Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio

Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio, de quien lo hemos heredado.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 18-4-2.014

.

.

.

          En el anterior artículo hemos visto a Julio César recordar los frutos obtenidos en sus campañas en las Galias.

        Tras su viaje a Egipto, después de la batalla de Farsalia, en la que derrotó definitivamente a Pompeyo, César supo de la manera que tenían los egipcios para fijar el calendario anual. En Roma había una anarquía total en ese aspecto. Los sacerdotes y los magistrados aumentaban días al año según sus preferencias. Este efecto, acumulado a lo largo de varias generaciones, hacía que las fiestas que en sus orígenes celebraban la llegada de la primavera cayeran ahora a mediados del verano; tantos días se habían añadido caprichosamente.

        Todos sabían que había un enorme desfase, pero nadie hacía nada. César tuvo presente el problema cuando se enteró de que en Egipto era muy importante saber la fecha en que el Nilo se inundaría y el método que tenían los sacerdotes egipcios para predecirlo. Había sacerdotes fieles a Cleopatra. Ellos le explicaron el sistema encontrado por los ancestros para predecir ese momento.

.

Moneda republicana del dios Jano, bifronte. Reverso, proa de nave

    Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio  Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio

(Fuente: Colección particular)

.

        Los antiguos observaron que la inundación sucedía muy próxima al día en que al atardecer se veía hacia el Este por primera vez la estrella Sirio, que ellos llamaban Sotis, la estrella más brillante del firmamento. Esa estrella había estado anteriormente oculta durante varias semanas. También relacionaron la crecida del Nilo con el solsticio de verano, el día más largo del año. Ellos podían predecir con mucho acierto la subida del Nilo con ambos fenómenos, la aparición de Sirio y el solsticio de verano. Y al comprobar que el Nilo repetía sus crecidas en las mismas fechas con relación a esos dos hitos de los astros, decidieron que el año se contara a partir de tales señales.

        Y entonces, llevando el cómputo de los días transcurridos, comprobaron que cada cuatro años, Sirio y el solsticio se atrasaban un día. De ahí dedujeron que el año solar – que era más exacto que el año lunar, teniendo en cuenta las fases de la Luna – tenía 365 días siempre que cada cuatro años se aumentara un día más. Los egipcios solucionaron el tema colocando 12 meses de 30 días cada uno y, al final de todo, cinco días de más. Así hacían los 365 necesarios.

.

Plano de Stonehenge

Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio

(Fuente: Los 70 grandes inventos del mundo antiguo. Brian M. Fagan. Blume Editorial. 2.005)

.

        Esto fue lo que le explicaron a César, y César comprendió que los sacerdotes egipcios sabían de estos temas mucho más que los sacerdotes romanos. Y se propuso trasladar a Roma el calendario egipcio de 365 días y un cuarto de día como duración del año. En Roma los meses del año se llamaban con cierto nombre cada uno de ellos. El año comenzaba con la llegada de la primavera, la época en que ya se podía transitar por los caminos y navegar por el mar.

        Como las guerras comenzaban en ese mes, ese mes estaba dedicado al dios de la guerra, a Marte, y se llamaba Martius, el mes de Marte. Venían luego Aprilis, Maius y Junius. Luego había dos meses sin nombre específico, el quito, Quintilis, y el sexto, Sextilis. César decidió que el Quintisis pasara a llamarse Julius, en su honor. Años más tarde, muerto ya César, su sobrino – por matrimonio con su sobrina Azia, hija de su hermana Julia –  Octavio, siendo ya Augusto, puso su nombre al mes Sextilis, que pasó a llamarse Augustus. El resto de meses hasta Diciembre eran los que hoy son.

        El que con César pasó a ser el primer mes del año recibió el nombre de Ianuaris, en honor al dios Ianus, el dios al que se representaba con dos caras, una mirando hacia adelante y otra hacia atrás. Porque estaba mirando, con una de sus caras, al año que terminaba, tanto como al que se iniciaba, con la otra. El día que se añadía cada cuatro años se colocó en el segundo mes del año, en Februarius, el mes de las Purificaciones, para iniciar debidamente el antiguo primer mes del año, Martius. El dios Ianus se representó en algunas monedas en tiempos de la República. En el reverso solía aparecer la proa de una nave enemiga capturada por los romanos.

   

Crepúsculo a mediados del invierno en Stonehenge

Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio

(Fuente: Los 70 grandes inventos del mundo antiguo. Brian M. Fagan. Blume Editorial. 2.005)

.

        Si César hubiera viajada a tierras lejanas habría comprobado que los sabios de diversas civilizaciones habían encontrado la manera de relacionar el tiempo en la tierra con el tiempo – es decir, con el viaje – de los astros. Así, en la isla de Java, los aborígenes medían la sombra que una vara vertical trazaba sobre el suelo al atardecer. Midiendo la sombra en el solsticio de verano, comprobaron que la longitud era el doble que la sombra proyectada en el solsticio de invierno. Dividieron la sombra pequeña en cuatro y la grande, en ocho, y eso les dio también doce meses para el año.

        El círculo de dólmenes de Stonehenge bien podría ser un enorme calendario solar, en el que el Sol se pone en el solsticio de veranos entre dos piedras que están en la parte opuesta al corredor principal de acceso al monumento. Por su parte, los habitantes antiguos de Quito, en el Ecuador, comprobaron que el Sol no provoca sombra en una varilla clavada vertical en el solsticio de verano, pero sí la provoca en el resto del año. Eso también les llevó a medir el tiempo con precisión.

   

Medición del tiempo en Java, a 7º latitud Sur

Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio

(Fuente: Los 70 grandes inventos del mundo antiguo. Brian M. Fagan. Blume Editorial. 2.005)

.

        Esta capacidad para encontrar medios para resolver los propios problemas, basándose en aspectos aparentemente sin ninguna relación con el problema a resolver, es lo que aquí hemos llamado ingenio. Palabra que deriva del latín ingenium, que significa, talento, genio, y también inspiración, invención. Es esa «facultad en el hombre para discurrir o inventar con facilidad y prontitud«, según dice nuestro Diccionario.

        Aquí  estamos convencidos de que sobran las dos últimas condiciones de la tal definición, lo de la «facilidad» y la «prontitud». Lo cual sería señal de que los autores de la definición nunca practicaron lo que definieron. No creemos que a los sacerdotes egipcios se les ocurriera lo de relacionar la aparición de la estrella Sirio con las crecidas del Nilo a las primeras de cambio, en un abrir y cerrar de ojos. Tuvo que ser, más bien – pensamos – tras cotejar un montón de coincidencias de estrellas y darse cuanta, uno de ellos, el más aguda, de que la estrella Sirio sí «que tuvo algo que ver». Pero tuvo que ser por «prueba y error», que se dice ahora [antes se decía «a ojo»], como el sacerdote en cuestión pudo por fin proponer lo de Sirio a sus colegas del Templo.

.

Moneda republicana de Jano bifronte. Reverso, proa de naveEgipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio

(Fuente: Wikipedia)

 .

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 200. Leyes establecidas por Julio César.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio  Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio  Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio

Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio  Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio  Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio

Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio  Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio  Egipto Antiguo 199 Julio César y el calendario solar egipcio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *