Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Cipriano de Cartago y sus Cartas

Los artículos de este apartado son artículos primerizos, de cuando estaba con “El Grupo de Jerusalén” y “Simón, opera magna”. El libro “Año 303” estaba todavía en la mente de su creador. Por eso los argumentos sobre “Cipriano de Cartago y sus Cartas” son un tanto balbuceantes.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens

.

.

.

……….Hemos hablado de Arqueología. Los edificios de la Antigüedad son excavados por Arqueólogos. Y los edificios religiosos de la Antigüedad, donde se enterraron quizás mártires prenicenos, son propiedad de la Iglesia. Y hace falta el permiso del Obispo para proceder a la excavación en dicho lugar santo y para remover y poner al descubierto los cimientos más sagrados de nuestra tradición. De modo que el Arqueólogo que se propone excavar en la tumba de una mártir ya sabemos por dónde debe empezar sus contactos. Y con esto no trato de sembrar reticencias, sino de señalar un hecho. Los agradecimientos que los Arqueólogos reflejan en los Prólogos de sus libros son parte de su obra y, al menos yo, los leo.

……….Voy a tratar de no aburrir al lector antes de haberle comunicado lo que intento. Deseo hablar de dos maneras de hacer Arqueología e Historia. No diré cuáles son, que el lector las capte por sí mismo. Pero el protagonista de este artículo no es un conjunto de Arqueólogos, sino nada menos que un obispo, ya difunto, o tal vez no. Se llamó Cipriano y fue obispo de Cartago allá por el año 250 de nuestra era.

……….Cuando digo que fue obispo de Cartago a mediados del siglo III, debo añadir enseguida, “si sigo la corriente común”. El obispo Cipriano dejó escritas unas cartas, abundantes, a personajes cristianos que no le contestaron a su carta. Gracias a tales carta, que, sí, también hemos tenido al suerte de que lleguen a nosotros – ¡se han conservado! – podemos conocer cómo de extendido estaba el Cristianismo a mediados del siglo III … Las de respuesta no se han conservado, pero eso no tiene importancia. Pues bien, veamos cómo el obispo Cipriano es de la máxima actualidad y sigue saliendo en toda obra que trate de Cristianismo primitivo.

……….Para entrar en materia, vamos a ver tres libros. Podría sacar a colación bastantes más, pero tendría que dedicar tiempo al tema y para el objetivo del blog, con tres ejemplos entiendo que deberán ser suficientes. Los libros son los que a continuación figuran. El segundo es un viejo conocido nuestro, los otros dos son nuevos en este lugar. El primero es el siguiente.

……….

De cómo nació el Cristianismo en Galicia

Cipriano de Cartago y sus Cartas

    Cipriano de Cartago

Editado el año 2.003. Impresión digital

 ……….

……….Su autor dedica 60 páginas a recrear el ambiente del culto indígena en la más remota Antigüedad, las primeras aportaciones romanas cuando los romanos eran sólo romanos y los cultos orientales que vinieron a Galicia con el comercio. Y con ello llegamos a la época que nos interesa, cuando el Cristianismo empieza a dejar huellas en Galicia. Y ya desde el primer párrafo del gran capítulo segundo indica que hay un

……….… anonimato de los protagonistas y un silencio de las fuentes. Intentar descubrir cómo fueron estos principios no es posible sino a través de hipótesis que difícilmente pueden ser contrastadas.

……….Hay un tema candente para todo gallego, y es su punto de vista sobre la venida de Santiago a España. Elautor no rehuye el tema y lo zanja en dos páginas, la 65 y 66:

……….La primera referencia a la predicación del apóstol Santiago es una obra anónima del siglo VII, el Breviarum Apostolarum. Se recoge en ella la primera identificación de la labor evangelizadora de Santiago con la península, siguiendo al teoría que, desde Eusebio de Cesarea, venía atribuyendo a cada apóstol la asignación de un área geográfica de predicación.

……….Indica el autor con toda sensatez que

……….se ha llamado la atención sobre el gran paréntesis cronológico existente entre la supuesta predicación jacobea y lo primeros datos al respecto.

……….Tras una pequeña argumentación el autor no se muestra nada inclinado a respaldar la realidad de la venida de Santiago a España, que para él es “una construcción teórica, realizada tardíamente“.

……….Pero si Santiago pudo no haber venido a Galicia, el Cristianismo sí que vino. Y muchos han tratado de escarbar en los primeros datos, las primeras manifestaciones de cualquier tipo, los primeros indicadores. Según un autor que ya en 1.990 escribió sobre el tema, J. Orlandis, tres son las más antiguas fuentes:

……….– “La carta 67 de Cipriano, que demuestra la existencia de una comunidad evolucionada a mediados del siglo III y, por lo tanto, con un origen bastante anterior.

……….– “El arraigo del priscilianismo en Galicia“, reacción popular contra la ortodoxia cristiana por parte de Prisciliano, obispo de Ávila, que murió decapitado en Tréveris el año 385 por Máximo, un usurpador en tiempos de Teodosio.

………. – “Un libro suevo del siglo VI.” (Página 67)

……….Y aquí quería llegar.

……….No sólo la más antigua, sino la única “prueba” de que en Galicia hay cristianos antes de Nicea es … una carta, un papel, un papiro, un escrito hecho, según afirma su autor, en Cartago hacia el año 250. Y con eso, todo Galicia cristiana. A pesar de que en la pág. 69 indica el autor:

……….“La antigüedad de esta primera presencia es una incógnita. … no parece poder establecerse hasta el siglo IV, etapa en que comienzan a verse las primeras pruebas que hablan de una incipiente difusión por el medio rural.” (Página 69)

……….Las primeras comunidades pudieron ser relativamente antiguas, pero la implantación de esta nueva religión en forma detectable es tardía.” (Página 70)

……….Hasta el siglo IV no hay pruebas de que el cristianismo se haya difundido de forma más evidente. (Página 88)

……….Pasa luego a hablar de la Carta 67 de Cipriano, en que dice Cipriano, “obispo” de Cartago, que unos obispos de Leon y Astorga le preguntan sobre qué hacer cuando otros obispos renuncian a su religión bajo la presión de la “persecución” y él da la respuesta, que dice que es acorde con lo que opina Roma.

……….Se conserva una colección de Cartas de Cipriano, no sé cuántas son, pero al menos 67. A 67 ciudades importantes de la época. Ello demuestra que el Cristianismo estaba extendido por todo el Imperio, si no, ¿para qué iba a haber escrito Cipriano a tantos obispos de tantos lugares principales?

……….El autor da por aceptado que la Carta de Cipriano demuestra que el Cristianismo ya había llegado a Hispania y a Galicia, aunque también repite varias veces que los primeros momentos documentados del cristianismo son del siglo IV. Otra característica que en el libro se ve es la proliferación de frases como “parece viable”, “sí es factible”, “se podría explicar así”, “es de suponer”, “sí parece claro”, “cabe sugerir una hipótesis”, y similares. Y la razón de tanta ambigüedad es, defiendo, que de donde no hay nada poco se puede sacar y todo ha de ser elucubración, suposición, aventura mental.

……….En este mundo de la ideología, los convencidos no tiene problemas de verosimilitud, tienes las cosas perfectamente claras. Pero cualquier profesional dotado de capacidad crítica, que usa su cerebro, se ve obligada a una postura de perplejidad, de duda ominosa.

……….Y toca el autor otro tema que me es muy querido, el de la datación por paleografía de los restos de epigrafía. Palaios = Antiguo, paleografía, escritura antigua, por la manera de escribir. Y epigrafía, epi = encima, sobre la piedra, epigrafía, escribir sobre la piedra, lápidas funerarias y monumentales. Los papeles se queman o se rompen, pero las piedras, las lápidas funerarias … Pues bien, dejo constancia de dos frases del autor, que no sabe de mi postura ante el tema:

……….… no todos investigadores se atreven a proponer cronologías para los epígrafes (las lápidas halladas). Ante tal hecho, es destacable la labor de autores como J.M. Blázquez o A. Tranoy, que están entre los pocos que han propuesto fechas para aquellas inscripciones que han considerado más claras, aunque en sus lecturas tengan un importante grado de desacuerdo. (Página 98)

……….Dada la ambigüedad que parece haber generado la epigrafía religiosa como fuente … (Página 99)

……….De estas joyas conceptuales entresaco, el lector dirá si soy perverso, adverso y subversivo, las siguientes reflexiones:

……….* Pudiera ser que la mayor parte de los investigadores opinaran lo mismo que un servidor sobre la Paleografía como método de datar y evitan aventurarse en proceloso mar. El hecho es que pocos osan. Pero alguno osa.

……….* Los que osan, lo que hacen es proponer cronologías, o dataciones. Atención, “proponer”. Según las afirmaciones del autor del libro comentado, no se data, se propone una datación.

………. El carácter personal, subjetivo, falible, impreciso del método de proposición de dataciones por el estilo de las letras lo hacen, los que osan, delas que han considerado más claras. Considerado. Ellos. Sus consideraciones son suyas, pero eso no es Ciencia, es una consideración, una opinión.

……….* Hay dos que se atreven, y para colmo difieren. Es demuestra que no estamos ante una Ciencia, sino ante una tómbola. La Paleografía es más una rifa que una Ciencia, más una ocasión de ser admirado y discutido que una actuación seria. Lo serio es, defiendo, decir que no se tienen elementos suficientes como para pretender poner fecha en base a la forma de las letras. Punto.

……….Lector, voy a acabar el artículo aquí. Ya sabemos que me quedan un par de libros. Se haría el lector un lío. Mejor digerir el tema de hoy y el próximo día conoceremos otra Carta de Cipriano el Cartaginés, la que dirigió a Mérida. Por cierto, ¿se ha fijado el lector que Cipriano se escribe con todo el orbe, del mismo modo que Prudencio, sin desplazarse quizás de Calagurris, también escribió primicias sobre santos mártires de ciudades que iban desde Cartago (¡¡¡ … Mmmmm …!!!) hasta Arlés, en el Mediodía francés. La reflexión es por lo de que “unos escritos refuerzan a otros”, la misma táctica que en el Nuevo Testamento.

……….. Cipriano de Cartago y sus Cartas

Siguiente artículo: Cipriano de Cartago 2.

……….. Cipriano de Cartago y sus Cartas

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

. Cipriano de Cartago y sus Cartas

. Cipriano de Cartago y sus Cartas  . Cipriano de Cartago y sus Cartas  . Cipriano de Cartago y sus Cartas

. Cipriano de Cartago y sus Cartas  . Cipriano de Cartago y sus Cartas  . Cipriano de Cartago y sus Cartas

……….  . Cipriano de Cartago y sus Cartas  . Cipriano de Cartago y sus Cartas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *