Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Comunicación de Sigma 3

Comunicación de Sigma 3, previa a la Tertulia de igual número

 

 

 

………. ¿Qué tal Sr. Conde?

………. Últimamente le veo muy ocupado, describiendo sus métodos, defendiendo sus teorías y parece que escribiendo, o preparando, un nuevo libro. Me alegro de que pueda atender tantos frentes y del cuidado y la atención que pone en ellos.

………. En su ultima respuesta me decía que “no he sabido nada de ese Credo” y que no lo tenía. Pues aquí está y no uno sino tres. Ya sé que soy un poco pesado, pero he llegado a quererme. Tal vez usted también lo consiga.

………. En su “Capítulo Vigésimo La ola de visión mágica que nos invadió” aparecen las siguientes afirmaciones:

……….     “¿Cuál es la razón profunda de que la sociedad occidental se haya apartado mayoritariamente de la religión oficial? Que han dejado de darse las condiciones vigentes cuando se definió la manera de pensar que debía tener el Imperio. La sociedad occidental haya ido adquiriendo confianza en sí misma. Ha accedido a la cultura, ha cursado estudios. Y, con la formación, ha superado la visión mágica de la vida.”

………. Estas afirmaciones ya las había leído en alguno de sus artículos con anterioridad y estuve a punto de escribirle un e-mail, pero por pereza lo dejé pasar. Sin embargo, su lectura me hizo reflexionar sobre el tema y me gustaría comunicarle mi opinión al respecto, ya que su explicación no me parece una visión realista de nuestra sociedad. De nuevo creo que le invade un “ingenuo optimismo” que, sinceramente, le envidio.

………. Según lo veo yo la visión mágica no ha desaparecido, simplemente ha cambiado de objeto.

………. Usted se basa, para explicar su desaparición, en al menos cuatro factores que han variado con el transcurrir de los siglos y que son la superstición, la esclavitud, la inseguridad y la falta de cultura. Quizá haya más, pues agrega unos puntos suspensivos, pero por ahora analicemos estos cuatro.

………. En cuanto a la superstición, en un mundo en que los videntes y astrólogos hacen su agosto, proliferan los sanadores sin escrúpulos que abusan de la credulidad de la gente y prometen curar lo incurable a precio de oro (la voluntad lo llaman ellos), multitud de personas afirman haber tenido contactos con extraterrestres, ¡incluso haber sido secuestrados y obligados a mantener relaciones sexuales con ellos! (vamos, algo similar a un filósofo estoico que hiciese un viaje hasta Kenya para violar hienas) y cosas por el estilo, no puede decirse que se haya abandonado la visión mágica. Se podrían añadir otras señales como la continuación del rito bautismal en los recién nacidos. A pesar de los pocos cristianos practicantes entre los padres actuales, los niños bautizados siguen siendo mayoría. O también el hecho de que en E.E.U.U., país abanderado de nuestro actual “modus vivendi”, haya resurgido con gran fuerza la faceta más extrema del cristianismo, hasta el punto de colocar a “fabricantes de Guerras Santas” en el poder, a los que Mesopotamia no se les atraganta, a diferencia de lo que le ocurrió a Marco Aurelio.

………. La esclavitud, como tal, sí ha sido erradicada del mundo occidental. Sin embargo, mucha gente está dispuesta a “contratar” emigrantes a cambio de lo mínimo. Es un problema que empezamos a vivir en nuestro país, pero los adalides de Occidente lo conocen desde hace ya tiempo. Que algo esté castigado por la ley no quiere decir que sea repulsivo para todos. Sobre la doble moral individual, en función de sobre quién se aplique, uno mismo o los demás, se podría hablar largo y tendido. Lo conocerá bien, lo de la paja en ojo ajeno.

………. Qué decir de la inseguridad, con personas suicidándose en masa, depresiones, complejos de inferioridad y otros trastornos, fruto en parte de nuestro ritmo de vida, y que desembocan cada vez con más frecuencia en violencia racial, doméstica, etc. No creo que el individuo occidental actual pueda calificarse de seguro y autocontrolado. El simple hecho de las consultas a astrólogos y videntes, nos da otra idea de la seguridad que opera en nuestro ánimo. También es interesante ver nuestros métodos de autoafirmación en condiciones tensas (si conduce, cometa un pequeño error en carretera o roce el coche a alguien y no digamos nada de si lo hace una mujer).

………. Finalmente el tema de la “cultura” es el más doloroso. Entramos ahora en el proceloso mundo de los sustantivos y adjetivos de significado ambiguo, así que pondré especial cuidado en hacerme entender con la mayor precisión posible.

………. Usted escribe: “Ha accedido a la cultura…Y, con la formación, ha superado la visión mágica de la vida“, es decir que el acceso a la cultura nos permite enjuiciar las cosas con mayor claridad para distinguir lo cierto de lo falso, lo bueno de lo malo… Parece equiparar la “cultura” al “ojo clínico” necesario en un investigador de ideologías. Algo así como un “ojo clínico” para todos es lo que conseguimos a través de la “cultura”. Bien, aclaremos a donde nos lleva esta “cultura”.

………. Una persona pude conocer y disfrutar plenamente del Anillo de los Nibelungos de Wagner y acto seguido pegarle un tiro en la cabeza a un judío. ¿La llamaríamos culta? No, según su idea. Desde luego afrontar El Anillo con placer requiere amplios conocimientos, no sólo musicales, así que diremos que esta persona posee conocimientos, pero no la “cultura” del “ojo clínico” que nos permite diferenciar y elegir lo correcto.

………. Sir Isaac Newton, una de las cumbres intelectuales de la Historia de la Humanidad, creía firmemente en la existencia de dragones. La “cultura” tampoco le iluminó en este aspecto. Acumulación de conocimientos de nuevo,  ya que no distinguió lo real de lo mágico.

………. Pongo estos ejemplos para evidenciar la ambigüedad de la expresión “tener cultura”. Así que por un lado tenemos la “cultura”, que en mi opinión usted asimila a un “ojo clínico” adquirible por todo el mundo (la sociedad), y por otro la posesión de conocimientos. Esta posesión parece no ser clave en el discernimiento de ciertas facetas. Por un lado posesión de conocimiento, por otro la “cultura” que nos alejaría del mundo mágico.

………. Establecida esta diferencia, me atrevo a decir que tenemos gran cantidad de conocimientos, pero nos falta “cultura”, tanta, si no más, que la que ha faltado a la Humanidad en otros momentos de la historia (deberíamos acabar ya con el mito del progreso ininterrumpido). ¿Por qué?

………. Quizá un factor importante sea nuestro sistema educativo, basado en la dinámica ATRACÓN – VÓMITO. Para lograr aprobar un curso, o conseguir un título, el método a seguir es el memorizar la mayor cantidad de datos el tiempo suficiente para “vomitarla” en el examen. Más que un proceso de aprendizaje parece una apuesta. Después del examen sólo quedan vestigios de lo que debería ser el dominio de la asignatura. El que un alumno apruebe un examen debería ser un medio para saber si éste ha adquirido los conocimientos necesarios sobre la materia en cuestión y los ha aprehendido, incorporándolos a su pensamiento y pudiéndolos usar en adelante para construir una imagen personal, y critica al mismo tiempo, de lo que le rodea. Sin embargo, este medio acaba convirtiéndose en un fin, que, una vez alcanzado, carece de interés. Aprobar es la meta, no aprender. No hay tiempo ni ganas para digerir la información (no en vano a los estudios se les denomina “carrera”). Nadie nos inculca el placer de aprender y utilizar lo aprendido. Acabamos con muchos conocimientos, pero sin “cultura”.

………. Una vez analizados los cuatro factores que enumera, la imagen que obtengo de nuestra sociedad no es especialmente halagüeña, y si en algunos aspectos no cabe duda de su superioridad frente a civilizaciones pretéritas, en otros nos encontramos igual si no peor. Y sólo he esbozado el gran problema de nuestra civilización. Apoyándome en esto pienso que no estamos en un momento especialmente brillante que nos esté conduciendo hacía la sustitución del cristianismo por algo más próximo a la Verdad.

………. Entonces, volviendo de nuevo a su pregunta en el Capitulo Vigésimo:

………. ¿Por qué los escritos que hemos analizado fueron aceptados durante quince siglos y han sido dejados progresivamente de lado por gran parte de la sociedad contemporánea?

………. Pues se abandonan porque se sustituyen por otras cosas. El cristianismo ha estado ahí durante mucho tiempo, pero siempre ha tenido que luchar contra ataques externos. El hecho de basarse en unos textos con un ideario heterogéneo le ha valido para justificar todo tipo de decisiones, desde las más sublimes a las más abominables. A medida que sus enseñanzas se fueron cuestionando, adaptó sus interpretaciones de los textos y los retorció hasta afirmar que donde decía blanco quería decir negro. La Ciencia arañaba su exterior (Galileo cuestionaba la literalidad de la Biblia y por eso lo juzgaron, no sólo por el movimiento terráqueo), pero la religión lo soportó durante siglos.

………. Cuando la Ciencia atacó con más empuje, primero se recurrió a la fe, luego se aceptó la no literalidad de los textos y en la actualidad, en algunos cursos sobre Escrituras, la Iglesia ha hecho suya la que suele ser su mayor pesadilla: la interpolación. La utilizan “ad libitum” y eliminan lo que no interesa. El recurso a la fe y las interpolaciones de doble filo, creo que hubieran dado muchos años de tranquilidad a la Iglesia, de no ser porque un enemigo que llevaba ya un tiempo gestándose estalló incontroladamente en Occidente. Pero este enemigo que venía a sustituir al cristianismo en la mente de los fieles no se basaba en la Verdad ni en la “cultura”. Buscaba lo mismo que el cristianismo, y que muchas religiones, y tenia nuevos métodos a su disposición. Si en el cristianismo algunos habían encontrado un trocito de Verdad y aun siendo pocos hicieron algo bueno y positivo, en el nuevo sistema controlador no creo que nadie encuentre algo de valor.

.

Comunicación de Sigma 3

.

………. Occidente es hoy en día una aldea global en la que sus caciques lo tienen todo controlado. Para ello utilizan un instrumento que tiene ya años, pero que han perfeccionado y aprendido a utilizar: los medios de comunicación. Como todo en esta vida, el mejor invento del mundo logramos convertirlo en la peor pesadilla. Lo que debería ser una herramienta para distribuir “cultura”, se convierte en un elemento de uniformación, de control y creación de opiniones y de todo lo que se nos pueda ocurrir. Los medios de comunicación, con la TV al frente, son hoy en día nuestro Dios. Nos dicen cómo tenemos que vestir, cómo tenemos que pensar, quién es buen músico, quién es un “buen intelectual”, qué debemos comer, dónde debemos comprar… Si un escritor escribe un libro más le vale aparecer en los medios, pues si no lo hace no ha escrito nada (¿Le suena esto?). La calidad de su obra es secundaria o incluso cuanto peor sea, mejor. Vivimos alienados. Es más fácil que nos digan lo que debemos pensar, que ponernos a pensar por nosotros mismos. Además nadie nos enseña cómo se hace.

………. Seamos positivos. Quizá nos estén inculcando una mentalidad mejor. Pues no lo parece. Los medios nos empujan en dos direcciones a cuál peor.

………. Una de ellas es la importancia suprema de la imagen. No importa tu interior, sólo lo que los demás ven. No puedes ser gordo, no puedes ser viejo, no puedes ser pobre, no puedes ser feo, no puedes quedarte en casa en vacaciones, no puedes tener un coche pequeño… El camino hacia el éxito es claro, lo tienes ahí, al alcance de la mano, en las estrellas de Hollywood, en las modelos de las pasarelas de moda, en los concursantes de Miss y Mister lo que sea, en los famosillos de turno (curiosamente, se permite ser ridículo para alcanzar la fama). Tienes que ser así y si no lo eres, eres una mierda, estás muerto, no vales nada.

………. Hay una manera patrón de divertirse. ¡Síguela! No importa que no te guste el tabaco, el alcohol, las drogas, la velocidad. ¡Síguela! Hay una belleza patrón. ¡Consíguela! No importa que tu cuerpo se resista. Haz dieta. Haz deporte. ¡Castígate! Para estar bella hay que sufrir (como lo de la letra con sangre entra). Puedes conseguirlo todo. Que quieres ser un gran cantante; tres meses en la tele. Que quieres ser famoso, tres meses siendo vulgar en la tele. ¿Para qué esforzarse si es tan fácil?  Ahí tienes a tus ídolos. No pienses, ¡síguelos! Para pensar ya se juntaran unos contertulios con “pedigrí” que lo mismo saben de política interior, que de exterior, que del tiempo, que de geometría. Es decir, nada de nada. Pero que más da, lo dicen con convicción, con autoridad, y si están en los medios por algo será. Seguro que se le ocurren más ejemplos.

………. La otra dirección es este mensaje: ¡Consume! Como ve, todo son imperativos. Es muy sencillo. Cualquiera puede seguirlos. Y es coherente con la prioridad de la imagen. Si tienes vacaciones, cuanto más lejos mejor. Ni se te ocurra ir a tu pueblo. Que vulgaridad (perdón, cutrez). Debes ir a países lejanos, moverte por el circuito acotado para turistas adinerados, y traer de vuelta una visión objetiva y completa de la situación del país, de la idiosincrasia de sus gentes y, de paso, la solución para sacarlos del Tercer Mundo: que no sean tan vagos y que tengan menos hijos. El coche grande, al menos mayor que el del vecino. Y que corra. No tenemos tiempo que perder, somos personas plenas, con muchas ocupaciones. Cada segundo es vital. A ver si nos vamos a perder el principio de La Granja de los Famosos. Y gastar. Gastar mucho. Tener, también mucho a ser posible.

………. – Yo tengo 50 películas en DVD.

………. – Pues yo más.

………. Ni les gusta el cine, ni las han visto, ni merece la pena verlas pues son de la nueva hornada “todo efectos especiales”, pero eso no importa. La cuestión es tener. La cuestión es gastar. De nuevo el medio convertido en fin. No obtenemos el placer de lo que compramos, sino que lo obtenemos comprándolo. Y lo mejor de todo es que es un placer efímero. En cuanto acabamos de comprar necesitamos empezar de nuevo. Suerte que haya tantas cosas que elegir. Ya las amontonaremos. (No estoy criticando a los demás, esto me ocurre también a mí y eso que veo el problema. Ya le dije lo de los libros y discos “vírgenes”).

………. ¿Dónde están los placeres que duran toda la vida? Leer un libro (ni de coña, como mucho El Código Da Vinci” y porque los medios dicen que lo ha leído todo el mundo), oír un buen disco (bueno eso sí el del nº 1 de los cuarenta y sólo esa canción, y sólo hasta que deje de ser nº 1), viajar al pueblo de al lado y charlar con algún paisano sobre su forma de ver la vida, sus costumbres, sus creencias y procurar aprender de lo que oímos (jo, mejor me voy a Cuba 7 días e investigo porque están tan mal, mientras me beneficio al cubanito o la cubanita de turno), sentarse a pensar y tener una idea nueva, que aunque no sea brillante es tuya y sólo tuya (tu estás loco, pero qué manera de perder el tiempo, habiendo un bar abierto), dialogar con la familia (bien por fin algo normal. El otro día hablábamos mi mujer y yo sobre los calzoncillos del Izaguirre. Es superingenioso), y otros tantos placeres que cada cual podría buscar según sus preferencias (¿Buscar? No tengo tiempo, pónmelo más fácil).

………. Fácil, esa es la palabra, que el placer no requiera esfuerzo. Consumir no requiere mucho. Nuestros esfuerzos hay que enfocarlos en ganar el dinero para consumir y en conseguir la imagen que nos dará el éxito, consumiendo claro está.

………. Sinceramente, me gustaría que es su contestación me dijese:

………. – Te equivocas Sigma. Las cosas no son así. No están tan mal.

………. Pero así es como yo las veo. Estamos tan ocupados siguiendo las directrices que nos dan, que no exigimos nada a nuestros gobernantes y mantenemos en marcha el sistema de consumo masivo de productos basura. No nos hemos convertido en personas sin criterio porque lo hemos sido siempre, antes del cristianismo, con el cristianismo y, por ahora, después del cristianismo. Nos dejamos manejar, quizá nos guste o sea genético. No exigimos, nos conformamos con lo que nos dicen que es bueno, no nos paramos a comprobarlo. En nuestro mundo la palabra “calidad” está ausente en todas las facetas. Nos movemos cual ovejas, en rebaño, y de eso estoy seguro porque lo veo todos los días en muchas personas. No sé si algún día mejoraremos.

………. La parte positiva es que las respuestas están ahí. Están por todas partes. Incluso en la televisión (también aparecen cosas buenas). Hay un anuncio que pregunta ¿De qué sirve la potencia sin control? Y pregunto yo ¿De que sirven los conocimientos sin Inteligencia o “cultura” o lo que sea? No sólo hay que acumular pasivamente conocimientos. Hay que usarlos, hay que ser activo y utilizar nuestra inteligencia. El saber usar nuestros conocimientos es lo que nos puede hacer mejorar, pero es difícil y a nadie le interesa que cada individuo de la sociedad “piense“. Si se hubiese puesto empeño en conseguir individuos con criterios viviríamos en un mundo diferente, pero no interesa porque al que manda le gusta mandar y mandar a un igual o aun superior es difícil. Como decía un pastor (religioso) de una película inglesa: Señor, dame FORTALEZA para cambiar las cosas que no me gustan, PACIENCIA para soportar las que no puedo cambiar y SABIDURIA para distinguir unas de otras.

………. Gracias de nuevo y un abrazo de

                Sigma.

Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3

Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3

Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3

Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3

Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3  Comunicación de Sigma 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *