Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Dos evacuaciones 2

……….Hoy en día ha habido un progreso ímprobo en tema de seguridad y salud laboral, si pensamos en 100 años atrás. El hombre también ha mejorado y se han suavizado los niveles de ambición y falta de humanidad que hemos alcanzado, si echamos la vista atrás desde que surgieron los primeros asalariados. Ahora cada vez se da más valor en las empresas al recurso personas y se cuidan muchos aspectos con el objetivo de que los trabajadores se sientan cómodos y valorados. Y en general, lo que se prioriza es su seguridad en el trabajo. Ha habido muchos progresos normativos y sociales en este aspecto. Y aún así, sigue habiendo errores humanos y leemos en los medios continuamente este tipo de sucesos. Dos evacuaciones 2

……….¿Cuántas víctimas mortales de accidentes laborales ha habido a lo largo de nuestra historia? ¿Millones? Ahora son consecuencia de errores humanos en una gran parte, pero antes las causas eran simples injusticias sociales, por unas condiciones de trabajo que sólo perseguían explotar al asalariado para incrementar las arcas del propietario a toda costa. La rabia de las víctimas debía de ser aún mayor tiempo atrás. Sentí aquella impotencia ante la injusticia de verse despojados de sus propias vidas, el sentirse acorralado en la forma de ganarse la vida honradamente en una condiciones de alto riesgo. Iba empapándome de todos esos sentimientos encontrados y comprendía cada vez mejor lo que hacía que muchos de ellos permanecieran atrapados en aquella muerte. 

……….Hasta aquí se desarrolla la parte más importante del trabajo de una evacuación, desde mi punto de vista. Hay que lograr empaparse de aquella energía o alteración energética que les mantiene atrapados. Hay que viajar exactamente al mismo punto donde se encuentran atrapados, que es precisamente lo que sus guías no pueden hacer por ellos. Nosotros sí podemos, porque nuestro cerebro es capaz de reproducir esa misma alteración energética. Para llevarlo a cabo, hay que desearlo, acudir con el propósito de acercarnos a su misma situación, y para ello yo sólo abro mis sentidos a lo que ha podido sucederles. Es como si de un propósito de viajar en el tiempo se tratase: Nos acercamos al mismo instante de la tragedia con nuestra voluntad y dejamos que lluevan las sensaciones sobre nuestras capacidades sensoriales e intuitivas. Somos meros espectadores y de esa forma vamos empapándonos de la energía alterada hasta el límite que nosotros mismos elijamos. Pueden ser las circunstancias de una sola persona o de un grupo de ellas. 

……….Llegados a este punto, debemos volcarnos en tenderles esa cuerda que les permita despertar de su estado hipnótico. Yo lo veo como si se tratara de trazarles un camino desde aquel lugar que se nos abre ante nosotros y al que hemos accedido, y una salida hacia la luz, hacia el lugar donde todos sus compañeros de evolución les esperan. Pero para poder mostrárselo, primero hay que despertarles de esa pesadilla que les mantiene atrapados. Hay que llamar su atención hacia otro punto diferente, hacia otra energía completamente opuesta y a ser posible que sea afín al lugar al que deben evacuar. 

……….Personalmente, me resulta fundamental en este momento tener el firme propósito de sacarles de su estado de conmoción. Debe de nacer en nosotros una voluntad determinante y estará guiada por la necesidad de dar servicio a nuestros semejantes. Somos sólo un medio por nuestra condición humana y podemos volcarnos en este servicio siempre que nos sintamos llamados a hacerlo. No debe interponerse en nosotros ningún otro sentimiento más allá de la ayuda desinteresada.

……….En este momento de la evacuación, suelo recomponerme de la alteración energética regresando a mi propia percepción de lo sucedido y me hago siempre la siguiente pregunta: Cómo puedo darles una «bofetada energética» para sacarles de su estado de shock. ¿A qué sentimiento o pensamiento de las víctimas debo instar para que miren en otra dirección?

……….La respuesta llega inmediatamente, sin que me dé tiempo a meditarlo. Y no lo pienso dos veces, empiezo a lanzar el mensaje mientras llega. Hablo con la mente a esas otras conciencias y lo hago con mucho amor. La energía del pensamiento en el que me concentro no es nunca la misma, porque nunca es la misma la energía que lo va a recibir. Por eso creo entender que el mensaje que lanzo debe ser diferente y trata de adaptarse a cada situación; no sólo por el tipo de muerte sufrida, sino también por la reacción que desarrolla cada víctima según su idiosincrasia. A fin de cuentas, todos somos seres individuales y únicos.        

……….Creo que es bueno dejarse guiar por afines y guías que nos acompañan en este viaje. De ellos proviene esta inspiración tan vital, por medio de la telepatía. Entre todos, podemos desarrollar mejor el trabajo de una evacuación. Nuestra mente va a hacer de puente entre todos ellos. 

.. Dos evacuaciones 2

Dos evacuaciones 2

      Dos evacuaciones 2

.. Dos evacuaciones 2

……….Al empresario sentí que debía transmitirle que su vida se había basado en algo que no era tan importante y que precisamente a lo que deseaba realmente dedicarse no había tenido tiempo y la vida parecía que le quisiera dar una dura lección. Era tan dura la lección que no conseguía digerirlo, se resistía a avanzar a través de su muerte. Sentí que lo abrazaba y le ayudaba a enfrentarse a su gran equivocación. Debía aprender de aquella enseñanza para sus futuras vidas, pero no detenerse en ese punto entre vidas. Quise aclararle la estéril situación en la que se encontraba su conciencia y las oportunidades que le esperaban si daba el siguiente paso de la muerte. Le quise mostrar también cómo le esperaban su familia de guías, esa otra familia que no debía dejar escapar.

……….Respecto a los dos jóvenes de las Palmas, sentí que su situación era diferente. Durante su corta vida no habían tenido tiempo de cometer grandes equivocaciones de las que arrepentirse y por las que rompérseles el corazón con aquel final trágico que truncaba sus vidas. Sin embargo, sus corazones se resquebrajaban igualmente ante la injusticia de verse desprovistos de todo lo que amaban sólo por luchar por sacarlo adelante. No tenía ningún sentido y no podía tratarles tan injustamente esta vida. Ante esto, tan solo me sentí llamada a explicarles la situación en la que se encontraban, para que comprendieran que si permanecían pasivos y absorbidos por aquella incomprensión, la injusticia sería aún mayor, ya que les robaría incluso su propia eternidad. También les quise recordar que su otra familia les estaba esperando al otro lado, y que podrían acompañar a la que dejaban atrás si así lo deseaban en su recorrido por la tierra. Me fundí con ellos en un abrazo para acompañarles y compartir el dolor de aceptar la despedida de aquello que dejaban atrás en esta vida. Me acordé en ese momento de los perros guía que Delfín nos había enseñado a utilizar y les mostré que podían guiarlos hacia la luz de vuelta al lugar donde retornaban sus caminos. 

……….Les pedí a lo tres que antes de regresar de aquel plano, se dirigieran a todos aquellos que aún permanecían en él por causas trágicas similares a las que les habían llevado a ellos hasta allí. Que les transmitieran el mismo mensaje o lo que ellos creyeran que fuera mejor para arrancarles de allí. Nadie mejor que ellos iban a saber transmitirles el pensamiento más certero que les despertara de aquella pesadilla. Muchos perros guía acudieron tras ellos. Así lo sentí antes de regresar a mis obligaciones cotidianas. 

……….Es curioso que al final de estas líneas suene por mis auriculares la canción «Now we are free». Suele haber «mensajes» de forma casuística tras las evacuaciones que dan una pista de los resultados. A mí, al menos, no me cabe ninguna duda de que funciona así. 

……….. Dos evacuaciones 2

Siguiente artículo: La saga incrustada en el cerebro.

………... Dos evacuaciones 2

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….. Dos evacuaciones 2

………… Dos evacuaciones 2

Dos evacuaciones 2               Aportación de M.

. Dos evacuaciones 2

. Dos evacuaciones 2

. Dos evacuaciones 2

2 comentarios en “Dos evacuaciones 2”

  1. Jaime Conill Segarra dice:

    Querido Fernando: Aunque no viene a cuento con el tema del artículo pero desearía saber tu opinión en relación a la llamada psicoterapia psiquedelica o medicina psiquedelica (Stanislav Grof y otros). MUCHAS gracias por todo tu trabajo y un fuerte abrazo.
    Jaime Conill.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Hola Jaime: La verdad, no conozco al Dr. de que me hablas, ni sé nada de la medicina o psicoterapia que mencionas. Los artículos que colgamos de la Web se basan en nuestras experiencias personales, repetidas múltiples veces y por varios participantes en cada ocasión. No leemos nada, por así decir. Y defiendo que las actuaciones que realizamos obedecen a leyes naturales, son actos que puede realizar cualqueira, siempre que haya desarrollado las Capacidades Superiores que con tanta extensión se definen en «El Camino». Desarrollar estas Capacidades es lo que los antiguos llamaban el Conocimiento, aunque también ha recibido otros nombres. Por tanto es más viejo que andar a pie; que no me vengan los que nada saben conque es New Age.
      Espero haber aclarado tu duda. Si no es así, vuelve cuando quieras.
      Un abrazo.
      Fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *