Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3

Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3 (El Salvador) enfoca el último tercio de su vida como Faraón o rey de Egipto, con una transmisión ejemplar a su hijo.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 26-10-2.012

.

.

.

        En los montes de Chipre abunda la madera, de modo que la materia prima para construir los barcos de su flota provendrán de Chipre.

La isla ptolemaica de Chipre en detalle

Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3

(Fuente: ATLAS ANTIQUUS. Twelve Maps of the Acient World. Dr. Henry Kiepert.  Dietrich Reimer. Berlín, 1.890)

.

        El sobrenombre de Salvador, Sóter, le viene a Ptolomeo de sus vasallos de Rodas, que el año 305 fueron sitiados por Demetrio Poliorcetes, el hijo de Antígono Monoftalmos, pero que ayudados por Ptolomeo, pudieron resistir el asedio. No obstante, durante los 20 primeros años del reinado de Ptolomeo I, el dominio del mar era de Demetrio Poliorcetes y la flota imperial. Situación que empezó a virar tras la batalla de Ipsos el año 301, fecha a partir de la cual pugnarían por el predominio marítimo Ptolomeo, por parte de Egipto, y Seleúco y sus descendientes por el Imperio Seleúcida..

        En cambio, la Cirenaica le dio más quebraderos de cabeza a Ptolomeo. Sus hombres no le fueron fieles. El gobernador Ofelas, al que pudo reponer en su cargo, se volvió contra él y se rebeló a su vez poco más tarde. Incluso llegó a pactar con Agatocles de Siracusa, que luchaba contra Cartago. Pero el año 309 fue muerto por el mismo Agatocles. Más tarde, Ptolomeo designó como gobernador de Cirene a su hijo Magas, fruto de su matrimonio con Berenice, su última esposa. Éste, a la muerte de Ptolomeo I, se declaró independiente y declaró la guerra a su hermano por parte de padre, Ptolomeo II. Egipto no recuperaría Cirene hasta el año 250.

        Compatibilizándola con su labor defensiva como general de su ejército, Ptolomeo desarrolló una importante labor organizativa , transformando la administración del  Egipto faraónico a su favor. Podría decirse que llevó al aislado y ancestral Egipto la técnica y la manera de razonar griega. Tenía un país a sus pies y debía sacar de él todo el beneficio que fuera posible según las técnicas modernas. Mejoró la agricultura, amplió los regadíos, desecó zonas pantanosas, al Sur de Alejandría, desarrolló el comercio, abriendo nuevas rutas de caravanas, con el Mar Rojo, Nubia y la Petra nabatea. Despojó a los nobles y a los sacerdotes de todos y casi todos sus privilegios y propiedades, respectivamente.

        No obstante, supo contentarlos, edificando Templos de orden menor, no comparables a los construidos por los grandes Faraones de la Historia egipcia. Lo mismo – discúlpeseme la interrupción – harán mas tarde los romanos. Porque contentar al pueblo y al mismo tiempo explotarlo hasta casi reventar es fácil, si uno posee suficiente inteligencia, sangre fría y posibilidades. Y Ptolomeo lo tení todo.

        Los sumisos egipcios, sumisos desde tiempo inmemorial, captaban lo que sucedía y con una resignación que para sí quisieran algunos en otras latitudes, protestaban o denunciaban el abuso que se cometía con ellos en sus tumbas, de forma por demás suave.

.

Escribas designando el grano debido al Faráon. Tumba de Menna. Valle de los Nobles. Tebas

Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3

(Fuente: Historia de la Humanidad. Tomo 4. Antiguo Egipto. Ana María Vázquez. Arlanza Ediciones, 2.000)

.

        El Faraón ptolemaico necesita una gran cantidad de oro y plata para pagar a los ejércitos que le permiten mantener bajo control Egipto y los territorios conquistados. Amén de las construcciones de Arquitectura monumental que honren su nombre, la flota de recreo, la flota de guerra, los sobornos a oscuros jefes en territorio enemigo y las demás necesidades nacionales. Ello le hace mantener una constante tensión sobre el tema de la recaudación, fuente de la que depende el futuro del país, y, sobre todo, de la dinastía.

        Ahora que le decimos adiós, hay que reconocerle a Ptolomeo I Sóter su “saber cómo” hacer las cosas. Fue prudente, sosegado, reflexivo, frío, ambicioso dentro de un orden, nunca acometió empresas que estuvieran más allá de sus posibilidades … Todo ello hizo posible que fuera el único Diádoco que murió en la cama, y no al filo de la espada. Tuvo a la diosa Fortuna de su parte, aunque sin duda él ayudó, no metiéndose en camisa de once varas.

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 17 y Ptolomeo II Filadelfo.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3  Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3  Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3  Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3

Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3  Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3  Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3  Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3

Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3  Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3  Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3  Egipto antiguo 16 y Ptolomeo I Sóter 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *