Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas

Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas, que lucharon unas contra otras.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Lunes 14-4-2.014

.

.

.

          En el anterior artículo hemos visto a Julio César rememorando sus problemas causados por la ceguera de los senadores romanos.

        Advirtamos ahora que en artículos sucesivos, y dada la dificultad de encontrar imágenes que se refieran al texto, se mostrarán objetos de tiempos de los romanos, lo que nos permitirá ver el grado de avance de algunas artes y lo no tan mal que vivían algunos privilegiados, los miembros de las clases más elevadas, que eran pocos.

        Recordando su pacto con Pompeyo y Craso y el mal cartel que tuvo incluso en ciudadanos cultos de Roma, César recordó que un historiador de buena familia, como era Tito Livio, lo llegaría a calificar de conspiratio, que tenía un doble significado, tanto de unión y acuerdo, como complot, conspiración. ¡¡Lo igualaba así al actuar de Catilina, que tramó una auténtica conspiración para asesinar a los dos cónsules elegidos y tomar él el poder!!

        Poder que le había sido negado por las instituciones al perder las elecciones a Cónsul, a las que se había presentado. Otros historiadores romanos posteriores serían más imparciales al poner nombre a este Primer Triunvirato y le darán el calificativo de «filia«, amistad, o de «potentiae societates«, alianza de poder político, lo que era más cercano a la realidad. Pero esto Julio César no lo sabría, ya que sucedería varios años después de su muerte.

.

Interior de un patio pompeyano, con el impluvium, recogida del agua de lluvia

Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas

(Fuente: Los 70 grandes inventos del mundo antiguo. Brian M. Fagan. Blume Editorial. 2.005)

.

        Lo que César veía con total claridad que era insostenible era recaudar los impuestos en las nuevas provincias y hacerse con el botín de guerra – oro y esclavos – obtenido al conquistarlas y negar a quienes lo habían hecho, los legionarios, el pago a su esfuerzo de veinte años de movilización en ésta y otras conquistas. Claro que para los senadores, que jamás tratarían con los veteranos de las Legiones, era muy fácil negarles tierras. No así a sus generales, que habían comprado su esfuerzo y abnegación a cambio de la promesa de un futuro estable y en paz, en cualquier provincia romana ya asentada.

        Y que los políticos por sangre, por nacimiento, del Senado se negaran a aprobar las medidas comprometidas por ellos, los militares, cuando volvían victoriosos de sus campañas era lo que había hecho brotar en la mente de César la idea de que era imprescindible unificar y que el mando lo ejerciera una sola cabeza, «militar, por supuesto».

        Tal vez mucho más adelante, pasadas varias generaciones – pensaba César – no sería necesario que el poder único del Imperio lo ostentara un general. Porque llegaría un tiempo en que las fronteras del Imperio se estabilizaran. Bien por haber topado con otro Imperio de similar capacidad militar, o bien por extensión excesiva. El Imperio de Alejandro tenía extensión excesiva y sólo su enorme energía personal permitió a un solo hombre abarcarlo todo. Pero a su muerte vino el desmembramiento. Roma no podía pensar en incluir en sus fronteras sino una pequeña parte del Imperio de Alejandro, la más occidental. El Oriente más lejano era algo ajeno a la idiosincrasia romana. Roma nunca adoptaría las costumbres de los Partos. Ni falta que hacía. 

.

Proceso de fabricación de vasijas de cristal egipcio con molde

      Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas

(Fuente: Los 70 grandes inventos del mundo antiguo. Brian M. Fagan. Blume Editorial. 2.005)

.

        Cuando rememoró su entente con Pompeyo, el Primer y Segundo Triunviratos, César se dio cuenta de que su comportamiento en el pasado quizás había influido en sus problemas del presente. Tal vez si no hubiera seducido a Mucia, la mujer de Pompeyo, aprovechando que éste estaba destinado en Asia Menor, luchando contra Mitrídates, y que ella, como muchas matronas romanas en aquellos momentos, estaba cegada por la fama de César, éste no la hubiera repudiado a su vuelta a Roma, y no le hubiera vuelto la espalda más tarde. Dos hijos de Pompeyo y Mucia, Gneo y Sexto, eran los que ahora se le enfrentaban en Hispania, y también lo había hecho, uno de ellos, en África.

.

Vasija de época de Tutmosis III, siglo XV AEC, fabricada con molde

Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas

(Fuente: Los 70 grandes inventos del mundo antiguo. Brian M. Fagan. Blume Editorial. 2.005)

  

        Ellos, los hijos, eran los que mantenían viva la causa de su padre. De no haber estado ellos al frente de la sedición, es posible que los generales que mandaban las tropas y los senadores más recalcitrantes en favor de Pompeyo, con Catón al frente, hubieran depuesto las armas. Pero los dos hijos de Pompeyo tenían un motivo personal para no rendirse al hombre que había deshonrado a su madre.

        César no se había arrepentido de lo que antaño hiciera. Pero en su fuero interno reconocía que sus actuaciones no siempre habían ido en su favor. Al menos, no a alargo plazo. Pero lo hecho hecho estaba y, como le enseñó su padre: «Julio – le decía – a lo hecho, pecho.» Y eso es lo que ahora estaba tratando de llevar a cabo. Claro que si su corta aventura con Mucia le había salido una tanto cara, su aventura egipcia le reportaba aún grandes rendimientos. Esa misma noche yacería con Cleopatra. Y, además, esa noche debería ser de «ceremonia larga» …  

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 198. Julio César, legislador con ayudas.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas  Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas  Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas

Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas  Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas  Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas

Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas  Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas  Egipto Antiguo 197 César y sus ideas sensatas y locas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *