Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

¿Dónde estaba el Gólgota?

……….Ha llegado a mis manos el ejemplar de Diciembre de 2.017 de la revista de National Geographic con una portada que de inmediato me hizo dedicarle atención. Decía la portada: “JESÚS. La Arqueología en busca del personaje histórico”. En la portada, la foto de un Jesús muy de cerca, con los ojos bajos. Pero para ello debemos preguntarnos: ¿Dónde estaba el Gólgota?

………. Dale que te pego. ¿Dónde estaba el Gólgota?

National Geographic de Diciembre, 2.017. Portada

¿Dónde estaba el Gólgota? National Geographhic, Diciembre 2.017.

    ¿Dónde estaba el Gólgota? National Geographhic, Diciembre 2.017.

(Fuente, la citada revista.)

………. Una vez más ¿Dónde estaba el Gólgota?

……….El tema prometía y lo leí con detenimiento. Es un relato que hace una persona empleada en National Geographic de un viaje – más bien peregrinación – que hace a Tierra Santa, donde ya ha estado otras veces  La autora es arqueóloga y periodista. No me detendré en dicho relato, en el que combina con habilidad hallazgos arqueológicos con hipótesis sobre lo que quizás pudo pasar en el siglo I. Es una habilidosa muestra de Arqueología-ficción.

……….Pero lo que más me ha interesado – porque chocaba de frente con un artículo que publiqué semana y media antes – ha sido un amplio gráfico, que justificaba que tanto el Gólgota como el Santo Sepulcro estaban dentro de la Basílica del Santo Sepulcro, en pleno corazón de Jerusalén, en el intervalo entre la “segunda muralla” y la “tercera muralla”. Lo más notable era que el Gólgota estaba prácticamente pegado a la segunda muralla. Esto, a simple vista, y con lo que sé sobre Jerusalén, lo califiqué de «barbaridad mayúscula».

………. El gazapo.

……….Para explicarlo, y que se entienda, debo reproducir el plano de Jerusalén de tiempos de Cristo que muestran los autores. Hay varios detalles sobre los que haremos comentarios, como la leyenda que encabeza el mapa, refiriéndose a Jerusalén. “Arrasada por los romanos en el año 70 de nuestra era, se reconstruyó en 135 como la ciudad nueva de Aelia Capitolina.”

……….Pero lo principal es la justificación de que el Templo del Santo Sepulcro acoge en su interior tanto la cima del Gólgota como el sepulcro de Jesús, estando el Gólgota más cerca de la “segunda muralla” que el sepulcro. Esto era lo lógico. No cabe, ni siquiera en cabeza antigua, que para ir del lugar del suplicio a la tumba hubiera que caminar en dirección a la Ciudad Santa.

………. Sin descanso ¿Dónde estaba el Gólgota?

LA TUMBA ESTARÍA MÁS LEJOS DE LA MURALLA QUE EL GÓLGOTA, NO MÁS CERCA.

………. Once again ¿Dónde estaba el Gólgota?

……….Vamos a analizar la ubicación que el artículo da para Gólgota y la tumba. Antes que nada fijémonos en las condiciones a cumplir. Hay que justificar que el Templo del Santo Sepulcro contiene, en efecto, la tumba de Cristo. Si contiene la tumba, ha de contener el Gólgota, o Calvario, porque la tumba ha de estar más alejada de la Ciudad que el lugar de la crucifixión … Y si la tumba está dentro … el Gólgota también.

………. Comparando ubicaciones en dos planos diferentes. Uno, topográfico.

……….En el plano que viene a continuación, 8 es el Gólgota, y 9, el Santo Sepulcro. Ambos están contenidos en el Templo del Santo Sepulcro, construido entre el 325 y el 335 por Constantino, dice el artículo.

……….. Enough? ¿Dónde estaba el Gólgota?

Plano de Jerusalén que forma parte del artículo.

¿Dónde estaba el Gólgota? Plano de Jerusalén de National Geographhic, Diciembre 2.017.

        ¿Dónde estaba el Gólgota? Plano de Jerusalén de National Geographhic, Diciembre 2.017.

(Fuente: National Geographic. Diciembre de 2.017)

……….

……….Vamos a comparar este plano de Jerusalén, Gólgota incluido, con el que aparece en un libro al que hemos accedido – ya citado en el artículo primero – un levantamiento topográfico de Jerusalén hecho por militares franceses en 1.866. No coinciden en hasta dónde llegaba la “segunda muralla”. Según los franceses, subía hasta la altura del recinto, o muralla, del Templo. Según NG subía más arriba y luego bajaba hasta el extremo derecho de la Fortaleza Antonia, situada sobre el Templo. Esta discrepancia no influye en lo que vamos a ver. El tema es el Gólgota.

……….Veamos la topografía de Jerusalén en 1.866, con sus curvas de nivel.

……….

Plano de Jerusalén en 1.866, con curvas de nivel.

¿Dónde estaba el Gólgota? Plano de Jerusalén hecho por militares franceses en 1.863.

                      ¿Dónde estaba el Gólgota? Plano de Jerusalén hecho por militares franceses en 1.863.

(Fuente: Les dernières jours de Jérusalem. E de Saulcy. Hachette. París 1.866.)

……….

………. El Gólgota con lupa.

……….Queremos localizar el Gólgota, a ver si pudo estar dentro de la Ciudad Santa una vez se construyó al “tercera muralla”. Estamos todos de acuerdo en que el Gólgota, o Calvario, estaba en un alto, era un promontorio, visible desde la Ciudad. Pero para que haya sido cobijado por el Templo del Santo Sepulcro debe estar donde está colocado el Templo del Santo Sepulcro. Éste era el problema que tenían los autores del corazón del artículo. Si el Santo Sepulcro estaba en la Ciudad Santa, era lo que todo el mundo visita, ¡¡¡el Gólgota también tenía que estar en la Ciudad Santa, con la “tercera muralla” terminada!!! Esto les ha forzado mucho.

……….Haciendo un zoom sobre el mapa anterior, veamos dónde localizan los autores del artículo – de los que luego hablaremos – el promontorio del Gólgota.  Trazando una línea que parta de la piscina al Norte de la “primera muralla” en dirección Nordeste, a unos 45º, poco antes de toparse con la “segunda muralla”, allá está el Gólgota, según el artículo comentado. Compruébelo el lector.

………………..

Zoom sobre la zona del Gólgota – “Segunda muralla” según NG.

¿Dónde estaba el Gólgota? Zoom sobre la zona dle Santio Sepulcro de Jerusalén. NG diciembre 2.017.

¿Dónde estaba el Gólgota? Zoom sobre la zona del Santo Sepulcro. NG diciembre 2.017.

(Fuente: NationalGeographic. Diciembre de 2.017.)

……….

……….Ahora echemos un vistazo al plano topográfico de los militares franceses. ¿Qué había, hubo y sigue habiendo en esa zona? Una suave pendiente del 4%. Cada 100 metros en horizontal que se bajan del Gólgota hacia el centro de Jerusalén, se bajan 4 metros en vertical, en altura. Esto se puede calcular con el plano general del artículo anterior, donde figura la escala horizontal.

……….En efecto, a la izquierda de la imagen que sigue está el Gólgota, donde la leyenda “H F”, un promontorio con 801 metros sobre el nivel de referencia. Caminando hacia la “segunda muralla”, se ve una suave pendiente. Cada curva de nivel desciende 5 metros. Al llegar al lugar donde los articulistas aseguran que está el Santo Sepulcro, hemos bajado 30 metros, 5 curvas de nivel. Es la cota 770 indicada. Estamos a la altura de la “segunda muralla” y a unos 100 metros de ella. Allí, estimado lector, no hay promontorio alguno. El promontorio está unos 350 metros más atrás, en la cota 801, en la marca “H  F”.

……….

Zoom sobre la zona Gólgota – “Segunda muralla” según topógrafos franceses de 1.866.

¿Dónde estaba el Gólgota? Zoom sobre la zona del Santio Sepulcro de Jerusalén. Plano de 1.863.

  ¿Dónde estaba el Gólgota? Zoom sobre la zona del Santio Sepulcro de Jerusalén. Plano de 1.863.

(Fuente: Les dernières jours de Jérusalem. E. de Saulcy. Hachette. París 1.866.)

……….

……….¿Qué ha pasado? ¿Acaso el Gólgota, con el paso del tiempo, se ha deslizado imperceptible pero inexorablemente, y se ha metido en Jerusalén, dentro de la “tercera muralla”? No, nunca dejó de estar donde estaba en 1.866, donde estuvo siempre, también el año 30. Lo que sucede es que una falsedad antigua sólo se puede intentar ocultar con una falsedad moderna. Y eso es lo que los autores que analizaremos han intentado hacer, cubrir una falsedad con otra, hecha con gran lujo de detalles gráficos.

……….Y ahora toma forma otra posible causa del afán de falsear la Historia, diciendo que los romanos hicieron tabla rasa de la Jerusalén judía el año 66 y decenios más tarde, el año 135, se les ocurrió levantar una ciudad típicamente romana, con su Cardo Máximo y su Decumano, en tiempos de Aelio Adriano, llamada Aelia Capitolina. Adriano habría destruido todo rastro de la zona, rellenando una supuesta cantera que allí había. Y en esa cantera estaba el Santo Sepulcro, pero ya no quedaban rastros: El malvado Adriano lo tapió y lo cubrió todo.

………. La realidad.

……….Entre el 66 y el 135 los judíos siguieron habitando Jerusalén, con el trazado que siempre había tenido. La realidad es que hacia el año 132 se dio una nueva rebelión judía contra los romanos, capitaneada por Bar Kokheba. Los romanos volvieron a vencer y decretó Adriano el destierro de los judíos. Y, harto ya de ellos, cambió el nombre de la Ciudad, una ciudad que no tenía posibilidad de reformar urbanísticamente.

……….Ya hemos dicho en el primer artículo que los antiguos – los romanos incluidos – no tenían capacidad de desescombro. No les era posible construir una ciudad “moderna” entera, con trazado hipodámico, sobre una ciudad antigua. Ni ellos podían hacer eso. UN edificio majestuoso, sí. Una Basílica, sí. Un anfiteatro o circo, sí, Pero una ciudad entera del tamaño de Jerusalén, no. Además, el trazado de 1.866 es de una ciudad antigua, caótica en su trazado, no una ciudad romana.

……….No hubo tal destrucción de Jerusalén, y de paso del Santo Sepulcro. Se limitaron a cambiarle el nombre, dejándola con la inmensa mayoría de sus edificios tal cual estaban. Y ese trazado llegó hasta el año 1.866. Y los militares franceses lo “fotografiaron”, legándolo a la posteridad, nosotros. De modo que una falsedad antigua no pueda solucionarse con una falsedad moderna, porque entretanto han sucedido cosas y han quedado huellas de la orografía jerosolimitana de siempre. Aquí.

………. Sin embargo ¿Dónde estaba el Gólgota?

¿Dónde estaba el Gólgota? Portada del libro de Saulcy citado. París, 1.863

¿Dónde estaba el Gólgota? Portada del libro de Saulcy citado. París, 1.863.

Portada del libro sobre Jerusalén en el siglo XIX

(Fuente: El libro)

.

……….¿Los artículos se hacen solos? ¿Se hacen sin un objetivo? ¿Surgen por casualidad? La respuesta a estas preguntas es la misma, no. Hay una autoría, un objetivo, una motivación. No es casualidad que la visita que nos cuenta el relato esté aderezada con opiniones de personajes conocidos, favorecedores todos de la ficción cristiana.

……….No daremos nombres, están en la revista. Pero si distinguimos 3 tipos diferentes de personas que han intervenido. Los técnicos, que figuran en primer lugar. Han hecho un buen trabajo, atractivo, como tiene que ser para generar adhesión. Los profesionales famosos, para dar prestigio y renombre al contenido, en segundo lugar. Y los verdaderos muñidores de la idea, de la casta sacerdotal, promotores del turismo local.


´´´´´´´´´Otro gazapo de similar tamaño

……….Este episodio es algo similar a lo que ha sucedido con el tema de los mártires del siglo IV en España, Hispania entonces. En el reparto que hizo Diocleciano a finales del siglo III, el Oeste lo dejó administrar a Maximiano, su colega en el gobierno. La línea divisoria entre Oriente y Occidente pasaba por una vertical que arrancaba del extremo sur de “la bota” de Italia.

……….Cuando Diocleciano acordó que cada Augusto nombrara un ayudante, que llamarían César, el territorio se volvió a dividir, ahora en cuatro partes, la Tetrarquía (tetra = cuatro). Maximiano dividió su territorio, quedándose con el Ilírico, Italia, las islas y el norte de África, en azul en el mapa que sigue. A su César, Constancio Cloro, padre de Constantino, le correspondieron las Galias, Hispania y Britania, en amarillo en el mapa que sigue. Y es que cuando los científicos no sufrían presiones, decían la verdad …

. Mas ¿Dónde estaba el Gólgota?

Prefecturas occidentales: Italia (Maximiano) y las Galias (Constancio)

¿Dónde estaba el Gólgota? Las dos Prefecturas occidentales de la Tetrarquía.

                                  ¿Dónde estaba el Gólgota? Las dos Prefecturas occidentales de la Tetrarquía.

(Fuente: ATLAS ANTIQUUS. Imperium Romanum. Enrico Kiepert. Berlín, 1.890.)

………. Vamos a ver ¿Dónde estaba el Gólgota?

……….En el relato que se creó para incluir el Cristianismo en la historia de Roma, Eusebio de Cesarea dejó escrito que el padre de Constantino, Constancio, no persiguió a los cristianos. Maximiano y el resto de Emperadores sí los persiguieron. Esto se escribió hacia el año 315, en su obra “Historia eclesiástica”. Evidentemente, todas las historias de persecuciones eran ficticias, puesto que no hubo realmente cristiano alguno en el Imperio antes del año 314, por poner una fecha temprana y cierta.

……….Con Constantino y sobre todo con Teodosio, desde el año 380, el Cristianismo copa todos los campos y se convierte en la única religión permitida. Hacia el año 400 un poeta cristiano hispano, Prudencio (no haciendo honor a su nombre), escribe varios poemas cantando las hazañas de unas docenas de mártires en Hispania, durante la supuesta persecución de Diocleciano, iniciada el año 303, casi 100 años atrás.

……….Todos los mapas del mundo antiguo dan esta división, que se puede rastrear en autores antiguos. El más reciente analizado data de 1.912. A partir de esa fecha se dejan de imprimir Atlas antiguos (?).

……….Esto es lo que sucede cuando se miente por escrito, que la falsedad queda perenne, a la vista, imborrable, para análisis de la posteridad. En la Edad Media y hasta 1.850, por poner una fecha, nadie estudia estos temas. En España funciona la Inquisición hasta 1.834. Pero en la segunda mitad del siglo XIX se empiezan a analizar con criterio racional los escritos cristianos y se descubre la contradicción: Eusebio afirma categórico que Constancio no persiguió a nadie, y Prudencio, natural de Calagurris (Calahorra), 80 años más tarde sitúa mártires en Mérida, Valencia, Zaragoza, Sevilla … ¿Quién está mintiendo?

……….. Una de cal y otra de arena.

……….La solución que han adoptado los defensores del invento cristiano del siglo XX es afirmar, con todo aplomo, que Hispania fue retenida por Maximiano, y no fue gobernada por Constancio Cloro. Así podía haber mártires en Hispania, bajo el malvado Maximiano, y quedaba a salvo la prudente tolerancia del padre de Constantino, que no persiguió cristianos donde gobernó, pero HispaniaHispania era otra cosa. Y tanto Eusebio como Prudencio tenían razón, conjugándose las dos falsificaciones. 

……….Cada generación eclesial tiene que salir al paso de huecos, de fallos, que aparecen conforme surge más conocimiento de cómo sucedieron realmente las cosas en el idílico siglo I. Esto no es original, ni inaudito.

……….Hay muchos profesionales no involucrados en el engaño que saben esto, que lo ven en su diario quehacer. Pero callan, consienten. Sufren presiones … Pero con ello la Ciencia deja de serlo, para convertirse en … ¿contubernio, complot, adaptacion al medio …? ¿Mantener la posición social, la respetabilidad? ¿Cómo hay que llamarlo?

. Oiga Vd. ¿Dónde estaba el Gólgota?

……….Éste es el tercer artículo de la serie. El primero fue:

http://www.sofiaoriginals.com/sobre-una-tumba-de-jerusalen/

……….Le siguió http://www.sofiaoriginals.com/suburbios-en-ciudades-de-la-antiguedad/

………. No obstante ¿Dónde estaba el Gólgota?

 © Fernando Conde Torrens el 29-12-2.017

. ¿Dónde estaba el Gólgota?

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, recientemente editado, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”,  “La Salud” y uno 900 artículos Historia, Pintura, Mosaicos, Viajes, Encuadernacion de libro antiguo. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano, lo de «¿quién soy?», «¿qué hago aquí?, «¿de dónde vengo?» y «¿a dónde voy?».

………. Aunque ¿Dónde estaba el Gólgota?

………. Sino que ¿Dónde estaba el Gólgota?

2 comentarios en “¿Dónde estaba el Gólgota?”

  1. Carlos rubio dice:

    Gracias por toda esa información

  2. Fernando Conde Torrens dice:

    No hay de qué, Carlos. El que sabe algo lo debe decir. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *