Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto antiguo 12 y Arsínoe II

«Egipto antiguo 12 y Arsínoe II» narra la primera etapa de la vida de esta princesa egipcia; etapa que finaliza con una prudente y oportuna huida a casa.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el miércoles 17-10-2.012.

 

 

        Para situarnos en la época, permítasenos repetir de nuevo el mapa del mundo helenístico finalizadas las Guerras de los Diádocos, que duraron desde el 322 hasta el 301. Casandro, hijo del Regente Antípater, y Demetrio Poliorcetes, hijo del Diádoco Antígono Monoftalmos, pugnarán por el trono de Macedonia, que ocuparán uno y otro sucesivamente. El Diádoco Lisímaco es dueño del territorio de color naranja, su Tracia inicial y la mitad costera y occidental de Asia Menor. El Diádoco Ptolomeo I domina Egipto y se ha hecho con partes del litoral mediterráneo. Finalmente, la parte del león del Imperio de Alejandro lo retiene el Diádoco Seleúco I, cuyos descendientes no serán capaces de mantener tan amplio Imperio unido.

.

Situación política del mundo helenistico hacia 290

Egipto antiguo 12 y Arsínoe II

(Fuente: Wikipedia)

.

        Vamos a entrar en una parte de la Historia poco comentada por los historiadores, la protagonizada por féminas. Los historiadores, todos varones ellos, han dado importancia a los hechos realizados por sus congéneres, los varones, y han disminuido, o apenas se han fijado, ni dado importancia, a la parte que a la Historia aportaron las entidades del otro sexo, las hembras, por considerarlas material extraño.

        En la Historia de Egipto existen pocas, es cierto, pero suficientes mujeres que han tenido una intervención primordial, haciendo cosa que no supieron hacer sus oponentes masculinos. Entre ellas está nuestra protagonista de hoy, Arsínoe II. Hija de Ptolomeo I y de su segunda esposa, Berenice, al igual que su hermano Ptolomeo II, tuvo una vida ajetreada. Hay otras mujeres relevantes en la Historia de otro reino contemporáneo, Macedonia. Y una de ellas ya ha sido mencionada aquí, Phila, hija de Antípater.

        Para tener una idea relativa del papel de nuestra invitada de hoy, digamos que, cronológicamente, las mujeres importantes en la vida del Egipto antiguo han sido:

.

Hatshepsut, reina Faraón de 1.498 a 1.483 AEC.

Arsinoe II (316270), hija de Ptolomeo I Sóter

Berenice II, hija de Arsinoe II  y Ptolomeo II, esposa de Ptolomeo III.

Cleopatra Zea

Cleopatra VII, posiblemente la más famosa de todas.

.

        No piense el lector que los méritos que a estas mujeres aportaron para tener un puesto al lado de los varones fueron las cualidades que hoy en día nuestra civilización valora en la mujer moderna. Nada de eso. Para ocupar el lugar que ocuparon, en un mundo infinitamente más machista – si cabe, que cabe – que el moderno, tuvieron que mostrar las mismas cualidades que los varones de su época. Fueron ambiciosas, fuertes, autoritarias, inflexibles, sin escrúpulos, intrigantes, despiadadas … Sólo así podían triunfar. La ventaja que tuvieron, a nuestro imparcial juicio, es que, además de tales cualidades, supuestamente varoniles, tenían otra, de la que los varones carecían, su encanto femenino. Esta ambivalencia las volvió imparables.

        Veremos también que las mujeres egregias, antaño, comenzaban su vida a muy temprana edad. Arsinoe II fue casada por su padre, Ptolomeo I, cuando sólo contaba 16 años. Su esposo, Lisímaco, rey de Tracia, tenía 45. Era el año 300 antes del cambio de era.

.

Arsínoe II (316-270). Museo Grecorromano. Alejandría

Egipto antiguo 12 y Arsínoe II

(Fuente: Historia de la Humanidad. Tomo 9. Grecia Helenística. Rebeca Rubio et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

.

        Su vida junto a Lisímaco, que tuvo que repudiar a su esposa anterior, Amastris, para casarse con la princesa egipcia, transcurrió sólo en relativa tranquilidad. Le dio a Lisímaco tres hijos varones, Ptolomeo, el mayor, Lisímaco y Filipo, los dos menores. Pero Lisímaco había tenido un hijo, Agatocles, fruto de su primer matrimonio. Este Agatocles estaba casado con Lisandra, que era tambén hija de Ptolomeo I, pero habida con su primera mujer, Eurídice, por lo que Lisandra era hermana por parte de padre de Arsínoe II. Ello no fue obstáculo, como ya se ha indicado recientemente, para que Arsínoe acusara a Agatocles de tramar una conjura contra su padre, Lisímaco. A resultas de la cual, éste ordenó matarle.

        Si el que la segunda mujer inicie maniobras para hacer caer en desgracia, ante su marido, al hijo del primer matrimonio del mismo era frecuente en la Historia, otro lugar común es que un hijo se impaciente por entender que su padre se está «pasando» con eso de vivir, y vivir, y vivir; con lo que, indudablemente, está dificultando su propio acceso al trono. Y haga algo para poner remedio a tan enojoso estado de cosas. Arsínoe combinó hábilmente tal binomio y logró quitar del medio al obstáculo para la entronización futura de alguno de sus tres vástago, de nombre Agatocles.

        Pero si Agatocles no pudo hacer nada contras las malas artes de Arsínoe, su hermana Lisandra, que tampoco era mansa, tomó el portante y se marchó a Antioquía sobre el Orontes, donde residía de normal Seleúco I, y le instó a que atacara y quitara del medio a su ex-suegro, el asesino de su ex-esposo Agatocles. Poco le hacía falta a Seleúco para volver al campo de batalla y tratar de anexionarse algún reino vecino, como Tracia y Macedonia. La escena final de esta segunda parte es la batalla de Corupedion (Lidia) en la que Lisímaco encontró la muerte.

        Para entender bien la parte que sigue, hay que decir en este momento que Ptolomeo Keraunios ayudó a su hermana por parte de padre, Arsínoe, en la trama contra Agatocles. Ptolomeo Keraunios, que ahora se ha pasado al bando de Seleúco, se ha ganado su confianza del monarca seleúcida y aprovecha ésta para asestar una puñalada trasera a Seleúco, cuando están a solas. Con ello aumenta sensiblemente sus posibilidades de convertirse en Rey de Macedonia y Tracia.

.

Árbol genealógico de Arsínoe II por parte macedónica

Egipto antiguo 12 y Arsínoe II

.

        Unos historiadores defienden que Arsínoe, que se creía con derechos a que alguno de sus hijos ocupara el trono al que ya estaba encaminado, propuso a su hermano, al que vio con la misma creencia, la de ocupar el trono él, que se unieran y así ambos se salían con la suya. Otros conceden la iniciativa de la proposición a Ptolomeo Keraunios. Sea como sea, este matrimonio de conveniencias fue un hecho. Arsínoe tenía 35 años.

        Algunos afirman que Arsínoe aprovechó una ausencia de su nuevo esposo, y hermano por parte de padre, para intentar quitarlo del medio, trabajo en el que era ya una experta. Otros silencian tal comportamiento. En lo que todos están de acuerdo es en que Ptolomeo Keraunios, a la vuelta de su hipotético viaje, se enteró del plan – si lo hubo – y ordenó la muerte súbita de sus tres hijo-sobrinos. Los dos menores cayeron bajo la espada ejecutora, pero el mayor, Ptolomeo, junto con su madre, logró escapar y finalmente llegaron ambos a Alejandría, al abrigo del hermano completo de Arsínoe II, Ptolomeo II.

        La tercera parte de esta historia termina con la derrota en el campo de batalla de Ptoloemo Keraunios y su muerte a manos de los Celtas, que durante unos años van a ser los amos de la Hélade, Macedonia, Tracia y el Asia Menor.

        Nos queda por ver la historia egipcia de Arsínoe II, no exenta de intrigas, y que le dio la fama por la que ha pasado a la Historia.

        Pero eso queda para el artículo siguiente.       

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 13 y Arsinoe II, 2

.

……….. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II

Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II

Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II

Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II  Egipto antiguo 12 y Arsínoe II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *