Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Conocimiento 101

Veremos en este artículo, “Conocimiento 101”, los frutos del Conocimiento. Que nadie piense que con estos cuatro artículos va a conseguir el Conocimiento. Para eso hace falta cursar toda una Carrera, más larga aún que la carrera de Medicina … Pero sepa al menos que ya está en una Universidad donde se cursa.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 8-11-2.006

.

……….Hemos escrito mucho sobre el Conocimiento, lo que ha cabido en tres artículos, pero no hemos entrado a fondo en el meollo del mismo. Trataremos de hacerlo hoy y, a la vez, de ser breves. No queremos que nadie piense que hacemos propaganda del Conocimiento. Sólo intentamos describirlo y que se aprecie lo que hemos perdido como sociedad cuando nos lo robaron. Porque fue un robo. Alguien que no tenía algo, algo que no era suyo, que no le pertenecía, se lo apropió y lo destruyó, lo hizo añicos, y prohibió su uso a toda la sociedad civilizada de entonces. 

……….Lo penoso del caso es que un ladrón se aprovecha de lo que roba. Eso si es un ladrón medianamente avispado. Un ladrón, que además de ser ladrón sea retrasado de mente, es capaz de robar una colección de joyas de una mansión ajena y luego lanzar el saco con el botín a las profundidades del mar. En tal caso, los dueños de la mansión se quedan sin joyas, el ladrón no sabe apreciarlas y se queda asimismo sin ellas, y el mundo pierde unas obras de arte. Nadie gana, todos pierden. Eso es un robo estúpido. Pues, eso.

……….El Conocimiento existía a principios del siglo IV en el Imperio romano. Los que lo persiguieron y destruyeron, como el ladrón de las joyas, eran incapaces de valorarlo y apreciarlo. Llevados de sus imaginaciones perdidas, ordenaron sustituirlo por otra cosa que supuso una pérdida ingente. Veamos ya qué daba el Conocimiento al ser humano.

……….El Conocimiento es la educación para la existencia. Se le llama también Sabiduría, porque el que lo alcanza y se hace con él, cambia su postura ante el mundo de manera que las vicisitudes del mundo no le afectan, no la hacen perder la paz interna, ni le encolerizan, ni le entristecen. El Conocimiento supone lograr un tremendo control sobre la propia mente, un control absoluto, a tiempo completo. Puede uno imaginar que tal logro excede a la capacidad del ser humano, pero esa suposición es una consecuencia de la ignorancia en que se nos ha educado desde hace unos 2.000 años. Y ese control hay que trabajarlo y, para conseguirlo, hay que saber cómo se logra. Y eso sólo lo pude enseñar quien lo haya logrado, no guías fabricado en serie  leyendo libros, sino, como hemos indicado, alguien que aprendió a lograr ese control a lo largo de su vida.

……….La existencia tiene un sentido. El Conocimiento enseñaba cuál era ese sentido. El humano está lejos de logra ese control que evita los disgustos, las preocupaciones, los malos humores, todo lo negativo que nos ocurre en la vida. El Conocimiento enseñaba cómo se logra evitar eso que llamamos adversidades. Todos los humanos anhelan ser felices, estar dichosos, vivir en paz. El Conocimiento daba las pautas que uno debía empezar a seguir para terminar logrando tales metas. Todos los humanos aspiran a encontrar la Felicidad. El Conocimiento es la única vía de hacerse con ella.

……….Pero el Conocimiento nos fue robado delante de nuestras narices. Por eso, hoy en día la mayoría piensa que la Felicidad perfecta, absoluta, permanente, es imposible de alcanzar aquí en la Tierra. Los creyentes creen buenamente que eso les será dado en el cielo, cuando se mueran. Los agnósticos y ateos, por los que siento gran simpatía, piensan que eso es una quimera y que mejor no darle pábulo. Los que buscan (los que buscan el Conocimiento porque saben que existe) saben que eso es posible. Los que no buscan ni se plantean si será posible o no, ellos a lo suyo. De modo que todo el mundo ha tomado ya posiciones en el arduo tema de la Felicidad. Y esas posiciones son personales, respetables, pero muchas de ellas erradas, porque nos falta el Conocimiento. No podemos echar por tierra el hecho de que en Occidente somos unos ignorantes.

.

Conocimiento 101

    Conocimiento y 4

.

……….El Conocimiento, permítame el lector que me repita, es la única vía para alcanzar la Felicidad perfecta, permanente, en vida. Eso significa que, cuando nos lo sustrajeron por un abuso intolerable de poder, nos impidieron alcanzar la máxima meta que el humano proponerse puede. Es como si, al mismo tiempo que nos hurtaron el Conocimiento, nos condenaran a la desgracia colectiva, nos hicieran unos desgraciados de por vida, nos condenaran al sufrimiento a través de la ignorancia.

……….La persona ignorante, y en Occidente lo somos todos – que nadie se haga ilusiones, – enjuicia la vida desde el fondo del pozo de su ignorancia. Allá se tropieza con todos sus semejantes e imagina que vivir en el fondo del pozo de la ignorancia es su sino, su destino, lo normal, lo humano, lo universal. Posiblemente esa pobre personilla seguirá toda su vida enlodada con  las inmundicia del fondo del pozo, pozo inmenso, en el que caben alrededor de tres continentes. Nunca saldrá de él. Vive en un mundo demente, alucinado, en el que a la oscuridad se llama luz y de la luz se dice que no existe.

……….No lo sabe, pero su vida es un absurdo completo. Para que se vea esto claro, para que se comprenda qué significa vivir toda la vida sin educación para la vida, hay que pensar en un mundo en el que tampoco se diera educación ni formación para el resto de actividades. Actividades que son mucho menos universales e importantes que la educación para la vida, que eso es el Conocimiento, y sólo él lo es. Si esa carencia de formación para la vida se diera en otros campos, los médicos no recibirían formación alguna y se confiaría en que, el que quisiera convertirse en médico, fuera aprendiendo y practicando con perros, ranas y moscas, que están a mano, y, de sus personales iniciativas y experimentos, fuera sacando las reglas a aplicar luego a sus pacientes.

……….Lo mismo pasaría con los jueces, que emitirían sus dictámenes y sentencias con lo que pudieran aprender de sus contacto y trifulcas en la vida. Los arquitectos serían los que, desde pequeños, eran aficionados y jugaban con construcciones. Los ingenieros tampoco se formarían en escuelas especializadas, nada de eso, que aprendieran de la vida, desmontando relojes y máquinas de escribir. Y lo mismo para los demás oficios y carreras.

……….Nadie duda de que un mundo así sería retroceder a la Prehistoria, al tiempo en que el conocimiento era desconocido, la ignorancia, patrimonio de la Humanidad, el miedo extendido por doquier, la magia, el remedio para todos los males, el brujo, el más poderoso de la tribu. Pues ésa, amigo lector, es nuestra realidad existencial. Como ya he escrito en este mismo lugar, “somos líderes en tecnología y bebés de pecho en ideología”. Llamando ideología a nuestra formación para la vida. Quienes se supone que nos la han estado dando, son los más torpes de la tribu, los menos lúcidos; de hecho, están ahí para mantenernos ignorantes.

……….Hemos dejado al occidentalito medio enlodado hasta las orejas, en el fondo del pozo, creyendo que lo suyo es vivir allá abajo. Allá seguirá hasta que empiece a sospechar que tal vez haya otra cosa. Cuando nazca en su mente tal sospecha, habrá dado el paso de gigante que  le hará posible el despertar. Algo tan sencillo como eso, sospechar, poner en duda, desechar la propia rutina. Es ésa la chispa que pondrá en marcha el motor, la búsqueda de un sentido a la propia existencia, porque ya malvivir dentro del pozo no la parece digno, no merece la pena, es imposible que ésa sea la meta del ser humano. Y comienza la búsqueda, que primero será inconsciente, para volverse ya consciente cuando alguien le diga algo que le ofrezca garantía de certeza. De la lenta marcha del humano hacia la meta ya hemos dado detalles y hemos visto las posadas y las encrucijadas que el camino contiene.

……….Que a los jóvenes no se enseñe el camino que pueden tomar si se sienten con fuerzas, es de sociedades poco evolucionadas. Que no se hable de evolución, de Conocimiento, de Sabiduría, es un síntoma de penuria existencial. Que una sociedad se quede sin guías y que sea mejor estar lejos de ellos que a su alrededor es como para preguntarse qué le falta a esa sociedad, qué factor esencial, qué cimiento le está fallando en ese pueblo. Y lo que nos falta, ya sabe el lector qué es.

……….Hay temas que da tristeza escribir sobre ellos …

……….

Enlace al próximo dia: Conocimiento en Grecia antigua 102

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

. Conocimiento y 4

. Conocimiento 101    . Conocimiento 101

. Conocimiento 101     . Conocimiento 101     . Conocimiento 101

. Conocimiento 101     . Conocimiento 101     . Conocimiento 101   . Conocimiento 101

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *