Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Dinastía 5 a

En este artículo, “Dinastía 5 a”, veremos el cambio de criterio que se da tras los constructores de las 3 grandes pirámides, Keops, Kefrén y Micerinos.

.

 © Copyright  Fernando Conde Torrens, el 24-9-2.005

.

 

……….Seguimos dentro del Imperio Antiguo.

……….Imperio antiguo. Se inicia hacia 2.700. Dinastías III a VI. Finaliza hacia 2.250.

……….El sucesor de Micerinos, Shepseskaf, de la cuarta dinastía, sólo vive 5 años. Y comienza a construir su tumba en forma de mastaba, no de pirámide, en Saqqara, no en Gizeh. Muere sin descendiente varón. La sucesión se realiza por línea femenina, pero ya es otra dinastía. Sólo habrá una fémina que sea faraón, hablaremos de ella en su momento.

……….No se ha podido aclarar si la madre de los tres primeros reyes de la quinta dinastía era la esposa o la hija de Shepseskaf. Lo que es evidente es que la transición entre ambas dinastías fue sin violencia alguna y que los funcionarios, o cortesanos, mantuvieron sus puestos. Hubo continuidad. Esta dinastía reinará durante 140 años, dando paso a la sexta dinastía, la última del Imperio Antiguo.

……….Sin embargo, los faraones de la quinta dinastía no van a seguir las directrices marcadas por Keops, Kefrén y Micerinos. Sus tumbas serán mucho menos vistosas, de hecho apenas han resistido la erosión del tiempo y han llegado a nosotros muy deterioradas.

……….Pero contendrán un nuevo componente que no tenían las anteriores tumbas, serán templos solares, dedicados a Ra, el dios Sol. Dios que luego será llamado Amón, Amón-Ra. La reconstrucción de uno de los Templos solares es la que viene a continuación. Junto al templo puede haber un gran obelisco o una pirámide de tamaño medio. Altura del conjunto, unos 50 metros. Compárese con los casi 150 m. de la pirámide de Keops.

……….

Reconstrucción del Templo solar de Niuserra (2.445-2.414)

Dinastía 5 a

(Fuente: EGIPTO. El mundo de los faraones. KÖNEMANN, 2.004)

……….

……….Los faraones de la quinta dinastía dan menos importancia a la pirámide y más al templo anexo, dedicado al dios solar Ra. Dar fundamental importancia al dios Ra supone exaltar asimismo a los sacerdotes de Ra. Y eso va a tener su importancia en el futuro. Prácticamente todos los faraones de esta dinastía finalizan su nombre con el de su dios protector, Sahura, Neferirkira, Shepseskara, Neferefra, Niuserra, etc.

……….No obstante, ninguno de ellos se vio con fuerza como para denominarse “hijo de Ra”, que en egipcio sería “Ramsés” (lo vimos con ocasión del descifrado de los jeroglíficos). Eso quedará para un faraón de la XIX dinastía, allá por el 1.300 AEC., cuando todavía estamos en el 2.400 AEC. De modo que, como aún faltan 1.100 años, no adelantemos acontecimientos.

……….El Templo anterior tiene esta forma, en su estado actual.

……….

Templo solar de Niuserra actualmente

Dinastía 5 a

(Fuente: EGIPTO. El mundo de los faraones. KÖNEMANN, 2.004)

……….

……….Con los faraones de la quinta dinastía se consolida el proceso de aproximación del Faraón a la Divinidad hasta identificarse con ella. Es decir, el Faraón es el hijo encarnado de la Divinidad. El Faraón es divino. La idea de que un hijo de la Divinidad pueda hacerse carne y morar entre los humanos es, pues, antigua.

……….Y del mismo modo que en Occidente se rezaba o se reza a Dios en el Templo, el egipcio antiguo sirve a la Divinidad sirviendo al Faraón, ayudándole a construir su mansión para la eternidad, y esperando que, de este hecho, saque él algún provecho, alguna protección, cuando le llegue el momento de pasar al otro mundo. De ahí que los funcionarios de la corte, acomoden su sepultura a la sombra y cerca de la del faraón-dios, como hemos visto recientemente en Gizeh.

……….Varios faraones de esta dinastía construyen su recinto funerario en Abusir, al sur de Gizeh, que se ve al fondo de esta foto, dos pirámides azuladas. Ya hemos comentado que las pirámides más modernas son más modestas.

………………..

 Complejo funerario de la V dinastía en Abusir, al sur de Gizeh

(Fuente: EGIPTO. El mundo de los faraones. KÖNEMANN, 2.004)

……….

……….La ceremonia del enterramiento, como ya sucedía en la dinastía IV, consistía en una larga procesión, primero desde el Templo de acceso hasta el Templo anexo a la pirámide o al obelisco. Y luego dentro de ésta, para depositar el cuerpo en su lugar. Y, como ya hemos indicado, sólo los muy cercanos al difunto faraón tenían parte en el cortejo fúnebre. El resto del pueblo no tenía acceso a los pequeños Templos funerarios construidos al lado de las tumbas del faraón, un ser divino al que el egipcio medio ni se acercaba en vida.

……….Veamos la disposición de los escasos templos solares que han llegado a nosotros. Como se ve, el Templo funerario casi iguala en planta a la pirámide, que ahora serán de sólo 50 m. de altura.

……….La imagen que viene a continuación muestra el largo corredor por donde discurría la procesión, oficiada por los sacerdotes, a los que les encantan las procesiones, de las que ellos son protagonistas. El corredor era cerrado, en todos los Templos egipcios predomina la oscuridad, fundamental para crear una atmósfera de misterio, el que rodea lógicamente a la Divinidad.

……….

Planta de los tres Templos solares de Abusir

 

(Fuente: Arquitectura Egipcia. pág. 31. Parramón Editores, S.A., 2.000)

……….

……….Hoy nos quedamos aquí. La grandiosidad de las pirámides de Gizeh no se repetirá, ninguna otra pirámide posterior les hará sombra. Las obras que emprendan los faraones de la quinta dinastía estarán más al alcance del monarca.

……….Como ya hemos dicho que el pueblo se unía a su faraón y servía a la Divinidad colaborando en la construcción de la tumba del faraón, tal construcción no fue un elemento agotador del Imperio, sino un elemento aglutinante, de hecho, unificador. Cada faraón estaba obligado a construir algo y, con ello, asegurar la salvación de su pueblo.

……….Puede parecernos sorprendente, pero parece que así fue. Un faraón que tuvo un reinado larguísimo fue mortal para la salvación de un par de generaciones, que no ayudaron en nada. Y el Imperio se tambaleó a su muerte. Pero para eso aún falta mucho. No obstante, no se pierda la pista al concepto del hijo de Dios encarnado, ni a los sacerdotes de Ra. Eso, si queremos aprender de la Historia.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

 . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a   

 . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a   

. Dinastía 5 a     . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a    . Dinastía 5 a   

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *