Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 18-10-2.013

.

.

.

………. En el artículo anterior hemos visto la maquinaria de guerra empleada por Julio César y la defensa exterior de su campamento.

 ………. César se las tuvo que ver con ciudades que no se le rendían. Las aldeas galas tenían una defensas más livianas, consistentes en un muro similar al romano. La aldea estaba situada siempre en lo alto de una colina del tamaño de la aldea. Era la norma en los poblados prehistóricos. El muro lo hacían por capas. Colocaban sobre el suelo unos troncos de árboles con la parte ancha hacia fuera de la muralla. Los alternaban, en la cara exterior del muro, con grandes piedras de similar anchura. Los extremos delgados, que quedarían en la parte interina del muro, los unían con clavos a un travesaño. Rellenaban el espacio entre los troncos de los árboles con piedras. Cuando el suelo quedaba nivelado, volvían a a colocar otra capa. Así hasta darle la altura deseada. Como se ve, el muro romano era similar, aunque un poco más sofisticado.

.

Secciones horizontal y vertical de un muro galo

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio    Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

(Fuente: CESAR´S ARMY. Harry Pratt Judson. Ares Publishers, Inc. Chicago, 1.993)

.

        Por contra, las ciudades helenísticas, como Marsella (Marsilia), disponía de murallas de piedra con torres, lo que hacía mucho más difícil su conquista. Para estos casos se empleaban las mismas máquinas de guerra, o tormenta, pero era más difícil derribar la parte más débil de la muralla, hacer una brecha e irrumpir a través de ella. Este método de sitio se ha empleado hasta tiempos de Napoleón, el de la brecha. Sólo que se usaban cañones.

        En la imagen que sigue veremos una ciudad amurallada y algunas máquinas de sitio. La Ciencia de este tema se llamaba Poliorcética, derivada del griego, «atacar una ciudad». A partir de la izquierda y sobre una nave se ve una escala móvil, o cuervo; un testudo con ariete, o tortuga; arqueros que hostigaban a los defensores de las almenas; un harpago, o gancho de abordaje, montado sobre una estructura de madera; un ariete cubierto y una torre móvil. Ya se comprende que las posibilidades de los sitiadores había que fiarlas al tiempo.

.

Sitio de una ciudad helenística, con murallas de piedra y torres

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

(Fuente: CESAR´S ARMY. Harry Pratt Judson. Ares Publishers, Inc. Chicago, 1.993)

.

        Hemos de ver en este blog, aunque aún nos falta tiempo, las campañas de Julio César en las Galias y el famoso sitio de Alesia. Cuando sitiaban una ciudad, los romanos rodeaban la misma de una doble muralla de madera, la circunvalación y la contravalación. Con la primera impedían a los sitiados fugarse. Con la segunda impedían a los eventuales refuerzos acudir en auxilio de los sitiados. Si llegaban tales refuerzos, los romanos eran los que quedaban sitiados entre ambos muros, atacados a la vez por los sitiados y por los refuerzos en ambas perímetros fortificados. Este doble perímetro fortificado se empleó hasta en tiempos de Luis XV y aún después, ya en el siglo XVII.

.

Muro y foso romanos de circunvalación en Alesia. Reconstrucción

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

(Fuente: El ejército romano. Adrian Goldsworthy. Akal. Grandes Temas. Ediciones Akal, S.A. 2.005)

.

        Fíjese el lector en esas ramas colocadas en la parte alta del muro. No es que hayan crecido por desidia de los de Mantenimiento. Los romanos las incrustaban en ese sitio, horizontales, para dificultar la colocación de escalas enemigas para alzarse sobre el muro. También las colocaban inmediatamente delante del foso, con la misma misión de dificultar las cosas al eventual. atacante. Hacían otra estratagema más. Más alejados del foso que las ramas, cavaban sucesivos huecos, situados al tresbolillo, y en el fondo del  mismo clavaban una estaca afilada con la punta hacia arriba. Los llamaban eufemísticamente «lirios«. Si de noche el enemigo intentaba un asalto al amparo de la oscuridad, muchos atacantes iban a clavarse una estaca en el pie y ellos mismos iban a alertar a los centinelas, que pondrían en alerta al campamento. Todavía tenían otro adminículo para jeringar al enemigo. Eran unas piezas metálicas formadas por cuatro puntas afiladas. Tres se apoyaban en el suelo y la cuarta apuntaba al cielo. Se esparcían por el terreno y hacían el mismo efecto que los lirios, pero de noche eran aún menos visibles. De día se recogían sin ningún problema.

.

«Lilia», o lirios, en el campo de Alesia

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

(Fuente: El ejército romano. Adrian Goldsworthy. Akal. Grandes Temas. Ediciones Akal, S.A. 2.005)

. .

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 131. Planteamiento de la guerra en África.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio  Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio  Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio  Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio  Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio  Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio  Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio  Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio  Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio  Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio  Egipto Antiguo 130 Murallas y defensas en caso de sitio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *