Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Comunicación de Sigma 2

Comunicación de Sigma 2 para la Tertulia de igual número

.

.

        Estimado Sr. Conde:

        En primer lugar agradecerle el tiempo que se tomó en leer mi primer e-mail y en contestarlo con el detenimiento que lo hizo. Le escribo a las tantas de la madrugada, pero tengo la sensación, no sé por que, de que no estoy perdiendo el tiempo. Vayamos al grano.

        ACLARACIONES

        Correctos todos los errores encontrados por usted. En mi descargo he de aducir que ciertas reglas de su método las malinterpreté y mi falta de experiencia en estas lides. Creo que sería capaz de mejorar el resultado. Como he visto que va a describir el proceso de forma más precisa (a eso me refería cuando hablaba de “reglas más restringidas”) por ahora esperaré a conocerlo completamente y poder opinar con más criterio. Por cierto, lo aparecido hasta ahora es de lo más interesante.

        No me explicó el por qué de las alineaciones, a veces a la izquierda y a veces a la derecha, dentro del mismo texto escrito en griego. Sería importante una justificación sólida.

        En mi anterior e-mail se me olvidó preguntarle en que estriban las diferencias entre las versiones griegas del NT que utiliza. ¿Tienen algunos párrafos añadidos o son más bien diferencias en el orden gramatical de las palabras y utilización de sinónimos? Cuando selecciona una parte correcta en un texto, ¿utiliza esta versión para el texto completo o mezcla partes de una versión del NT con partes de otra? Supongo que ya verá dónde quiero llegar.

        No entiendo lo que quiere decirme en el siguiente párrafo de su contestación: “Esas razones las he sacado de un Foro de Filólogos, no son mías, en todo caso he ido a favor de mis oponentes, basta que expongan media docena de razones para sembrar la duda y echar para atrás, creo.” No sé exactamente a que se refiere.

        En otro orden de cosas ¿Está seguro de la que existe ese Algo superior? ¿Ha logrado relacionarse con él o ello? ¿Es algo tangible y puede ser experimentado por cualquiera?

        CITAS

        Esta parte supongo que se le hará más amena. No todo van a ser dudas y preguntas insinuando errores en su trabajo.

        Leía el otro día una obrita (por su extensión) de Schopenhauer, Filósofo que no sé si gozará de su consideración, y me encontré las siguientes “perlas”, que espero que no conozca, porque me llevará un rato teclearlas, que parecen escritas para prólogo de su libro:

        “… ciertamente , no hay una sola opinión, por absurda que sea, que los hombres no hagan suya con facilidad tan pronto como se ha conseguido persuadirles de que es generalmente aceptada. Son borregos que siguen al manso allí donde les lleve: Les resulta más fácil morir que pensar.”

        La universalidad de una opinión no es, hablando en serio, ninguna prueba, ni siquiera una razón para hacerla más verosímil.”

        “Lo que se llama opinión universal es, considerado claramente, la opinión de dos o tres personas; nos convenceríamos de ello si pudiéramos observar la formación de una de estas opiniones universalmente válidas. Veríamos entonces que son dos o tres personas las que al principio la adoptan o plantean y afirman, y con quienes se fue tan benévolo de suponer que la habían examinado bien a fondo: Sobre el prejuicio de la capacidad suficiente de éstos, otros fueron a su vez adoptando la opinión; y, por su parte, a éstos les creyeron muchos otros cuya indolencia les aconsejó mejor creer que comprobar fatigosamente. Así creció día a día el número de tales partidarios indolentes y crédulos:

        Pues como la opinión ya tenía un buen número de voces a su favor, los siguientes partidarios pensaron que sólo la podía haber conseguido gracias a lo bien fundado de sus razones. Los que quedaban fueron viéndose obligados a admitir lo que era generalmente admitido, para no pasar por cabezas inquietas que se rebelaban contra opiniones de universal validez y sujetos impertinentes que pretendían ser más listos que el mundo entero. En este punto el asentimiento se convierte en una obligación.

        De ahí en adelante, los pocos capaces de juzgar se ver obligados a callar y a quienes les está permitido hablar son aquellos que son totalmente incapaces de tener opiniones propias y un juicio propio, que no son más que el mero eco de opiniones ajenas, no obstante lo cual son defensores tanto más celosos e intolerantes de las mismas. Pues lo que odian en el que piensa de otro modo no es tanto la opinión distinta que éste profesa, como el atrevimiento de querer juzgar por uno mismo. Cosa que ellos jamás se resuelve a hacer y de lo que en el fondo son conscientes.”

        “… un dato histórico, por ejemplo, que se encuentra en cien historiadores pero que, como acaba demostrándose, todos han tomado unos de otros, por lo que, en último término, todo se reduce a la afirmación de un solo individuo.”

        El arte de tener razón.

        Huelgan las explicaciones y espero que le haya gustado.

        SUGERENCIAS

        A la vez que leo sus últimas explicaciones en el blog, visito otros artículos que escribió anteriormente y al encontrar su estudio sobre “Historia Eclesiástica V 28, 13-19. Sobre corrupción de Escrituras” se me ocurrió lo siguiente; si Eusebio arriesgaba tanto como para colocar esta acusación en un alegato sobre corrupción de las escrituras, quizá también hubiese aprovechado la oportunidad de oro que le brindaba la confección del Credo como piedra angular de la fe naciente.

        He buscado en el blog y no he encontrado nada sobre esta oración, que creo que en su forma inicial fue sugerida por el mismo Eusebio y, después, modificada de acuerdo con la decisión final de los obispos en el concilio de Nicea, proceso muy similar al que describe en su blog para todo el NT. ¿No ha encontrado nada en el Credo o aún no lo ha examinado?

        En el segundo caso me atrevería a pedirle que, cuando se lo permitan sus ocupaciones, me hiciese llegar los resultados de aplicar sus métodos a este texto, bien por e-mail o por su página web.

        Y siguiendo con Nicea, creo haber entendido (a veces me veo obligado a leer textos en inglés, que no es lo mío precisamente) que para defender sus ideas Arrio las “cantó” ya que, el ponerlas música, era el modo que utilizó para hacerlas llegar más fácil y rápidamente al mayor número de cristianos posible. Así que, partiendo de esto y de que la nueva religión de Constantino se basaba en parte en el mundo religioso judío, mundo en el que la lectura de las escrituras en hebreo se hace siguiendo un patrón musical (rítmico sería más adecuado), se me ha ocurrido la posibilidad de que al menos algunos escritos del NT estuviesen estructurados de manera que pudiesen ser fácilmente cantados, lo que daría a la liturgia cristiana una más rápida divulgación, a la vez que le añadiría un componente de grandiosidad y solemnidad muy atractivo para todo el mundo (sólo hay que ver las hermosas creaciones musicales del mundo cristiano con fines únicamente sacros).

        No sé en qué forma pudo contribuir a esto el mundo grecolatino, porque desconozco hasta dónde la música formaba parte de las religiones o ideologías paganas, pero el hecho de una “cantilación” de los textos sagrados quizá podría arrojar cierta luz al hecho de la división de éstos en versículos o en fragmentos, que ayudasen a fijar o recordar el ritmo de la lectura. Si la idea le parece sugestiva quizá usted pueda profundizar en ella y ver si tiene algún fundamento.

        El hablar de Arrio y de Nicea me provoca una duda y de nuevo voy a intentar abusar de su amabilidad. ¿Qué sentido tiene la “creación” de una herejía en una religión fabricada “ad hoc”? ¿Qué ocurrió según su parecer? ¿Existieron todos aquellos obispos o fueron un invento? ¿Existió el arrianismo llegando hasta tiempos de los godos? Si estas preguntas están contestadas en su libro sobre Simón, no me conteste, porque ya lo han localizado en una Librería y lo compraré. En caso contrario me gustaría saber lo que pudo ocurrir.

        Bueno, he vuelto a ponerme pesado. Como no escribo todo esto el mismo día, pierdo la noción de la longitud del e-mail y empiezo a añadir temas nuevos, con lo que creo que acabará temiendo mis envíos.

        Muchas gracias de nuevo por su “sacudida” intelectual. Independientemente de si termino “comulgando” con sus ideas o no, me ha abierto puertas que llevaban cerradas bastante tiempo y siempre es agradable despertar inquietudes dormidas.

        Afectuosamente,

                Sigma.

.

Comunicación de Sigma 2

.

Comunicación de Sigma 2  Comunicación de Sigma 2  Comunicación de Sigma 2  Comunicación de Sigma 2  Comunicación de Sigma 2  Comunicación de Sigma 2  

Comunicación de Sigma 2  Comunicación de Sigma 2  Comunicación de Sigma 2  Comunicación de Sigma 2  Comunicación de Sigma 2  Comunicación de Sigma 2  

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *