Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3

«Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3″ (El Rayo) supone el fin de la aventura real del Keraunios. Hizo mucho daño, causó varias muertes … a hierro murió.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Lunes 15-10-2.012

.

.

.

        Para situarnos en la época, permítasenos repetir el mapa del mundo helenístico cuando Ptolomeo Keraunios se abría camino hacia la fama. Su objetivo era el pequeño reino de color verde esmeralda, Macedonia.

.

Situación política ante Ptolomeo Keraunios hacia 290

Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3

(Fuente: Wikipedia)

.

        Con la muerte – a la que él contribuyó de manera fundamental – de Seleúco I a Ptolomeo Keraunios se le abren a principios del año 280 las puertas del poder. Sea como premio posterior al hecho o como pago del encargo hecho, el trono de Macedonia y Tracia queda a su alcance. Y Ptolomeo lo ocupa sin tardanza alguna. Ha logrado su objetivo, ya es Rey.

        Podría esperarse la revancha del hijo del finado, Antíoco I, pero éste está demasiado ocupado con un puñado de sátrapas que estaban contenidos porque sabían como las gastaba el padre, pero que se atreven da desafiar al hijo. Se le rebelan en el lejano Este el sátrapa de la Bactriana y comarcas contiguas. Varias ciudades de Siria, con Egipto cercano, se rebelan también. Simultáneamente, se estaban desgajando del Imperio las regiones más al Norte, la Bitinia, el Ponto y Pérgamo. Todo ello unido hizo que Antíoco no pudiera dedicarse a vengar el asesinato de su padre por el amigo traidor. Aquí los dioses firmaron un cheque en blanco a favor del Rayo.

        Pero Ptolomeo Keraunios iba a tener que resolver los problemas domésticos relacionados con su hermana Arsínoe II, que seguía empeñada en que fuera uno de sus hijos el futuro Rey de Macedonia. Posiblemente, la solución se les ocurrió a los dos a la vez: «!Casémonos!« A fin de cuentas, los dos eran medio egipcios, y entre los monarcas egipcios los matrimonios consanguíneos estaban hasta bien vistos. Y se casaron. Aparentemente Arsínoe II había cumplido su objetivo, alguno de sus hijos sería el futuro rey de Macedonia.

.

Genealogía actualizada de Ptolomeo Keraunios, Rey de Macedonia (280-279).

En rojo, los personajes que más influyeron en la vida de Ptolomeo Keraunios

Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3

        Pero la medio-egipcia no conocía bien a su medio-hermano. Él la conocía mejor; sabía que era una mujer dominante, de carácter. Y él no quería una mujer que le hiciera sombra junto al trono. Así que al poco tiempo, ordenó – como jefe de la guardia de Palacio que era – que les rebanaran el cuello a sus hijastros. Dicho y hecho. Arsínoe II, horrorizada del monstruo al que se había unido, puso pies en polvorosa y se dirigió por barco a Mileto, que caía dentro de los territorios de su hermano Ptolomeo II. Al menos ella estaba a salvo.

        Henos, pues, a Ptolomeo Keraunios en la cima de su carrera política, agasajado por sus súbditos y con un brillante futuro por delante. Pero va a poder disfrutar poco de sus prebendas. Desde hace varios años, una muchedumbre de Celtas, habitantes bárbaros de los regiones septentrionales, están descendiendo por el curso del Danubio Ister en la jerga antigua y en el mapa siguiente – empujados por su creciente demografía, hacia el Sur, buscando tierra fértiles en las que asentarse. Necesitan mucha tierra, pues son, al decir de las fuentes antiguas, del orden de 300.000 Celtas, entre hombres, mujeres y niños. 

        Antes de que las malas nuevas lleguen a Macedonia, los vecinos del Norte, los odiados dárdanos, de la Dardania, se aprestan a hacer frente a la invasión que ven caerles encima. Como se aprecia en el mapa que sigue, la Macedonia de Keraunios terminaba en la Peonia, y la Dardania estaba justamente encima. En virtud de la ley del vecino, los dárdanos eran enemigos ancestrales de los macedonios, pues ocasionalmente hacían correrías por su frontera Norte para arramblar con lo que se ofreciese. Pero en esta ocasión, al prudencia se impuso y una embajada del jefe dárdano se presentó ante Ptolomeo Keraunios para ofrecer el apoyo de 20.000 guerreros dárdanos a las tropas macedónicas de Keraunios para hacer frente a la horda celta.

.

Macedonia, Dardania y los Celtas

Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3

(Fuente: LONGMAN´S. Atlas of Ancient Geography. Longman´s, Green, and Co. New York, London and Bombay, 1.902)

.

        La prudencia debiera haber pesado más que el orgullo de sentarse en el trono que fue de Alejandro Magno, pero no fue así y Ptolomeo despreció la alianza que se le ofrecía. Las falanges macedónicas había conquistado medio mundo conocido. No precisaba él el apoyo de bárbaro alguno para defenderse.

        Los Celtas hicieron añicos al ejército dárdano que les hizo frente, no porque fueran más fuerte que ellos, sino porque les decuplicaban en número. Y se presentaron ante las fronteras macedonias. No obstante, y por cierto temor supersticioso, mandaron unos enviados ante el Rey macedonio para ofrecerle la inmunidad a cambio de una sustanciosa renta anual. Si el joven Ptolomeo no había aceptado ni una ayuda unilateral, menos podía admitir un chantaje. La contrapropuesta que blandió a los enviados Celtas rompió las negociaciones abruptamente.

        Las cartas estaban echadas. Los Celtas arrasaron la zona más septentrional de Macedonia, la Peonia, y Ptolomeo Keraunos salió a darles su merecido con un comparativamente pequeño ejército, formado por falanges, caballería y peltastas. Sobrestimó sus fuerzas y no se dio cuenta de que se enfrentaba a una nación invasora, no al ejército de un pequeño reino como era Macedonia. Aunque sus tropas causaron un número importante de bajas al enemigo, éste rodeó a sus falanges y las hizo trizas, igual que a sus jinetes e infantería ligera. Él mismo fue derribado de su caballo y cogido prisionero en medio de la batalla. Llevado ante el jefe Celta, éste ordenó cortarle la cabeza, colocarla en una pica y pasearla por el campo de batalla, para escarmiento de los macedonios que aún resistían.

        Y así terminó la corta aventura real de Ptolomeo Keraunios, decapitado en un  enfrentamiento con los Celtas, invasión que pondrá en jaque a medio mundo helenístico, a todos los monarcas salvo los Ptolomeos, que estaban demasiado lejos del feroz invasor. No tuvo un entierro real, no descansó en mausoleo alguno y, posiblemente, tampoco fue muy llorado. La preocupación de toda la Hélade no era el difunto monarca macedonio, sino el peligro Celta que se cernía sobre sus vidas y haciendas.

        Por eso, por la intensidad, universalidad y duración del peligro, que se mantuvo durante algún que otro decenio, proliferarán más tarde, cuando el peligro desaparezca o quede controlado, las imágenes del galo moribundo, del galo que se suicida, o del galo al que los dioses derrotan, brotarán como hongos, expresión del desideratum de cientos de miles de helenos que temieron por sus vidas a manos del cruel invasor. Porque una invasión es de las pocas cosas a las que no se puede sucumbir, sépase.

 

Detalla de galo derribado en el Altar de Pérgamo. Berlín

Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3

(Fuente: GRECIA ANTIGUA. El Alba de Occidente. Furio Durando. Folio, 1.997) 

 

        Pero la aventura Celta, detallada y sobrecogedora, nos espera a la vuelta de media docena de artículos …

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 12 y Arsinoe II.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3

Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3

Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3

Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3  Egipto antiguo 11 y Ptolomeo Keraunios 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *