Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates

Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates, que toman Pelusio y rechazan a los egipcios del Faraón.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 13-9-2.013.

.

.

.

        En el artículo anterior hemos visto los refuerzos de 12.000 soldados que le van a llegar a César como consecuencia de las órdenes dadas por él antes de partir para Alejandría.

        Llegó la fuerza expedicionaria de auxilio a la zona de Pelusio, límite de Judea con Egipto. Era Pelusio una fortaleza casi inexpugnable. Varios ejércitos en el pasado habían sido detenidos por las fortificaciones establecidas en Pelusio por el primero de los Ptolomeos. Contando con defensas esparcidas por delante de los muros y, con guarnición suficiente, siempre habían rechazado al enemigo invasor, impidiendo su paso al fértil Egipto. Pero en esta ocasión la guarnición egipcia era insuficiente y en una sola jornada las fuerzas de Mitrídates, mediante un asalto a los muros con escalas, debidamente coordinado, lograron hacerse con el control de la fortaleza de Pelusio, instalando el campamento romano dentro de sus muros.

 

Situación de Pelusio

Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates

(Fuente: ATLAS ANTIQUUS. Dr. Henry Kiepert. 10 edition. Dietrich Reimer. Berlín, 1.890)

.

        Tenía además Pelusio la máxima facilidad de comunicación con todas los puertos fluviales situados en villas esparcidas por la desembocadura del Nilo y con la misma Alejandría. Una calzada, que los egipcios cuidaban de acuerdo con sus criterios, enlazaba la ciudad fronteriza con los puertos fluviales del Nilo y, finalmente, con la Capital, Alejandría. Todo ello fue presa de los romanos sin mayores dificultades, lo que les facilitaba el acceso a Egipto. Mitrídates se adentró en el Delta del Nilo, siendo su labor volver las voluntades de los dignatarios egipcios de las villas recién ocupadas en favor de César y de Roma. Lo cual se cumplía de inmediato a la vista de la tropas que Mitrídates mandaba.

.

Vía Pelusio – Heracleópoplis – Tais – Mendes – Xois – Sais – Hermópolis – Alejandría

Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates

(Fuente: ATLAS ANTIQUUS. Dr. Henry Kiepert. 10 edition. Dietrich Reimer. Berlín, 1.890)

.

      Conoció el Faraón Ptolomeo XIII la llegada de refuerzos romanos con destino a Alejandría y dispuso que parte de las tropas que atacaban a César se movilizaran para repeler o impedir el avance de los refuerzos. Su intento fue en vano. Los egipcios, mal organizados y deficientemente dirigidos, fueron rechazado por las Legiones romanas con su metódica forma de guerrear. Cuando las escaramuzas con las fuerzas egipcias tomaron un sesgo claramente favorable, Mitrídates mandó emisarios a César, para notificarle la situación. A su vez, y a la vuelta de los mensajeros, Mitrídates conoció las circunstancias a que estaban sometidas las tropas romanas de César en Alejandría.

.

La antigua Pelusio (extremo carretera blanca costera) y la moderna Port Said

Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates

(Fuente: Google – Maps)

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 119. César recibe refuerzos desde Siria. Mitridates.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates  Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates  Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates

Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates  Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates  Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates

Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates  Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates  Egipto Antiguo 118 Llegan los refuerzos de Mitrídates

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *