Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con César en África

Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 25-10-2.013

.

.

.

        En el artículo anterior hemos visto cómo César tiene que guardar sus tropas en el campamento y no aceptar la invitación de Escipión a entablar batalla abierta. No obstante, el prestigio de César hace que se pasen a su bando ciudades y soldados del enemigo.

          Pero enterado Considio Longo, gobernador de Hadrumeto, de la embajada recibida por César, y de la guarnición cedida por éste, dejó en la ciudad la mayoría de sus tropas, consistentes en tres Legiones,  y con ocho cohortes [1 cohorte = 480 legionarios] se dirigió a la mayor premura hacia el Sur, a Achoya. Pero llegó antes  Mesio y Considio no se atrevió a iniciar el sitio de la ciudad con las fuerzas con que contaba. Su intención había sido emboscar a las tropas de César, o tomar el primero la ciudad. Así que se retiró a Hadrumeto. Días más tarde, Labieno le proporcionó refuerzos de caballería y con ellos volvió a Achoya y la sitió.

.

Onagro romano, con las cuerdas de torsión visibles

Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa

(Fuente: El ejército romano. Adrian Goldsworthy. Akal. Grandes Temas. Ediciones Akal, S.A. 2.005)

.

        Como vimos anteriormente, César había enviado una pequeña flota de naves de carga al mando de Gayo Salustio Crispo, el historiador, a la isla de Cercina, a por trigo. Salustio se hizo con todo el trigo que estaba acumulado en la isla y lo cargó en las naves que traía, retornando con él a Rúspina.

        Al mismo tiempo, Alieno, en Lilibeo (Sicilia) metió en los barcos que había reunido a las Legiones XIII y XIV, junto con 800 jinetes y mil arqueros y honderos y las envió con dirección a Rúspina. Tras cuatro días de navegación con viento favorable, las naves llegaron al campamento de César. Éste ordenó desembarcar a sus tropas y las distribuyó por los fortines y bastiones que había construido rodeando el campamento. Con estas dos aportaciones de hombres y suministro la situación de César mejoró sensiblemente, si bien todavía esperaba recibir un ulterior aporte de hombres desde Sicilia.

.

Hondero, infante ligero, legionario listo para batalla y legionario de marcha

Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa

(Fuente: CESAR´S ARMY. Harry Pratt Judson. Ares Publishers, Inc. Chicago, 1.993)

.

        Escipión, comprendiendo que por algún motivo César evitaba la batalla, decidió que tal vez no tendría otra forma de expulsarlo de África que atacar su campamento. Pero era arriesgado, conocedor de las tretas que empleaba el comandante enemigo, hacerlo sin la debida información. A este fin encargó a dos guerreros gétulos que se finjan desertores y lograran información sobre los planes de César, la situación de su gente, sobre sus efectivos y sobre cómo tenía defendidas las entradas de su campamento para hacer frente a sus elefantes.

        Lo que ignoraba Escipión era el estado de ánimo de muchos númidas y gétulos, que sintonizaban más con César, pariente de su antiguo benefactor, Mario, que con su actual monarca, Juba. Si Mario les había dado la libertad como nación, su sucesor, Sila, los había sometido al monarca de la Numidia, padre de Juba. De ahí que, saliendo del campamento de Escipión, se dirigieron al de César y, ya dentro de él y en su presencia , confesaron el plan para el que había sido aleccionados. Dijeron también que muchos legionarios de las Legiones IV y VI estaban deseando pasarse a las filas de César, pero que se lo impedían las patrullas de caballería númida en torno al campamento de noche.

.

Legionario en orden de batalla

Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa

(Fuente: CESAR´S ARMY. Harry Pratt Judson. Ares Publishers, Inc. Chicago, 1.993)

.

        César, satisfecho del cariz que iban tomando las cosas, los premió generosamente y los alistó en las secciones de auxiliares que estaba formando con desertores. Se comprobó la veracidad de las informaciones de los gétulos porque en días siguientes bastantes legionarios de las Legiones dichas consiguieron zafarse de su campamento, para pasarse a las filas de César. Mientras tanto Catón el Viejo, gobernador de Útica y ferviente partidario pompeyano, reclutaba a todos los paisanos, esclavos, africanos, viajeros y a cualquier varón en edad de portar armas, formaba pelotones y los mandaba, al mando de un oficial de su confianza, al campamento de Escipión en Rúspina.

.

Mapa de la zona de la «Guerra de África» entre pompeyanos y César

Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa

(Fuente: Atlas of Ancient & Classical Geography. Everyman´s Library. 451. London & New York. 1.942)

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 134. Julio César en África espera refuerzos.

.

      …  Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa  Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa  Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa

Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa  Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa  Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa

Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa  Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa  Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa

Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa  Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa  Egipto Antiguo 133 Onagros y legionarios con Cesar en Africa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *