Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo y los monumentos cercanos

Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo y los monumentos cercanos.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 16-5-2.014

.

.

.

         En el anterior artículo hemos conocido datos relacionados con el Anfiteatro Flavio, más conocido como el Coliseo de Roma y con los gladiadores que en él lucharon y murieron.

     Uno de los espectáculos más populares en Roma fueron las carreras de carros tirados por dos, tres o cuatro caballos cada uno. Los carros debían dar siete vueltas a la spina, barrera baja que dividía la pista por la mitad. Esta barrera estaba adornada con estatuas, trofeos y un obelisco, que Augusto mandó traer de Egipto el año 10 AEC, el obelisco rojo de Ramsés II, del siglo XIII AEC. Junto con el Circo Flaminio que puede verse en el plano de la Roma antigua de más abajo – construido en la época de Augusto, eran los dos Circos de Roma. Finalmente, sólo quedó el Circo Máximo como lugar de celebración de torneos. También, en alguna ocasión, se dieron espectáculos de gladiadores y luchas de hombres y fieras en este Circo.

.

Reconstrucción del Circo Máximo en el siglo IV. Roma

Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo

(Fuente: La Ciudad Antigua. Peter Connolly – Hazel Dodge. Acento Editorial, 1.998)

.

        Los carros partían de las carceres, que estaban en la parte inferior de la imagen anterior. La habilidad del auriga era graduar la velocidad en las rectas y en las curvas. Entrar en la curva a una velocidad excesiva podía estrellar su carro contra la pared del fondo. Dar una vuelta cómoda y amplia podía hacerle perder el puesto en beneficio de otro auriga más osado, que le adelantara por dentro. Pero ceñirse demasiado podía llevarle a dejar una rueda en la espina, caer y ser arrollado por los carros que le seguían.

        Se precisaba mucha sangre fría y mucho dominio de los caballos para ser el vencedor de una carrera, en la que era frecuente que varios carros se destrozaran y más de un conductor muriera arrollado por los demás carros y caballos. La cuenta de las vueltas dadas se llevaba por unos huevos gigantes, que se retiraban a cada vuelta, y por unos delfines móviles, que desaparecían a la vista de los conductores de los carros. De esta forma ellos sabían las vueltas que quedaban. Las carreras de este tipo están descritas con todo lujo de detalles en «Circo Máximo», la novela de Santiago Posteguillo ambientada en la época de Trajano.

.

Cubierta de Circo Máximo. Santiago Posteguillo. Editorial Planeta, 2.013.

Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo

(Fuente: Libro citado)

.

            La altura total de los graderíos llegaba a los 35 metros. La fachada del Circo Máximo era, como la del Coliseo, con forma de arcadas. El Circo Máximo no está excavado en su totalidad. Lo más que se ha hecho han sido catas por la zona y excavar el lado Sudeste, allá donde forma la curva en que estaban las carceres, las puertas de salida de los carros. Había doce carceres. Tito, con ocasión del saqueo de Jerusalén, construyó un Arco de Triunfo en honor de sí mismo en la cabecera del Circo Máximo. Pasó a ser la entrada principal. Augusto había construido el llamado pulvinar, un palco de honor para quien presidía los Juegos.

.

Vista aérea del Circo Máximo hoy

   Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo

(Fuente: La Ciudad Antigua. Peter Connolly – Hazel Dodge. Acento Editorial, 1.998)

.

        Como puede verse, de aquellas viejas glorias sólo quedan vestigios. Este es el estado actual del lugar. En sus mejores tiempos tenia una capacidad para 385.000 espectadores. Medía 600 metros de longitud total, incluyendo pista y gradas, y 200 metros de anchura. Algunos Emperadores, un tanto frívolos y fanáticos de las carreras de carros, se hicieron circos propios en sus dominios personales, como Nerón y Calígula, pero se construyó encima de los tales y no perduraron. El Circo Máximo era inicialmente, en la época de su construcción, en el siglo VI AEC, de madera. Fue Claudio el que renovó las puertas de salida de los carros, que de madera pasaron a ser de mármol. Y Trajano renovó totalmente el Circo, haciendo de él un monumento digno de Roma.  

        El Circo Máximo estaba en una hondonada, entre las colinas del Palatino, al Norte, y el Aventino, al Sur. De hecho, discurría por encima del último tramo de la Cloaca Máxima, antes de que ésta desembocara en el río Tíber. Junto con el Foro Boario y algunas partes contiguas formaba el Distrito XI, de los 14 que tenía Roma.

        La Porta Triunfalis, por la que los generales en triunfo entraban en Roma, estaba al Norte del Circo Máximo. Al Sudeste del Circo discurrían las murallas de Servio Tulio, con la cercana Porta Capena, que se abría al exterior de la Ciudad.  Al otro lado del Palatino – así llamado porque Augusto decidió hacer en él su Palacio, lo mismo que los Emperadores siguientes – estaba el Coliseo. En amplio contraste con la zona palacial, más al Norte estaba el barrio de la Subura, la parte más pobre de Roma, con calles estrechas y abundancia de hacinamiento en las viviendas. Hoy le llamaríamos una ciudad colmena. Más al Oeste, al otro lado del Capitolio, los tres Teatros que ya hemos visto anteriormente.

.

Situación del Circo Máximo en la Roma Imperial

Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo

(Fuente: Longman´s Atlas of Ancient Geography. Longmans, Green, and Co. New York, London and Bombay. 1.902)

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 212. Un día en el Circo Máximo.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo  Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo  Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo  Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo

Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo  Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo  Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo  Egipto Antiguo 211 El Circo Máximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *