Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César

Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César, tratando de equilibrar las clases sociales.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el miércoles 23-4-2.014

 

          En el anterior artículo hemos visto a Julio César recordar cómo movió personas de una provincia a otra para aliviar las cargas de Roma.

          César se había ocupado también de dar trabajo a los hombres libres y había dictado una ley por la que todo dueño de rebaños tenía que tener al menos la tercera de sus pastores que debían ser jóvenes libres, no esclavos. Asimismo, se había ocupado de dictar otra ley por la que se concedía la ciudadanía romana – cualidad que era muy apreciada y escasa entre los extranjeros – a todo extranjero que practicara en Roma la Medicina o las Artes Literarias. Con ello buscaba elevar el nivel cultural y de salud en la gran Ciudad.

.

Fuente de un ninfeo, mosaico. Casa  de la Fontana Grande. Pompeya

Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César

(Fuente: Los 70 grandes inventos del mundo antiguo. Brian M. Fagan. Blume Editorial. 2.005)

.

        César recordó las presiones que recibió por parte de los líderes populares para que procediera a condonar las deudas, que ahogaban a los deudores menos pudientes y podían conducirles a la esclavitud por deudas. Pero César era de la opinión de que abolir completamente las deudas eras usar el poder en favor de un bando y absolutamente en contra del otro. Él, por el contrario, quería llegar a una Roma en la que prevaleciera el equilibrio, y eso no se lograba con medidas extremas. De ahí que finalmente decidió dictar una ley por la que se concedía la remisión de los intereses por dos años y ordenaba que se descontara del capital los intereses pagados hasta la publicación de la ley.

        Las deudores pagarían según la cuantía de su patrimonio y con los precios de antes de la guerra civil. Con esta ley, las deudas se redujeron como promedio en su cuarta parte. Dos años más tarde tuvo que sacar otra ley por la que se perdonaban los alquileres adeudados hasta la suma de 500 denarios en Roma y de 125 en el resto de Italia. Estas disposiciones tuvieron la virtud de disgustar profundamente a los optimates y de no satisfacer completamente a los populares. De ahí dedujo César que había logrado un cierto equilibrio con tales leyes y ése era el camino que debía seguir.

.

Hipocausto romano para calefacción casera

Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César

(Fuente: Los 70 grandes inventos del mundo antiguo. Brian M. Fagan. Blume Editorial. 2.005)

.

        César también dedicó atención a restablecer las instituciones que habían quedado alteradas con la guerra civil. Había muchas bajas entre los senadores. No obstante, César a nadie privó de su puesto en el Senado. Los que no quisieron retornar a su puesto en él fueron sustituidos por otros miembros favorables a César. Además, César amplió el número de senadores, de 600 a 900. Admitió miembros de las aristocracias de provincias, como Balbo de Gades, al que conoció en sus tiempo de Propretor de la Hispania Ulterior.

        Nombró asimismo equites (caballeros) como senadores y también unos pocos centuriones de sus Legiones. También introdujo a plebeyos entre las filas del patriciado. Le guiaba la misma idea, las clases debían ser permeables, no herméticas. A quienes habían triunfado dentro de su clase les debía estar abiertas las puertas de la clase superior, a la que se habían izado por méritos propios, no por razón de nacimiento. Él sabía lo que costaba abrirse camino en la vida y quería premiar a quienes lo habían logrado.

.

Pilares que sostienen el suelo de las Termas Estabianas de Pompeya

Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César

(Fuente: Los 70 grandes inventos del mundo antiguo. Brian M. Fagan. Blume Editorial. 2.005)

.

        Se ganó al partido de los publicanos reduciendo las cantidades para obtener la concesión de Asia. El fisco recaudaba menos, pero ese importante grupo de la sociedad romana estaría a favor de César. También le apoyaba el proletariado militar, todos los mandos militares, cuyo apoyo era vital para César, y parte del orden ecuestre, los caballeros. No obstante, los mandos militares más afines, por lazos de familia, al Senado se pondrían de parte de Pompeyo con ocasión de la guerra civil, como había comprobado. A la vuelta de África, César acababa de conseguir que el nuevo Senado le nombrara dictador por diez años.

        No obstante, se le continuaría renovando el cargo cada año, pero eso pasaría a ser una mero formalismo. El mismo dócil Senado le renovó el cargo de Cónsul por tres años. Con estas disposiciones era consciente de que se estaba modificando las normas de la República de Roma, pero era evidente que tales reformas eran necesarias para llegar algún día a que un solo hombre ostentara el poder total en el futuro Imperio Romano.

        La situación que estaba creando era un paso intermedio. Era necesario que las instituciones romanas fueran aceptando al concentración de poder en manos de un solo hombre. César sabía que estas medidas eran vistas con recelo, cuando no con horror, por los miembros más conservadores del Senado. Pero debían poco a poco irse acostumbrando.

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 202. Julio César, monedas, Imperios y Egipto.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César  Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César  Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César

Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César  Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César  Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César

Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César  Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César  Egipto Antiguo 201 Nuevas Leyes de Julio César

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *