Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Curso Segundo de Prácticas

……….. Dos Asignaturas tiene este Curso Segundo de Prácticas. Pero nadie se piense que es un Curso fácil. Puede requerir vario saños cursarlo, tal vez, muchos

Asignatura 4ª: Poner en marcha la Mente Superior.

Asignatura 5ª: Trabajar con el Fondo sin verlo

Curso Segundo de Prácticas

……….Cuando las reglas salen bien, cuando hemos notado una mejoría sensible en nuestro nivel de Felicidad, cuando las piedras más pesadas las hemos tirado y ya no somos unos patosos que andamos, como un elefante en una cacharrería, sin darnos cuenta siquiera de todo el mal que hacemos, entonces podemos pulir más aún. Entonces estamos preparados para empezar a poner en marcha de manera consciente nuestras Facultades Superiores. Y la más fácil de poner en marcha es la Mente Superior. No sólo es la más fácil, sino que es el primer paso en el Mundo Superior. No se puede avanzar hasta la meta del Fondo sin haber logrado éxitos serios con la Mente Superior.

……….Vamos a proseguir la numeración correlativa, tanto de las asignaturas como de las prácticas, con al que empezamos en el Curso Primero. Con ello logramos que las referencias sean más claras, evitando duplicidades.

Asignatura 4ª: Poner en marcha la Mente Superior

……….Para entrar en materia de manera total, debemos leer cuidadosamente, estudiar con detalle y tomar notas en nuestro Cuaderno-Diario todos los artículos que están en la parte final de «El Camino», en rojo. De todos ellos, dejaremos para más adelante los que tengan en su título FondoCorazón Superior o Cuerpo Superior, y estudiaremos todos los demás, porque deben tratar de la Mente Superior.

……….No vamos a ampliar aquí lo que allá se dice de manera reiterada, con distintos enfoques, por parte de varios buscadores que ya la emplean. Tras leer y estudiar todos esos artículos el lector debe haberse ya diagnosticado si él mismo es del tipo mental, sentimental o sensitivo/energético. Esta última característica parece ser menos común. Se trata de saber si se le dan bien los asuntos mentales o si es más sensible a la intuición, a los sentimientos. En una palabra, si se caracteriza por pensar las cosas o por sentir las cosas.

……….Sepa que si es más bien mental, se le dará bien poner en marcha la Mente Superior, pero, en contrapartida, tendrá más dificultades con el Corazón Superior o Fondo, que es lo importante, la Meta Suprema de la Carrera. Viceversa, si es más sensible que mental, va a plantearle alguna dificultad conseguir entender a su Mente Superior y tendrá muchas menos dificultades cuando, en el siguiente Curso, nos pongamos a trabajar el Corazón Superior, o Fondo. Pero, sea uno/a mental o sentimental, ha de poner en marcha su Mente Superior.

……….No podemos decir aquí que poner en marcha la Mente Superior sea cuestión fácil. En general es difícil, porque se trata de poner en marcha una manera de percibir que es sutil, que se escapa, que no estás seguro, sobre todo al principio, máxime si uno no es mental por naturaleza. Pero resulta de imprescindible ayuda para saber más sobre uno mismo y para poder preguntar y saber dónde debemos afinar y pulir. Hay detalles pequeños que sólo la Mente Superior nos puede decir qué queda por corregir.

……….Y la segunda característica importante de la Mente Superior es la Fuerza que comunica para mejorar aquello que debe ser mejorado. Ésa es la razón por la que resulta imprescindible para acometer el Tercer Curso, que será, precisamente, poner en marcha el Corazón Superior, o Fondo. Pero para pretender lograrlo debemos haber cogido el hábito de dialogar con nuestra Mente Superior como charlamos con el vecino cuando nos lo encontramos en el rellano de la escalera.

……….Por todo ello, el buscador necesita poner en marcha la Mente Superior. Las fases que probablemente pasará en este trabajo serán éstas:

  1.  Recibirá respuestas que no sabrá si es la Mente Superior o su mente cotidiana, la inferior, la que emite tales ideas. Eso si recibe ideas. Si recibe imágenes, por consultar con los ojos cerrados o porque es más sentimental que mental, tendrá que preguntar por la interpretación de algunas de las  imágenes y las respuestas serán ideas, que no sabrá a quién adjudicar. Esto es absolutamente general, les pasa a todos. La solución es insistir hasta aprender a distinguir perfectamente la manera peculiar de operar de la Mente Superior. En esta fase pueden pasarse meses, pero menos que dedos hay en una mano. Si pasan más meses, consultar a la Mente Superior para conocer el propio Historial completo, y saber a qué se debe nuestro andar al estilo caracol. Sea como sea, hay que aceptar nuestro historial completo y meter horas si antes no las metimos.

……….En esta época, las respuestas no son inmediatas. Pueden tardar horas. Una característica que acompaña a los mensajes que vienen de la Mente Superior es la certeza. Se acabó el «creo que«. Con la Mente Superior en funcionamiento uno sabe y «sabe que sabe». Esto puede ayudar a diferenciar. Otra característica es que los mensajes de la Mente Superior comunican paz y son positivos.

……….. Curso Segundo de Prácticas

Curso Segundo de Prácticas

     Curso Segundo de Prácticas (Torrevieja, uno de mis cuadros)

……….. Curso Segundo de Prácticas

  1.  Una vez sepa distinguir las ideas que llegan de la Mente Superior como respuesta a las preguntas que le plantea, se va cogiendo confianza y se confía en dichas respuestas. Se pasa a preguntar cosas más profundas, mas ligadas a la propia evolución. La consulta pasa a ser casi diaria. Se pregunta por las Asignaturas Pendientes y la Fuerza de la Mente Superior ayuda a solucionarlas casi con inmediatez. Se la usa cada vez más, se cuenta con ella como la ayuda principal para mejorar, y para la vida diaria. Ella se convierte en nuestra Guía Interior y con ella aumenta la conciencia de la propia valía. La Autoestima crece hasta límites insultantes. Ella es la mejor aliada para abandonar el Círculo Negativo y vivir casi constantemente en el Círculo Positivo. El cambio que Ella opera en nosotros no se lograr con ningún otro instrumento, de ahí la imperiosa necesidad de hacerse con Ella.
  2.  Cuando se lleva al menos un año – pueden ser varios, según el «historial completo» del sujeto – usando la Mente Superior ésta acaba por convertirse en la mente por defecto. Quiere ello decir que ya no necesitamos preguntarle todo, porque en muchas ocasiones recibimos sugerencias sin habérselas planteado. Eso significa que tenemos las dos mentes operativas, cada una trabajando en su cometido propio: La inferior para las cosas de aprender y la Superior para las cosas de enjuiciar y decidir.

……….Para aprobar esta asignatura no es necesario tener la Mente Superior implantada como mente por defecto. Basta habar cogido tal familiaridad con ella que la usamos con la misma facilidad con la que tiramos de la cadena después de ciertas operaciones. Lo de que se convierta en nuestra mente por defecto puede lograrse en el último Curso de Carrera. Pero conviene lograrlo, aunque ya sin prisa.

Asignatura 5ª: Trabajar con el Fondo sin verlo

……….En el prólogo de la asignatura 3ª ya hemos dicho cómo podemos avivar la Mente Superior y el Fondo. Entonces lo hicimos a base de leer y esperar que la Mente Superior o el Fondo se removieran en nuestro interior; movimiento que debíamos ser capaces de detectar.

……….Iniciamos ahora unas prácticas de otro tipo. El objetivo de las mismas es practicar la desmaterialización, la adaptación de nuestra sensibilidad a hechos o entes inmateriales, relacionados con la Perfección. Son ejercicios preparatorios, no van a garantizar el Contacto, aunque puede que el Contacto con el Fondo se diera al realizar alguno de ellos. No obstante, tal hecho sería fortuito. Lo que nos van a proporcionar es un hábito, escapar de lo concreto e identificarnos con aspectos inmateriales de la vida.

Práctica 8ª

……….Identificación con la Música, con determinada música que a uno le motive, le agrade, le inspire. Para hacer este ejercicio debemos estar solos y saber que vamos a estarlo durante un cierto tiempo, al menos media hora. Se trata de situarnos a solas en una habitación donde podamos poner música a cierto volumen. Nos ponemos la música que hemos elegido, no importa que debamos hacer algún movimiento para volver a oírla.  Relajados, comenzaremos oyendo simplemente la música.

……….Pero se trata de no sólo oír, siendo uno el que oye y otra cosa diferente la música: Hay que lograr fundirse con ella, ser música. ¿Cómo lograr esa identificación? Cantando mentalmente con la música, para lo cual debe ser un disco, casette o CD que conozcamos bien. Hemos de entrar en la melodía, vivirla, cantarla, dirigirla, volar con ella. Ascender o descender con sus notas, con su tono, más suave o fuerte. Cerremos los ojos e identifiquémonos con la música. No se trata de oír la música, sino de SER la música. De volar con ella, de que nos entre en la médula, que nos llegue incluso a emocionar, aunque esto no es imprescindible. Notar su inflexiones, cuando se hace más blanda, más sensible, más dulce o melancólica. Identificar el sentimiento que el Autor quiso expresar en cada pasaje y sentirlo intensamente, porque, recuérdese, nosotros somos esa melodía.

……….Este viaje puede cansar, e incluso agotar. Párese el ejercicio sin llegar al agotamiento. Pruébese con varias melodías. Es frecuente que un determinado Autor tenga varias piezas que nos faciliten la identificación. O es fácil que cierto tipo de piezas nos entren con facilidad, lentas, orquestales, música suave, marchas … Lo tiene que apreciar cada uno.

……….Ni que decir tiene que esa transferencia, que ahora hacemos a esa música que nos gusta y que tan bien conocemos, es el mismo tipo de transferencia que otro día haremos hacia nuestra Esencia o Fondo.

Práctica 9ª

……….Identificación con la Naturaleza. Caben tres variantes, y todas las que al lector se le ocurran. Yo las he practicado a solas y en compañía. A solas, en una excursión al campo, con la familia. Uno avisa y se aleja del grupo lo suficiente como para no oírles. Se busca un rincón recogido, tal vez con un pequeño arroyo si lo hay. Uno se sienta y se pone a admirar la belleza del momento, el silencio, lo frondoso de la naturaleza, el viento que mueve las hojas altas de los árboles. Y uno transfiere su sensibilidad a la naturaleza, uno se vuelve rincón, se vuelve arroyo, se vuelve sombra fresca que acoge al conjunto. Como mínimo, se pasa un rato muy agradable, admirando la naturaleza. Es posible que la Belleza con mayúsculas nos capture algún día.

……….Incluso con la familia se puede practicar otro tipo de transferencia. Claro que es un ejercicio que tiene que agradar a todos los componentes que se incorporen al mismo. Cuando se acercaba el atardecer, un día de verano, nos alejábamos varios miembros de la familia y buscábamos un lugar de cara a poniente. Nos situábamos separados como cinco metros unos de otros. Y sentados esperábamos el ocaso del sol. Se trataba de disfrutar con el espectáculo y de identificarnos con lo que veíamos, con la belleza del momento, siendo cada uno aquello que veía, luz, color, cambio, perfección. Era una práctica habitual, cada día de verano que pasábamos en el campo, al atardecer, antes de preparar la cena, ver atardecer le llamábamos.

……….La tercera modalidad es para hacerla en invierno, cuando los árboles están sin hojas. La práctica consiste en irse temprano a un parque (a fin de que no haya apenas personas a la vista, lo que favorece nuestra concentración) y elegir un árbol que nos diga algo, el más grande, el de forma más perfecta, algún ejemplar que tenga asociado un recuerdo positivo. Ponernos a una distancia desde donde podamos verlo en su conjunto y especialmente a él y buscar la identificación con el árbol. Fijarnos en todas sus ramas, en toda su complejidad, tratar de captar su vida, su respiración y llegar a captar su belleza, identificarnos con él.

……….He practicado una cuarta forma de transferencia, con un paraje de mi ciudad que me traiga recuerdos gratos. Si uno trabaja durante la semana, el sábado por la mañana, temprano, cuando aún apenas hay transeúntes por las calles de la ciudad vieja, llegarse a un rincón de la ciudad al que uno tenga cierto cariño y disfrutar de sus fachadas, de su sombra, de los tejados recortados sobre el cielo. Tras disfrutar del momento, transferirse el tiempo pasado, cuando ese pasaje formaba parte de nuestra vida hace muchos años. Se trata de identificarse con el pasaje y ver pasar la vida, a los humanos y sus afanes, sintiéndose ser la permanencia, el espacio y el tiempo a la vez. Es dejar de ser uno para ser capaz de contemplar a los humanos que vivieron en torno a uno.

……….En estas prácticas uno sale de sí mismo o de la habitación en que está y se olvida de su entorno inmediato para transferir sus sentimientos, su mente, todo su ser salvo su cuerpo físico a algo tan inmaterial como la Belleza, la Perfección, la Grandiosidad, la Música, la tranquilidad, la soledad, el color, etc. El contacto con el Fondo exige un tipo similar de transferencia, hemos de «salir» de nuestro cuerpo físico e identificarnos con algo perfecto, pleno. Hacernos uno con él, como nos hacemos uno con la Música, la Naturaleza o un atardecer.

……….Una advertencia final, si alguna de las prácticas propuestas aparece como rechazable, como un poco absurda, déjese de lado. No hay que forzarse a hacer algo que uno rechaza internamente. Practíquense las demás. Y con esto hemos finalizado las Prácticas que pueden ayudar a volvernos sutiles, etéreos, trasferibles, inmateriales. Si se analizan ahora en su totalidad, se verá que tienen en común ese desasimiento de lo que toda la vida hemos creído ser para ascender y pasar a sentirnos otra cosa, algo mucho más inmaterial y sutil, para ser … casi nada, algo tan inaprensible como una melodía. Para volvernos uno con el Fondo es preciso una transferencia de este tipo.

……….Deben hacerse todas estas Prácticas y comprender que hemos conseguido un fruto global: Descubrir, por haber puesto en marcha, facultades que no habíamos pensado antes en ellas. Facultades internas, apenas practicadas con anterioridad. Una capacidad de percibir que no usa los sentidos físicos como medio de captación. No importa que no sepamos de dónde vienen esas capacidades. Estamos tratando de desarrollar las facultades sutiles y, como son sutiles, no se sabe muy bien como son. Si se supiera, serían diáfanas, flagrantes. Pero no, son sutiles.

……….¿Cuándo se puede considerar aprobada esta asignatura de desmaterialización, de unión anímica con ciertas formas de Perfección? Debemos haber tenido éxito en varias de las prácticas. No es necesario tenerlo en todas, para sí en la identificación con la Música y con alguna forma de la Naturaleza.

……….Cabe sustituir la Música o la Naturaleza por otra faceta

de la vida que contenga PlenitudPerfecciónBellezaArmonía. Por ejemplo, algún buscador puede ser especialmente sensible a la Pintura o a la Escultura. Y extasiarse ante un paisaje de Corot, o ante una estatua de Rodin. Esas facetas podrían sustituir a las que aquí se han puesto como modelo, la Música y la Naturaleza.

. Curso Segundo de Prácticas

Curso Segundo de Prácticas ————————————- Curso Segundo de Prácticas

……….Y ya no hay más asignaturas en este Curso.

.……….. Curso Segundo de Prácticas  Curso Segundo de Prácticas

Siguiente artículo: Curso 3º de Prácticas

.……….. Curso Segundo de Prácticas

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………. . Curso Segundo de Prácticas

© Copyright Fernando Conde Torrens

. Curso Segundo de Prácticas

. Curso Segundo de Prácticas

. Curso Segundo de Prácticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *