Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia, o sálvese quien pueda.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el miércoles 9-4-2.014

.

.

.

          En el anterior artículo hemos visto lo sucedido en la primera fase de la batalla de Farsalia, en la que la cuarta línea establecida por César derrota a la superior caballería de Pompeyo.

        La retirada de la caballería enemiga se produjo cuando la segunda línea de las Legiones había peleado la mitad del tiempo que era habitual que resistieran. Cada línea tenía cuatro filas, una detrás de otra. Cuando el legionario de la primera fila notaba que comenzaban a flaquearle las fuerzas, pedía con un grito «¡Relevo!« y el que estaba inmediatamente detrás de él procedía al cambio en el momento oportuno, indicado por el luchador.

        Muchos legionarios procuraban aguantar al máximo, para que quedara constancia en la centuria de su valor. Se resistían a pedir el relevo. Hasta ahí llegaba el aliciente por ascender de cohorte hacia las más prestigiadas, las de menor número de la Legión. En la retaguardia, el legionario se recuperaba del esfuerzo realizado, mientras peleaban sus tres compañeros. Se tenía un tiempo de lucha y tres de descanso, si la columna de uno seguía constando de cuatro hombres. Si se producía una baja, sólo serían tres tiempo de descanso. Por eso se aguantaba al máximo, para dar tiempo a los compañeros a reponerse.

.

Una centuria de cuatro en fondo

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia

(Fuente: El Ejército Romano. Adrian Goldsworthy. Akal Ediciones. 2.005)

.

        La nueva situación le dio a César una oportunidad de oro. Tenía una fuerza no involucrada en la pelea. Con ella podría hacer lo que había intentado Pompeyo con su caballería. Y a los cuatro tribunos que mandaban la cuarta línea les hizo llamar y les dio verbalmente la orden de flanquear al enemigo y destrozar su retaguardia. Debían moverse con rapidez, aunque sin agotar a unos hombres que ya habían hecho una gran proeza. Él quedaría con el grueso de sus Legiones, vigilando la marcha del combate.

.

Segunda fase de la batalla de Farsalia. La cuarta línea ataca el flanco izquierdo de Pompeyo

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia

(Fuente: Greek & Roman Warfare. John Drogo Montagu. Greenhill Books. 2.006)

.

         En cuanto uno de los bandos lograba flanquear al contrario, se producía la desmoralización del ejército que había sido desbordado. Porque la formación no estaba preparada sino para pelear de frente. Era necesario prever la llegada del enemigo por el costado para tener tiempo de formar una nueva línea de combate que le hiciera frente. Pompeyo no dispuso de ese tiempo.

         Sus jinetes, en desbandada, no pensaron en enviar un mensaje al Comandante supremo, para informarle de lo que había pasado. Al contrario, avergonzados de haber fracasado en su misión, nadie deseaba reconocer su fallo ante el Comandante supremo. Tampoco tuvo noticias Pompeyo de que existiera una «cuarta línea» enfrentándose a su caballería. Él esperaba el desmoronamiento de las filas contrarias, pero tal cosa no llegaba. Y no cabía sino seguir esperando. La irrupción de una formación enemiga a su izquierda le pilló completamente por sorpresa.

.

1 Legión = 10 Cohortes. 1 Cohorte = 6 Centurias. 1 Centuria = 80 legionarios

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia

(Fuente: El Ejército Romano. Adrian Goldsworthy. Akal Ediciones. 2.005)

.

        Cuando vio volar los pili (jabalinas) enemigos sobre los costados de su formación pensó «Esos pili no deberían estar ahí«. Y al pronto comprendió lo que había pasado. Por las causas que fueran, aquel demonio de César había frustrado sus planes. Y en lugar de  ser él quien, con su mayor caballería, había copado al enemigo, era éste el que le había flanqueado y atacaba impunemente a sus soldados desguarnecidos. Estaban perdidos. Todo se había perdido. «¡Malditos senadores …!« pensó. Pero tuvo que reconocer que el culpable principal había sido él, por hacerles caso, por ceder. ¿Tendría una nueva oportunidad? Debía buscarla.

        Se acordó de su mujer, que había dejado en Larisa, con su hijo pequeño. No habiendo podido dejarlos en lugar seguro en Italia, había tenido que traérselas con él. Eso ya sabía que era un riesgo, pero no había tenido elección. Pensó que debía ponerlas a salvo. Con César enfrente sabía que el día había acabado. Dio una orden a su guardia personal e inició la retirada hacia el campamento. Recogería sus insignias y cuatro objetos personales y volvería hacia Larisa. Luego ya vería qué hacía.

.

Ceremonia de casamiento, con el apretón de manos ritual

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia

(Fuente: El Mundo de los Romanos. Dr. J.F. Drinkwater et alia. BLUME Editorial. 1.994)

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 196. Julio César y el egoismo del Senado.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia  Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia  Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia  Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia  Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia

Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia  Egipto Antiguo 195 Desenlace de la batalla de Farsalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *