camille Claudel 6 y su triste final   Camille Claudel 6 y su triste final   Camille Claudel 6 y su triste final  

Camille Claudel 6 y su triste final   Camille Claudel 6 y su triste final 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *