Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Dehir el Bahari beta

En este artículo, «Dehir el Bahari beta», veremos una vista general de los enterramientos que allí tuvieron lugar y una par de estatuas de los principales Faraones que allí yacen.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 30-10-2.005

.

……….Estamos en Dehir el-Bahari, donde dijimos que había dos Templos funerarios y medio. Templos que vimos ya ayer. Hoy completamos la visita con una vista de conjunto del yacimiento, del lugar de enterramientos reales.

……….Nos faltaba una vista panorámica, para poder captar la magnificencia del escenario, la inteligente elección de Mentuhotep II, fundador del Imperio Medio y cuyo nieto, Mentuhotep IV, iba a ser sustituido, quizás de mala manera, por el visir astuto, el preclaro y clarividente Amenemhet I. Aquí veremos los tres Templos funerarios del lugar.

……….En primer plano, el de Hatshepsut. Es el más amplio. Detrás está el de Mentuhotep II, menor, más destrozado. Se distingue la colina primitiva, rodeada de una doble fila de columnas. Y se aprecia también con toda claridad el pasadizo que se introduce en la montaña, al fondo del terraplén.

……….Pues bien, entre ambos y en un plano superior están los restos del pequeño Templo funerario de Tutmosis III, el hermanastro o sobrino de Hatshepsut. De ahí la afirmación primera de que veremos dos Templos y medio, el medio es el de Tutmosis III. Podía haber elegido otro lugar más espacioso, pero, una vez tomada su decisión, lo cierto es que poco más podía hacer.

……….Tal vez gastó sus energías entre sus campañas de conquista y en hacer desaparecer el máximo de restos de su odiada pariente, Hatshepsut. Cuando se excavaba el lateral del Templo de Hatshepsut, se encontraron enterradas cantidad de estatuas suyas, como la que luego veremos. Eso sí, a todas les faltaba algo.

……….

Panorámica de Dehir el-Bahari

Dehir el Bahari b

(Fuente: National Geographic Historia, nº 22. RBA Revistas, S.L., 2.005)

 ……….

……….Diría que la foto está tomada a primera hora de la mañana, dada la orientación del conjunto, con el sol apenas asomando por el horizonte. El efecto es el mismo que el de las fotos al atardecer.

……….Nuestros protagonistas de hoy han sido los dos parientes, no me atrevo a asegurar su grado de parentesco. Helos aquí.

……….

Estatua sedente de Hatshepsut. XVIII dinastía. Museo Metropolitano de Arte. Nueva York

Dehir el Bahari b

(Fuente: EGIPTO. El mundo de los faraones. KÖNEMANN, 2.004)

……….

……….He dejado la imagen en toda su amplitud, para que puedan verse los detalles. Estando acostumbrados ya a la alta tecnología derrochada en Luxor y Karnak, lo cierto es que los jeroglíficos del asiento de Hatshepsut dejan bastante que desear …

……….Téngase en cuenta que las mutilaciones de la estatua impedían que el alma del difunto se encarnara en la misma. Mutilando los soportes del alma en la otra vida, se impedía al difunto vivir en el Más Allá. De modo que la faena de mutilar sus estatuas era lo peor que podía hacerse a un personaje importante en el Egipto de los Faraones.

……….Veamos al angelito que ordenó la faena de la mutilación de estatuas. Y diría que la terminación de su escultura es muy diferente a la de su pariente.

……….

Estatua de Tutmosis III, XVIII dinastía. Museo Egipcio de Berlín

Dehir el Bahari b

(Fuente: EGIPTO. El mundo de los faraones. KÖNEMANN, 2.004)

 ……….

……….Hubo, sin embargo, algunas estatuas que se salvaron intactas. Desidia de los sacerdotes, aprecio hacia su antigua benefactora … ¿quién sabe? La que viene a continuación es una muestra.

……….

Estatua de Hatshepsut. Museo Egipcio. Berlín

Dehir el Bahari b

(Fuente: EGIPTO. El mundo de los faraones. KÖNEMANN, 2.004)

 

……….Y con esto nos despedimos por hoy. El Hotel nos espera. 

 ……….

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Año 303. Inventan el Cristianismo»,»Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

. Dehir el Bahari b  . Dehir el Bahari b  . Dehir el Bahari b  . Dehir el Bahari b  

 . Dehir el Bahari b  . Dehir el Bahari b  . Dehir el Bahari b  . Dehir el Bahari b  

 . Dehir el Bahari b  . Dehir el Bahari b  . Dehir el Bahari b  . Dehir el Bahari b  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *