Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Decir siempre la Verdad

……….Desde hace mucho tiempo he defendido que un Maestro es alguien que sólo puede decir siempre la Verdad, que nunca se equivoca. Por eso les he llamado en algún sitio Maestros de Sabiduría, porque la tienen. Y lo he dejado escrito en libros, como «El Grupo de Jerusalén«. Esta afirmación ha encontrado oposición, ha tenido algunos detractores. Los cuales no sé si reconsiderarán su postura a la luz de lo que estamos definiendo últimamente.

……….Evidentemente, todos los Maestros que han existido, como Sócrates, Plotino, Dun Scoto, Khalil Gibrán o Antony Blay, tenían la Mente Superior desarrollada y funcionando full time, máxime cuando dejaban huella por escrito de sus convicciones profundas. Por eso todos coinciden en la descripción de la Realidad, aunque lo expresan de modos diferentes, con palabras distintas, pero en las que subyace la misma exposición. Ha sido una tranquilidad poder entender el mecanismo explicativo de este hecho.

……….

 Decir siempre la Verdad

      Decir siempre la Verdad

.

……….Claro que para darse cuenta de eso uno tiene que tener implantada también la Mente Superior y usarla en el día a día. Hace muchos años, cuando buscaba en solitario la Verdad Universal, y por haber empezado interesándome por Ella, por el Saber, puse en marcha dicha capacidad sin saber que existía. Por aquel entonces leía bastante y estaba leyendo a Erich Fromm, «El arte de amar«, «El miedo a la libertad«, «Seréis como dioses«, «La  condición humana actual» … y me di cuenta de que por no sé qué motivo yo sabía cuándo Fromm acertaba en su exposición y cuándo se equivocaba. En un primer momento me sorprendió el hecho. ¿Quién era yo para enmendarle la plana a Erich Fromm …? Llegó un momento en que me entró cierto recelo de por qué tenía que pasarme aquello a mí. Que tal cualidad me pudiera crear problemas en la vida. Superé aquel temor.

……….La Mente Superior se pone en marcha cuando uno se interesa por el Saber, por saber cómo son las cosas trascendentes. Y lo hace de manera solapada, de incógnito, sin aspavientos. Y hace que cuando lees un escrito ideológico te resulte meridianamente claro qué idea pertenece a la Verdad Universal y qué otra contigua es basura, morralla, relleno, visión mágica. Por eso, leer un texto ideológico, como … los Evangelios, o las Cartas de Santiago, o las de Juan, puede ser un ejercicio inmejorable para detectar el grado de implantación de la Mente Superior en uno mismo y/o promover el desarrollo de la Mente Superior.

……….Bastaría con decirle antes interiormente: «Indícame qué es Verdad y qué no lo es.» Ya hemos dicho que en  el mundo sutil el observador se confunde (confundir en el sentido de fusionar, no de equivocarse) con la cosa observada, de forma que la Verdad se funde con uno cuando la Mente Superior habla, aunque su lenguaje es más un sentir que un oír, desde luego. Las convicciones profundas se sienten con todo el cuerpo,. Así habla la Mente Superior. Sería más preciso decir que así se comunica la Mente Superior.

……….Procuraremos – aunque sea un poco caóticamente, pero conforme van apareciendo los hallazgos – ir dando pistas de cómo poner en marcha esa maravilla de la Naturaleza que es la Mente Superior, dando cancha a personas que la emplean, por haberla desarrollado. Lo penoso tal vez sea que siempre ha estado ahí, esperando que le echemos mano …

………. Decir siempre la Verdad

Foto http://www.freejpg.com.ar                         Siguiente artículo: La continuidad.

………. Decir siempre la Verdad

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………. Decir siempre la Verdad

Copyrigth (c) Fernando Conde Torrens    90

………. Decir siempre la Verdad

………. Decir siempre la Verdad

………. Decir siempre la Verdad

3 comentarios en “Decir siempre la Verdad”

  1. Jorge dice:

    Hola Fernando,

    Ya sé que lo habrás oído muchas veces, pero bueno voy a decirlo. El problema está en lo que es la verdad. Como he dicho en otra ocasión me encanta la paradoja. Pongo un ejemplo 1 más 1 es 2 y a la vez 1 más 1 es 1. Esto que puede parecer absurdo es cierto. Las dos soluciones son ciertas a la vez. La segunda desde el punto de vista que todo está en el Todo (y este Todo se identifica con el Uno).

    Un fuerte
    abrazo

  2. Es la Mente Inferior la que pone todos esos ejemplos que se meten sancadillas unos a otros.La que cree que se la sabe todas.La que pone los peros y la que nos descarria y obstaculiza el buen Norte de nuestro Sendero.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Hola Roberto: La mente inferior es la mente heredada del nivel animal. Es la mente de la superviviencia, la que nos ha servido para preservarnos de los muchos peligros que nos han acechado en nuestro largo pasado. Por eso desconfía de todo y ve enemigos en todos.

      «Cree que se las sabe todas» porque durante muchas existencias ha sido la única que funcionó en nosotros. Todavía sigue siendo la única que funciona en muchas personas.

      «Pone los peros», como dices, porque su misión ha sido desconfiar del entorno, para salvarnos la vida. Y sigue igual, no sabe hacer otra cosa. Eso valía antes: ahora hay que funcionar con la otra.

      «Nos obstaculiza y descarría». Es cierto, pero es porque la usamos para lo que no se debe usar. Para la toma de decisiones se debe usar la Mente Superior, pero para eso hay que desarrollarla. Y para eso hay que ser buena persona. Cumpliendo las Reglas y viviendo en el Círculo Positivo se ponen las bases para que ella crezca. Adelante.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *