Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Conocimiento en Grecia antigua 102 y sus degustadores

………. «Conocimiento en Grecia antigua 102 y sus degustadores» es el primer artículo de una serie de tres. Poca extensión para tan vasto tema …

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 10-11-2.006

.

.

.

…….Después de 4 artículos sobre el mismo tema, debe haber quedado claro de qué hablamos, aunque, no nos hagamos ilusiones, ello va a depender de la actitud del lector. Habrá lectores que ya tenían una postura no proclive a esto del Conocimiento. A los tales hemos de decirles que la mantengan, que no crean nada de lo que lean, tampoco en este blog. Cada uno ha de ser su propio guía en esta vida. Claro que del mayor o menor acierto de cada uno depende lo bien que uno se lo pase en el planeta. ¿Es suficiente el grado de bienestar con la postura que uno adopta en la vida? Siga en ella.

……….En el otro extremo, habrá lectores con los que coincidamos en la apertura a la posible existencia del Conocimiento como guía para la Felicidad plena en este mundo. Tampoco todos esos lectores, abiertos a tal posibilidad, serán devotos fervientes, apasionados amantes y cotidianos practicantes del Conocimiento. Basta la postura de apertura a la posibilidad. Hablo, en suma, de los buscadores. Colocados a distinta altura sobre el nivel del mar común, del mal general, de la anemia social congénita, de «la ola de ignorancia que nos invade» y nos zarandea a su antojo. Mejor dicho, les.

……….Y entre los buscadores y los escépticos, un amplio etcétera, que me sirve para no dejarme a nadie. Y luego el resto del mundo, que, como no lee este blog, no podemos incluir en nuestra estadística y se sale fuera de este estudio. 

……….Conviene adelantar que leer este artículo de corrido, sin seguir los enlaces, es lo recomendado para quien no es demasiado proclive a eso del Conocimiento, para el lector que entra en el blog por curiosidad. Seguir los enlaces, que aparecerán en lo que viene, implica cortar el hilo conductor y adentrarse en temas abstrusos, por lo que sólo deben hacerlo los lectores que realmente quieran profundizar en la cosa ésta.

……….Antes de entrar en materia diré que, personalmente, no me gustan las corridas de toros, las aborrezco. Fui a una, a los 20 años, en los Sanfermines del 65, en que se iniciaba y hacía locuras el Cordobés; me habían regalado la entrada. Y no volví.  Nunca he acudido al campo a ver un partido de fútbol, ni iré. Hay gente a la que no le gusta la música clásica, otros a los que no les gusta el teatro o no les gusta leer. Hay personas que jamás formarán una biblioteca, ni siquiera modesta, en su casa. En todo hay gustos. En esto del Conocimiento, también.

.

Conocimiento en Grecia antigua 102  y sus degustadores

     Hacia la Luz

.

……….No a todos tiene que apetecer el Conocimiento, ya hemos hablado de los niveles, que en estos artículos eran 8, pero que en la web son 4 (!). Pero aprecie el lector algo curioso, de nada sirve clasificar a las personas por su afición a los toros o al deporte por excelencia. Sin embargo la ordenación respecto a la variable Conocimiento nos dice mucho del comportamiento del humano en cuestión. Curioso …

……….Pues bien, quien no «se gusta» del Conocimiento – como dice hoy la gente joven – no lo ve ni aunque se lo pongan en bandeja. Para captar el Conocimiento hay que sentir cierta afinidad o interés por él. De no ser así, toda argumentación es inútil. Quizás por eso no hacemos ningún marketing de la cosa. Y cuando alguien que está iniciándose en estas artes expone que le apetece traer a sus conocidos a las charlas donde tocamos ese tema, suelo decirle lo que leí y me gustó: Calla, el que sabe no habla, y el que habla no sabe”, dicho que creo que es un dicho oriental y, desde luego, sabio. El que predica es un ignorante; el que sabe sólo abre la boca cuando le pregunta uno que quiere saber. El resto del tiempo se conforma con ser, que tampoco es ninguna bagatela.

……….Por tanto, y de  cara al objetivo propuesto – explicar qué es el Conocimiento y conocer por qué tenemos una anemia mayúscula del mismo en este bendito Occidente – entiendo que sólo falta demostrar que esto del Conocimiento era algo que funcionaba ya en Grecia hacia el año 500 antes del cambio de era. Que la antigüedad del Conocimiento en la actual Europa es unos 100 años antes de Sócrates, que tuvo el buen sentido de beber la cicuta ateniense un año después del año 400 antes del cambio de era. Que es algo, el Conocimiento, que se instituyó en las tres Escuelas de Sabiduría que hubo en Atenas, fundadas por los nietos de Sócrates, nietos en el sentido del Conocimiento, y que permaneció así … del orden de 600 años, los que van del año 300 AEC al año 300 EC.

. . Conocimiento en Grecia antigua 1

Enlace al próximo dia: Conocimiento en Grecia antigua 2.

………. . Conocimiento en Grecia antigua 1

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

Conocimiento en Grecia antigua 102  Conocimiento en Grecia antigua 102  Conocimiento en Grecia antigua 102  Conocimiento en Grecia antigua 102

Conocimiento en Grecia antigua 102  Conocimiento en Grecia antigua 102  Conocimiento en Grecia antigua 102  Conocimiento en Grecia antigua 102

Conocimiento en Grecia antigua 102  Conocimiento en Grecia antigua 102  Conocimiento en Grecia antigua 102  Conocimiento en Grecia antigua 102

2 comentarios en “Conocimiento en Grecia antigua 102 y sus degustadores”

  1. Omar Avendaño Gomez dice:

    Buenas tardes.
    Profesor no logro llegar al enlace de Conocimiento en Grecia antigua 2. cada que lo me regresa a conocimiento 1. Me guia por favor y gracias.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Ya está hecho. Cuando le pase algo así, mire a la caja de texto que aparece arriba de la pantalla. Ahí está el enlace; compruebe que pone lo que debe poner. En este caso, la cifra del final era «1», y no «2». Con cambiar sólo eso, ya lo hubiera tenido. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *