Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias, o motivos para el distanciamiento de Pompeyo.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Lunes 10-3-2.014

.

.

.

          En el anterior artículo hemos visto a Julio César recordando sus mejores momentos tenidos en la Guerra de las Galias.       

        Ausentándose César de Roma y quedando en Roma Pompeyo, César debía tener una persona de confianza en Roma que velara por sus intereses y le avisara si había algún inconveniente. Y nadie mejor, pensó César, que Clodio, el amante de su ex, Pompeya Sila, que le debía un favor.

        Con su influencia y antes de salir para las Galias, hizo lo necesario para que Clodio fuera elegido «Tribuno de la plebe«, un puesto con una gran poder entre el pueblo. Y fuese tranquilo a las Galias.

        Digamos que se dice «las Galias«, en plural, porque había varias Galias: La Galia Cisalpina (la Galia de los Alpes para acá), que se encuentra en el Norte de la actual Italia, y la Galia Narbonensis, la que contenía a Narbo (Narbona), las franja costera de los Pirineos a Suiza. Como consecuencia de las conquistas de César se iba a crear la Galia Lugdunensis, la franja horizontal que abarca desde Bretaña y Normandía hasta Lugdunum (Lyon). Los galos, pueblo temible para los romanos, invadieron y llegaron hasta Roma, quedando luego asentados en la Galia Cisalpina. De ahí el valor dado por los romanos de su tiempo a la hazaña de César, al conquistarse, él solito, toda la Galia salvaje, temible, bárbara, celta.

.

Pan y Hermafrodita, fresco de la Casa de los Dióscuros. Pompeya

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias

(Fuente: Pompeya. Herculano. El Vesubio. Edizioni KINA Italia)

.

        Pero no todo fueron mieles en el periodo de su exilio militar en las Galias. Su hija Julia, casada con Pompeyo, fallecía en el parto, al intentar tener su primer hijo. Era el año 54. Medio mundo se hundió para César con la muerte de su única hija, nacida de la difunta Cornelia. Y tuvo tal muerte la consecuencia de que Pompeyo se alejó de César, pues no le faltaban invitaciones a pasarse con armas y bagajes al bando del Senado. Casó Pompeyo dos años más tarde, el 52, con Cornelia Metela, la joven viuda de Publio, hijo de Craso, e hija de Cecilio Metelo Escipión, senador enemigo acérrimo de César.

        Antes había rechazado otra oferta matrimonial que le hizo César, con su sobrina-nieta Octavia. Y Pompeyo se alejó de la órbita de César. Por otra parte, el año 53 muere Craso, derrotado en Carrés por los Partos, el Imperio contiguo al romano por el Este, a los que había ido a combatir, buscando una gloria similar a las César. El plan que cuidadosamente había urdido César se desmoronó. Y es que «no se puede estar en el plato y en la tajada«.

.

Estatuilla de bronce de dama romana con el strophium

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias

(Fuente: La Ciudad Antigua. Atenas y Roma. Peter Connolly – Hazel Dodge. Acento Editorial, 1.998)

.

        Hubo otro factor, que en las historias apenas se esboza, que contribuyó sin duda – creemos aquí – al alejamiento entre César y Pompeyo, y es que el primero tomó a la mujer del segundo, Mucia, como propia, mientras Pompeyo ensanchaba las fronteras de Roma en Asia Menor. Fue otra de sus amantes políticas. Y como todo se sabe, Pompeyo lo supo, bien a su regreso triunfal a Roma.o por emisario, al poco del engaño. E, imitando a César en su gesto con Pompeya, cuando el escándalo con Clodio y la Bona Dea (la Buena Diosa), Pompeyo se divorció de Mucia a su vuelta de Asia Menor. No iba a ser él menos.

        Hay que reconocerle a Julio César serias dosis de descaro y desvergüenza. Porque algunas de sus actuaciones fueron «obligadas», pero otras no lo fueron en absoluto. Se ganó así innumerables enemigos, no sólo en el campo de la política, ni sólo en el campo militar, sino también en el campo, más reducido, de las alcobas. Tal vez a César la guerra le atraía y le gustaba pelear en todos los campos … Es algo que nunca sabremos con certeza.

.

Escena erótica. Casa del Centenario. Pompeya

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias

(Fuente: Pompeya. Herculano. El Vesubio. Edizioni KINA Italia)

.

        Llegó al año 51 y la Galia Celta estaba sometida ya al poder de Julio César. En las campañas que van del 58, año en que fue nombrado, y el 51, César saqueó toda la Galia. Gran parte del oro que había en poder de todos los jefes tribales galos pasó a sus manos. Y gran parte de él enriqueció a Roma. El resto quedó en su poder, o lo repartió entre sus hombres. Trajo tanto oro a Roma que el precio del oro se devaluó alrededor del 30 %. Había demasiado oro en el mercado.

         Pero no es oro todo lo que reluce. César se apresuró a escribir las Memorias de una gesta tan espectacular como exclusiva, sus «Comentarios a la Guerra de las Galias«, nada más terminar éstas, mientras seguía en las Galias de manera un tanto irregular, pues había expirado su mandato. Pero, pensaba César, «que vengan a buscarme«.

         Sin embargo, el equilibrio de fuerzas políticas en Roma ya no le era favorable. Clodio se había sobrepasado en sus poderes, organizando reyertas callejeras que sembraron el terror en Roma, y fue asesinado por su rival Milón, secuaz del Senado. Con Craso y Clodio muertos y Pompeyo en brazos del Senado y nombrado cónsul único, César recibió la orden de licenciar a sus Legiones y presentarse en Roma, para ser sometido a juicio y condenado por cualquier acusación que el Senado buscaría contra él, pensaba César. Y podían encontrar muchas.

         César lo pensó por una noche en su tienda y concluyó que no había hecho todo lo que había hecho para acabar ajusticiado en la Cárcel Tuliana por unos inútiles sin visión de Estado. Y ello le sirvió de justificación para pasar el Rubicón con la estoica frase de «alea jacta est» («la suerte está echada«) en la cabeza. La guerra civil estaba servida.

.

Cargos superiores del cursus honorum romano

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias

(Fuente: La Ciudad Antigua. Atenas y Roma. Peter Connolly – Hazel Dodge. Acento Editorial, 1.998)

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 183. Julio César camino del Rubicón.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias  Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias 

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias  Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias 

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias  Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias 

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias  Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias 

Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias  Egipto Antiguo 182 César rememora su época de las Galias 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *