Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Comprando en ebay 18 y Encuadernación

© Copyright  Fernando Conde Torrens 

.

.

.

.

.

……….De forma similar al embellecimiento del taco de cuadernillos, ahora tenemos que embellecer las tapas, que, en barbecho, son impresentables. Pero antes, sepamos cómo se logra que dos objetos separados, el taco de hojas del libro y las tapas, formen un solo conjunto, el libro, y, además, sean estéticas.

……….Dijimos que la principal unión entre taco y tapas son las cuerdas. En efecto, ellas hacen, además, de bisagras, pues son totalmente flexibles. Ahora bien, esta función de bisagras es un tanto irregular, pues no cabe pensar que todas ellas estén igual de ajustadas a las dos tapas. Hay otra unión, que ajusta esta función de ser bisagra y la vuelve exacta, son dos hojas dobles que se colocan entre las tapas y el taco de hojas, son las guardas. En un dibujo veremos esta función de sujeción y de garantizar el juego justo. Exagero la longitud de las cuerdas. Realmente se procura que las tapas sean una prolongación del bloque de cuadernillos.

……….

El taco de hojas, las tapas y las dos guardas, esas dos hojas dobles

 ……….

……….Las guardas se encolarán en dos momentos diferentes. Primero, a la tapa, una guarda a cada tapa, por dentro. Y 24 horas más tarde, para que hayan secado completamente, se encola la otra mitad a la primera hoja en blanco del libro. De ese modo se completa la unión que realizan las cuerdas y las tapas hacen una bisagra perfecta con el bloque de hojas, ya que las guardas eliminan todo el posible juego que permitieran las cuerdas. Así se da forma a la estructura del libro.

……….Ahora veamos el trabajo que lleva embellecer las tapas de cartón. Voy a describir la operación más difícil, la de forrar las tapas con piel. La simplificación con otros materiales menos nobles se verá luego con facilidad.

……….

……….10. Adelgazar la piel (chiflar)   

……….Si con piel vamos a cubrir las tapas, caso de libros que merezcan tal coste, vamos a suponer que queremos que el libro lleve sus nervios en el lomo y vaya completamente forradas las tapas en piel. Si el libro no es muy grande y queremos realzar su presencia, tal opción es razonable. En mi caso, no pondré piel completa a un libro moderno, del siglo XX. De libros anteriores, lo haré si es pequeño, altura 17 cm. máximo, si es de buen papel y si el tema es notable. Si falla alguna de las exigencias anteriores, una solución de compromiso puede ser holandesa con piel y tela. La piel sólo cubre la zona en que la mano toca el libro. Lo demás es papel-tela o papel decorado.

……….Vamos a suponer que las tapas del libro va a ir forradas con piel y que llevará nervios. En tal caso, se corta la piel al tamaño de ambas tapas, separadas por el lomo. Esa piel se doblará en torno a las tapas, recubriéndolas. Por tanto hay unas zonas donde la piel se dobla. En esas zonas, la piel debe estar adelgazada. Se marcan en el dibujo que sigue las zonas a rebajar. Luego diré cómo se rebaja. La piel puede tener 12-15 décimas de milímetro, es decir, 1´2 a 1´5 milímetros. Hay que rebajarla a 4 décimas, esto es, a 0’4 milímetros. Eso se hace con una cuchilla plana, llamada chifla.

……….Las zonas A, los extremos, deben quedar a cero. A eso se llama “biselar”, dejar el extremo en bisel. Es lo más fácil de la operación. Por eso se suele hacer lo primero y uno coge moral. Hay que coger moral porque esta es la única operación, la de adelgazar la piel, en que uno puede cometer un error que no tenga solución: Hay que coger otra piel y volver a empezar.

……….Las zonas B hay que adelgazarlas a 0´4 milímetros. Para ello tenemos una cuchilla ancha y de mucho corte y con ella hay que dar pasadas cortando la parte de la piel opuesta a la que luego lucirá sobre el libro, sin pasar al lado que luego se verá. Eso es adelgazar, como decía el otro, “quitar lo que sobra”. Ya se dará cuenta el lector de que un corte dado demasiado profundo hace que cortemos la totalidad del espesor ése de 1 milímetro. Según donde esté localizado ese  fallo, la piel puede ser irrecuperable. Si está sobre un nervio, si está donde la piel va a doblarse sobre el borde de la tapa … hay que volver a empezar con una piel nueva.

……….Si la zona B se ha realizado bien, la mayor parte de la dificultad está superada. En la zona C, que es donde van los nervios, no hay que ser tan exigente, basta reducir el espesor a la mitad, a 0´6 milímetros, y eso es suficiente para que los nervios resalten adecuadamente.

………. 

Un libro puesto sobre la piel y las partes de ésta a trabajar

 ……….

……….Cuando se han terminado las tres zonas, uno respira hondo y adelgaza hasta el límite las cuatro puntas de la piel, para que al hacer las esquinas, la piel abulte lo menos posible. Mi último libro, encuadernado el pasado curso, uno moderno, editado en 2.007. Faltan los dorados.

 ……….

Juan de la Cuesta, Francisco de Robles y Miguel de Cervantes: Personajes en torno al Quijote

               

(Libro citado. Editado por la Sociedad Cervantina. Director de la edición, Augusto Jurado. C&G Comunicación Gráfica, S.L. 2.007.)

 ……….

……….El libro lo compramos varios compañeros, uno cada uno, aprendices de encuadernador, en rama, es decir, con los cuadernillos sueltos. Luego se hacen las operaciones aquí descritas y resulta lo visto. Piel de cabra roja y papel impreso del que mostré el pasado día. Encuadernación en holandesa por las medidas del libro, 38 x 23 cm., y por ser moderno y de valor relativo.

 ……….

Portada y corte del libro anterior. Encuadernación en holandesa con cabezada bordada blanca

            

(Libro citado. Editado por la Sociedad Cervantina. Director de la edición, Augusto Jurado. C&G Comunicación Gráfica, S.L. 2.007.)

 ……….

……….11. Cubrir el cartón con piel o guaflex.

……….Claro que antes de terminar el libro se recubren las tapas con la piel. Para ello se da engrudo varias veces sobre la piel y con ésta blandita, se recubren las tapas con la piel. Omito los detalles – innecesarios a todas luces – como si fuera fácil,  y ¡zas! hete aquí el libro revestido de piel.

……….Si de guaflex se tratara, por ser el libro moderno y de poca monta, nos evitamos la operación de retocar la piel, claro está.

……….

……….12. Hacer las guardas y terminar el libro.

……….A este libro no me dio tiempo de colocarle las guardas, esas dobles hojas que completan la unión entre bloque de hojas y tapas. Eso nos va a permitir echar un vistazo a unas tapas al desnudo. En este caso lo están por medio lado. Hemos visto el lado bonito. Veamos ahora el lado feo.

……….Se aprecia el cartón gris de fondo, los cuatro cuadrados a la altura de las cuatro cuerdas, los dos agujeros hechos en cada uno para pasar las cuerdas, éstas, la piel (rojo muy oscuro) y el papel que cubre el resto de la tapa. Entre esa tela morada vertical y el papel moteado irá la guarda. Al ser un libro muy grande, la guarda va partida en dos. La unión necesaria la da esa bisagra de tela morada vertical. Es ella la que une la tapa al bloque de hojas. En este caso, la guarda tapa simplemente las fealdades.

 ……….

Tapa interior del libro, sin guarda

(La parte innoble, que lo es por falta de tiempo.)

 ……….

……….Me apena terminar la exposición descubriendo mis “desnudeces” como encuadernador, pero una imagen vale más que mil palabras y el proceso a medias es para los de casa, no para los de fuera.

……….Pues bien, todo esto hay que hacer para encuadernar un libro. No es que sea difícil. Es laborioso.

……….Estoy preparando la serie de 10 ó 12 libros que me propongo encuadernar este curso entrante. Ahora que los tengo destrozados en cuadernillos; fotografiaré uno para ver el antes y el después. Y así veremos todos la diferencia. Hayla, hayla.

……….

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *