Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Edades

......Pensaba que el ser humano tenía una edad menos de las que tiene. Ahora que he descubierto la tercera edad, voy a hablar de las tres. Pero, para ser más preciso, hablaré de las cuatro o, mejor aún, de las cinco edades.

......Edades

......La primera edad sería cuando el ser humano es tan ignorante que no sabe leer ni escribir. Está inmerso en lo que hoy se conoce como economía de supervivencia y su principal objetivo es superar el próximo invierno y llegar a ver la primavera y lucir el Sol de continuo. En esas condiciones todo lo que no sea sobrevivir está de sobra y bienes inmateriales, como la cultura, el arte, la literatura y otros similares brillan por su ausencia.

......

......Nuestra sociedad occidental ha superado, en su inmensa mayoría, este nivel o edad, aunque aún puede verse en nuestras ciudades mendigos que se encuentran en un estado no muy diferente al citado. Nuestros hijos saben leer y escribir, tienen la vida material resuelta, de momento, y, en consecuencia, pueden emplear su inteligencia en dominar actividades más elevadas que la mera subsistencia. Han superado, por tanto, la primera edad, y son personas modernas. Están en la segunda edad.

......

......Llamo edad segunda a la de la persona que vive a lo moderno. Es capaz de emplear su inteligencia con lo que hoy se enseña a la inteligencia en las diferentes escuelas que hay en nuestros países, incluida la Universidad. Así que la persona que está en esta edad, la segunda, tiene un título o un oficio y sabe desenvolverse en pleno siglo XXI en Occidente. Son los humanos no buscadores. Viven inmersos en su mundo y se desenvuelven mejor o peor en él, pero no buscan. Se conforman con las ideas ancestrales, o ignoran la formación ancestral, y viven su vida a su modo.

......

Edades

     Edades

     ......…..

......Cierto que no todos son iguales, unos tienen más Ética que otros, pero digamos que ser persona normal, lo que supone no haber llegado al nivel de buscador, sería la segunda etapa de la existencia, la segunda edad.

......

......Cuando uno visita esta web, u otras similares, o lee libros adecuados, es porque busca. El buscador está en la tercera etapa de la vida. En esa etapa aprende cosas interesantes, muy interesantes, cosas que no le enseñaron en la Escuela, en el Colegio, en la Escuela Profesional, ni en la Universidad. Esas cosas son más importantes para la vida que todo lo que le enseñaron en todos los Centros de formación (separado) a los que acudió y es penoso en verdad que la sociedad líder, Occidente, no esté a la altura de lo que debiera ser, pero así están las cosas y de nada vale quejarse. Tiempos pasados fueron peores, como cuando lo normal en Occidente era la primera edad, hace … mil o mil quinientos años.

......

......El buscador está recorriendo la tercera edad y ese recorrido le va a llevar años. No muchos, digamos que una decena o docena de años, siendo no muy optimista. Es posible mejorar la marca, eso depende del nivel con el que empezó su búsqueda consciente y eso ni siquiera él lo sabe, aunque es el que es. Desde aquí haremos todo lo posible para facilitar su marcha, pero caminar es cosa de uno, no de dos.

......

......La cuarta edad se inicia cuando uno asciende a la Meseta del Conocimiento. Ese logro asombra a las montañas y las estrellas se estremecen cuando un ser humano deja atrás la rampa de acceso y pone su pie en la aquí llamada Meseta, tras reconocer el monumento. Ese instante se recuerda toda la vida, pues de un instante se trata, y a uno le dan escalofríos cuando piensa en él y lo rememora, tal es su potencia.

......

......No hay palabras para describir el primer contacto con el Fondo y menos aún para definir el hallazgo imponente de haber alcanzado la Cima de la Montaña Sagrada, para no volver a apearse de ella. Vivir en la Meseta significa vivir libre del mal para siempre, ser feliz permanentemente, vivir en otra Dimensión, de otro modo, sin que nadie pueda hacerte sufrir ya nunca más.

......

......Los primeros años que viví en la Meseta pensé que era el tope, que no podía pedirse más. ¿Qué? Pero poco a poco me llegaron indicios de que había algo más. Las descripciones de algunos libros que diligentemente buscaba no me encajaban plenamente con lo que yo vivía y empecé a sospechar que debía haber una Etapa Superior, en la que uno hacía cosas que yo no había hecho, aunque empecé a oír hablar de ellas de manera oscura.

......

......Hoy tengo las bases para saber que existe una quinta edad, en la que al ser humano se le brindan logros que resultan incluso difíciles de explicar, si uno quiere ser tenido por persona seria por parte de las personas de las dos primeras edades. Pero como aquí hablamos para personas de la tercera edad, para buscadores, ellos no se escandalizarán, así que seguiremos.

......

......Me temo que para explicar con detalle, cuando pueda, que no es ahora, la quinta edad se precisará la misma cantidad de literatura que ha sido necesaria para explicar el acceso a la cuarta, la Meseta. De modo que no nos hagamos ilusiones, el paso de la cuarta a la quinta edad lleva sin duda años. Y sólo se puede ascender a la quinta tras haberse aclimatado a la cuarta. Pero que conste que existe la quinta. Ése es mi objetivo de hoy, decir que existe.

......

......La clave del paso por las edades que hoy comentamos consiste en el uso, ínfimo o pleno, de las Capacidades que el ser humano encierra. Es el uso de esas Facultades insertas en nosotros, y que cada uno utilizamos en forma parcial, lo que marca la diferencia. Repasemos el uso en cada edad.

......

......En la primera – y al igual que muchas persona muy mayores, de cerca de 90 años, que pierden su capacidad de relacionarse con el exterior cuando les queda un porcentaje de vida del orden del 5 % – el porcentaje de empleo de las Capacidades del ser humano podríamos estimar que son del orden del 5 %, no más.

......

......En la segunda, la edad de muchas personas con las que nos cruzamos en la calle cada día, podría decirse que emplean el 10 % de la totalidad de sus Facultades y que disfrutan del 10 % de los bienes que están preparados para ellas. Disfrutan de los más densos, elementales, evidentes, de los materiales, y no siempre, pero los bienes sutiles les están vedados casi en su totalidad. El porcentaje de uso de las Capacidades es la mitad del tiempo en que uno es plenamente feliz.

......

......A lo largo de la tercera edad, la búsqueda consciente, el buscador incrementa ese porcentaje, paulatinamente, poco a poco, el lector ya sabe a qué desesperantemente lenta velocidad.

......

......Cuando compruebe que el tiempo que está de buen humor, tarareando canciones sin darse cuenta, viendo la vida con ojos de alegría, en armonía consigo mismo y con todos los demás, cumpliendo casi todas las reglas sin esfuerzo, porque ellas salen solas, sabrá cuánto le falta para finalizar esa tercera edad, lo que le falta para el 100 %, porque el 100 % es el porcentaje en la Meseta. Pero, según lo expuesto, cuando llegue a su Meta parcial aún le falta una no pequeña tarea, recorrer la quinta edad.

......

......Conseguido esto, el acceso a la Meseta, siempre digo que hay que consolidar lo logrado y formarse. Formarse significa leer y comprender hasta la tilde lo que enseñaron los Hermanos Mayores a través del tiempo. Eso lleva años, unos pocos años. Entonces se está en disposición de iniciar el acceso a la quinta edad. Cuando uno alcanza la Meseta ha empleado al 100 % las Capacidades para ser feliz, pero le falta utilizar el 100 % de las capacidades totales, las que hay que poner en marcha para ser Humano Pleno. Hablando de manera total, en la Meseta se emplean las dos terceras partes de las capacidades concedidas, lo que no está nada mal. El otro 33 % se ignora que exista y, por supuesto, cómo se usa, por lo que se desperdicia, no se emplea.

......

......De ellas hablaremos mañana lunes. Pero quiero adelantar que nadie se desanime por la tarea complementaria que pudiera parecer que le ha caído encima con este maldito artículo. Las cosas son como son, que decía el otro. Y sólo sabiendo cómo son podremos, a su tiempo, acometerlas.

…… Edades

......Realmente el buscador empieza a pasárselo bien con su búsqueda. Cada buscador está todo lo bien que le permite su edad, su constitución sutil, su Nivel de Evolución, que es lo mismo que su edad. En esto de las edades hay una justicia infinita (¿de qué me sonará …?). Las cosas nos las damos nosotros a nosotros mismos, así que nada de quejas, lo que hay que hacer es trabajar, buenamente, alegremente, confiadamente, pero no parar. Cada cual tiene el grado de Felicidad al que él se ha alzado. Nadie le pone zancadillas.

…… Edades

......Mañana veremos lo qué nos espera y cuán grande es nuestra dignidad.

…… Edades

Foto, cortesía de http://www.freejpg.com.ar               Siguiente artículo: Tu hora

………. Edades

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………. Edades

© Copyright Fernando Conde Torrens    53

. Edades

. Edades

. Edades

2 comentarios en “Edades”

  1. Margot Rodriguez Gomez dice:

    Este artículo me ha abierto los ojos.Lo que pasa es que nunca relacioné al Fondo con lo que me pasaba y no lo cultivé como se merecía,no sabía que significaba hasta hoy que leo tu articulo y me hace recordar «La maravilla».Mi matrimonio fue un infierno,entonces decidí tener una vida paralela,por supuesto en mi subconsciente,era muy imaginativa y lo pasaba de cine.Cuando nació mi segundo hijo tenía veintidós años y los momentos de felicidad eran inenarrábles.Tanto es así que quise recordar a ver si me había pasado lo mismo con el primer bebé pero me quedé convencida de que no, esto era otra cosa.Y se fue diluyendo poco a poco.Al cabo de dos años un domingo en el coche,todos callados,hacíamos kilómetros y kilómetros,comíamos en un restaurante y vuelta otros tantos km para casa.Y a la ida ,yo en mi mundo paralelo,volví a tener aquella sensación como dos segundos que saboreé pero que no pude alargar.Tuve a mi tercer hijo once años después y estaba alerta para volver a sentir aquello pero no volvió.Antes de cumplir este niño dos años ,me separé y también perdí la vida paralela y me sentí en una realidad extraña.Creo que medito mal aunque ya sabes que tengo un sucedáneo de algo estupendo que me acompaña siempre.Muchísimas gracias Fernando.

  2. Hola «buscadora». Me agrada mucho leer lo que escribes. Cada cual lo llamamos de una manera, como mejor nos parece que se puede describir esa experiencia indescriptible, de otra Dimensión. Aunque siempre esa descripción es para uno mismo, porque no se le puede explicar eso a nadie. Pero no por ser tan privado es menos real. Todo lo contrario, es lo más real que existe en la vida de uno.

    Si no lo has hecho aún, te voy a sugerir que leas las poesías de «Textos». Antes, en el anterior formato de la Web, se titulaban «Textos para leer con el Fondo», pero en este formato hubo que reducir el título. Son para leer como máximo una al día, nunca más. Empieza por «El Gozo sin causa» y luego sigue como quieras. Una al día, nada de atracarse. Línea a línea, dejando resbalar el contenido al interior de uno mismo. Y esperando que Allí se produzcan «Resonancias». No están garantizadas, pero pudiera ser. Si sucediera, repetir con el mismo texto, otro día, para que se coja hábito. El hábito en esto es un enorme logro. Ya te puedes imaginar …

    Un abrazo y felicidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *