Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana

Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 9-5-2.014

.

.

.

          En el anterior artículo hemos visto ejemplos de Teatros, lugares de esparcimiento de los ciudadanos romanos de lustre, y hemos visto los gustos, un tanto chabacanos, del pueblo romano.

        Dejando atrás los Teatros, los romanos acudían con más fruición y procuraban no perderse los espectáculos que se daban en los Anfiteatros. Al igual que los Teatros y los Hipódromos, al igual que los Acueductos, los Anfiteatros eran otra de las obras más impresionantes que construyeron los romanos. Si recordamos que el principal Anfiteatro romano era el Coliseo de Roma, el lector comprenderá la complicación que entrañaba construir un Anfiteatro.

        Pero antes de entrar de lleno en los Anfiteatros, permítaseme una última imagen de un Teatro de provincias. No todo los Teatros eran tan magníficos como los que vimos el día pasado, construidos en Roma o en ciudades de primera categoría, como Éfeso o Afrodisias, de noble y larga historia. En «Colonias«, que así se llamaban las ciudades de primera categoría dentro de una provincia, de reciente fundación, como eran las de la Britania, los Teatros eran de inferior categoría. Los asientos eran de madera; los accesos, parcialmente de madera también. Nada de jardines y pórticos en derredor. Cuando se acababa la función, a la puñetera calle. Una reconstrucción del Teatro de Verulamiun, la moderna St. Albans, en Inglaterra, puede ser una buena muestra del «quiero y no puedo» romano de provincias.

             

Teatro de Verulamiun, St. Albans (Britania)

Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana

(Fuente: Romans Towns in Britain. Alan Sorrell. B T Batsford Ltd. London, 1.976)

.

           La referencia obligada, hablando de Anfiteatros, es el Coliseo romano. Pero antes detengámonos en una Colonia importante de la Galia, en la actual Nimes. Allí se construyó un gran Anfiteatro, de piedra, que se conserva extremadamente bien. Tanto que todavía está en uso. No para la función que fue diseñado, sino para festivales de verano y corridas de toros. Le llaman la «Arena», como en otros lugares. Si el Gran Coliseo de Roma tiene unos ejes de la elipse de 188 m. y 156 m., el de Nimes tiene 133 m. por 101 m. Fue construido el año 27 AEC. por Augusto. Caben dentro 15.000 personas. Fue también convertido en fortaleza y más tarde en barrio de viviendas, llegando a tener más de 650 habitantes. Al Palacio de Diocleciano, en las afueras de la moderna Split, le pasó igual.

.

Anfiteatro de Nimes, en la Galia (Francia)

Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana

(Fuente: Atlas of the Roman World. Tim Cornell – Jhon Matthews. Andromeda Oxford Ltd, 1.982)

.

          El Emperador Vespasiano mandó construir el Anfiteatro Flavio el año 70, en honor a su dinastía, la Flavia. Lo inauguró su hijo Tito el año 80. Pasó por vicisitudes adversas, como todo edificio antiguo, y fue alcanzado por un rayo el año 217, que lo inutilizó por varios años. Luego sufrió terremotos, en los siglos V y VI. Desde esa fecha hasta 1.750 fue empleado como cantera para obtener piedras para la construcción de mil edificios romanos. Ese año, el Papa lo dedicó a los mártires que en él habían muerto y prohibió seguir sacando más piedra barata de él. Gracias a esa medida se conserva casi íntegra la parte Sur.

.

El Coliseo de Roma, reconstrucción del exterior

Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana

(Fuente: La Ciudad Antigua. Peter Connolly – Hazel Dodge. Acento Editorial, 1.998)

.

        Ya se ha comentado que «semper et ubique«, que decía mi Profesor de Latín, «siempre y en todas partes» se han empleado las piedras de los castillos y monumentos ingentes de la Antigüedad para adornar las esquinas de casuchas de «chicha y nabo» de la localidad. Ningún edificio de la Antigüedad se salvó de esta destrucción local. Los peores enemigos de los monumentos históricos son sus paisanos. No dejan piedra sobre piedra, si se les deja. Mil años de saca de piedras produjo este efecto en el Coliseo, el mayor monumento de la Antigüedad de Roma.

.

Estado actual del Coliseo, tras un expolio de siglos, semidesnudo

Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana

(Fuente: La Ciudad Antigua. Peter Connolly – Hazel Dodge. Acento Editorial, 1.998)

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 209. El Coliseo. Reconstrucciones.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana  Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana  Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana

Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana  Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana  Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana

Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana  Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana  Egipto Antiguo 208 Anfiteatros en la vida romana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *