Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Dolencias 3

Dolencias 3

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 15-5-2.014        156

.

.

.

……….En lo que va de año, y estamos a mediados de Mayo, ya me he metido en cuatro agresiones, que han dado origen a otras tantas dolencias en cuatro partes distintas de mi organismo. Ninguna seria, pero sí molestas. Al empezar a sufrir las consecuencias (síntomas), he localizado la agresión a esa parte del cuerpo, la he recordado, porque eran muy recientes y sabía a qué parte del cuerpo había afectado. He hecho propósito de enmienda de cara al futuro, y he esperado pacientemente a que mi cuerpo, que se cura solo, se reponga y vuelva a la normalidad. Sin repetir la agresión, claro está. Si las repitiese una y otra vez, mi cuerpo no sería capaz de recuperarse, el pobre. Dolencias 3

.

……….Primera agresión: El 2 de Enero, por un compromiso adquirido, me sentí obligado a estar cuatro horas en un lugar frío y  húmedo. No es exagerado decir que pasé más frío que en ninguna otra ocasión de mi vida, o casi. Me escapé dos veces a un bar cercano a calentarme todo el cuerpo con dos cafés. Pero tres horas de frío intenso no me las quitó nadie. Agarré una bronquitis tal que, cada vez que tosía me dolía el pecho como si se me fuera a romper. También agarré un enfriamiento de vejiga. No tenía experiencia de bronquitis. De lo otro, sí. Los síntomas típicos, sentir ganas de ir al baño cada hora, y luego no hace nada, con cierto escozor. Y un poco de fiebre. El médico me recetó un antibiótico rápido, de seis dosis, para el enfriamiento, que él llamaba infección. Pero al tomar la cuarta dosis el estómago empezó a protestar con un dolor continuo. No iba a aliviar una agresión a la vejiga con otra al estómago, así que no tomé más antibiótico. La vejiga se había puesto bien sola cada vez que la había enfriado anteriormente, y se puso bien sin el resto del antibiótico también esta vez.

……….El dolor del pecho no era nada serio. Aunque era inaguantable y me tenía que comprimir el pecho con los brazos al toser. Alguna rotura de fibras musculares causaba el dolor al toser. Nada de inquietar. El médico me dio, sobre todo, tranquilidad.

……….Conforme fui mejorando, me fijé a ver cuándo podía decir que estaba curado. Fue difícil, porque la tos se fue poco a poco y nunca parecía desaparecer del todo. Pero a los 20 días estaba prácticamente repuesto. Recapitulé.

……….Agresión: Inmersión en ambiente frío y húmedo. Tiempo de la agresión: 4 horas, es decir, un día. Inicio de los síntomas, a las 20 horas. Curación, en 20 días. Llevado al gráfico de Agresión-Recuperación, coincide con el tiempo mínimo de recuperación para una agresión del tipo 2, 20 veces la agresión.

    ……….

Gráfico de la relación entre Recuperación y Agresión

Dolencias 3

      Dolencias 3

……….

……….La vejiga se curó antes, en 10 días, poco a poco también. Esta agresión da una Recuperación mitad, de sólo 10 veces el tiempo de la Agresión. Fue, por tanto, una doble agresión, de bronquios y vejiga. La misma causa, frío.

.

……….Segunda agresión: Un día, volviendo a casa andando desde el centro de la ciudad, empiezo a notar un dolor tipo pinchazo en el músculo en que la pierna izquierda se une con el tronco, en la ingle. No cojeaba, pero cerca andaba. Era un pinchazo intenso si andaba a paso normal. Y más ligero y soportable andando muy despacio, como un auténtico abuelito. Volví a casa muy despacio y me dije. ¿De qué agresión vendrá esta dolencia ahí, en lo más interno de la ingle? No tenía ni idea. Pero empecé a observarme cuidadosamente. Y al día siguiente caí en qué hacía para agredirme en un sitio tan raro. Al salir del coche, eché la pierna izquierda al suelo y levanté todo el cuerpo apoyado sólo en esa pierna. Me dolió bastante el mismo músculo que al andar.

……….Ésa era la agresión, ese movimiento forzado, repetido una y otra vez, cada vez que salía del coche. A partir de ese momento me obligo a poner las dos piernas en el suelo y levantar el cuerpo haciendo fuerza, sobre todo, con la pierna derecha. El dolor ha desaparecido. Y no aparecerá más, porque ahora cuido cómo salgo del coche. Como no puedo medir el tiempo de la agresión, ni cuánto pasó hasta aparecer el síntoma, no hay cifras que llevar al gráfico. Pero lo importante, localizada la agresión, poner remedio y el cuerpo se cura solo.

Dolencias 3

……….Tercera agresión, algo todavía más ligero: El otro día noté un dolor en el músculo donde el brazo izquierdo se une con el tronco, en la parte delantera del sobaco. Otro lugar raro para sentir dolor … El mismo método, observarme para ver cómo hago una agresión a esa parte concreta. Y en breve apareció el cómo: Jugando a las cartas. Siempre corto la baraja y reparto con la mano izquierda. Y para hacer ambas cosas, levanté el brazo y me dolió ese músculo precisamente. A partir de darme cuenta, apoyo siempre el brazo en la mesa, y al cortar lo hago también con la derecha, y apoyada. Nada de estar actuando con el brazo suspendido en el aire. Cambiar el hábito inconsciente y el brazo ha dejado de molestarme. Lo mismo, nunca más, porque sé qué costumbre debía cambiar.

Dolencias 3

……….Resumiendo, las agresiones pueden ser de muchas formas, por inmersión, por golpe, por un movimiento habitual al que el músculo que debe hacerlo no está acostumbrado, por un disgusto emocional … El tiempo que tardamos en darnos cuenta de la causa es tanto mayor cuanto más interna es la agresión. Pero si uno está atento, se localiza dicho origen, salvo quizás en el caso de los disgustos, ya que suele haber mayor intervalo entre el disgusto-origen y la enfermedad-consecuencia. Pero incluso en este caso hay pautas para localizarlos. Poniendo el remedio necesario, no repetir la agresión, el cuerpo se cura solo y todo vuelve a la anormalidad. Que lo normal es estar bien y no tener dolencias. El tiempo de recuperación depende de lo intensa y prolongada que haya sido la agresión. En todo lo que no sean disgustos parece que es menor que un mes. Si la agresión es muscular, 2 ó 3 días.

……….Lo mejor de todo es que esta forma de actuar el organismo es universal: TODAS  las dolencias / enfermedades que tenemos se deben a AGRESIONES y SE CURAN SOLAS, si dejamos de agredirnos. Si uno no sabe esto, no cesa de agredirse, y se convierte en consumidor terminal de «pastillas aliviadoras de síntomas» de por vida. Qué le vamos a hacer…

……….Dolencias 3

Sólo hace falta estar atentos a nuestro cuerpo.

……….Dolencias 3
Siguiente artículo:

……….Dolencias 3

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………. Dolencias 3

. Dolencias 3

. Dolencias 3

 . Dolencias 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *