Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo, o cómo se organizaban las carreras de caballos en la Roma imperial.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Lunes 19-5-2.014

.

.

.

            En el anterior artículo hemos visto datos relacionados con el Circo Máximo, y con las carreras de carros de caballos, o cuádrigas, que en él se celebraban.

            La razón de que fueran tan populares las carreras de carros era que se formaron cuatro equipos y se jugaban apuestas en favor de uno u otro. Los equipos se llamaban rojo, azul, blanco y verde, porque sus aurigas iban vestidos de esos colores. Se llegaron a promover peleas entre grupos de aficionados – más bien habría que llamarles fanáticos – de uno y otro equipo. Otro motivo de su popularidad fue la aversión del Cristianismo a los espectáculos con gladiadores, que fueron disminuyendo a partir de Constantino, fallecido el año 337.

            En la imagen que sigue se ve el Circo Máximo un día de carreras. Detrás del Circo y en tonos azules, los edificios del Palatino. La escena se sitúa en la vuelta del extremo SudEste. A la derecha del templete con cúpula dorada se aprecia el pulvinar, el palco imperial. Su frente lo formaban seis columnas que sostenían un frontón. Se conserva un plano del mismo en mármol, el plano severiano, de principios del siglo III  Se aprecia lo ligeros y frágiles que eran los carros.

.

Reconstrucción del Circo Máximo durante una carrera

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo

(Fuente: La Ciudad Antigua. Peter Connolly – Hazel Dodge. Acento Editorial, 1.998)

.

        Detalles que se atribuyen al Circo Máximo, del que los restos son muy escasos, han podido ser deducidos por comparación con otros Circos mejor conservados, como el de Leptis Magna, en África. En la imagen siguiente figuran cuatro aurigas de cada una de las cuatro factiones o bandos vigentes. La responsabilidad de los Juegos correspondía al Emperador, que mantenía la infraestructura de los cuatro bandos. Éstos eran auténticas empresas financiadas por el Emperador.

        Éste había construidos establos para cada bando en el Campo de Marte. Cada bando tenía sus entrenadores, palafreneros, veterinarios, guardas y demás personal auxiliar. Los aurigas provenían de las clases sociales más bajas, esclavos o libertos. Algunos de ellos se hacían ricos con los premios que obtenían con sus triunfos. Ganaban asimismo gran popularidad, como los gladiadores muchas veces victoriosos. La organización efectiva de las carreras correspondía a un magistrado, que pagaba los gastos, aunque el Emperador le recompensaba más tarde por ello.

.

Diversos tipos de aurigas de los equipos que se crearon

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo

(Fuente: La Ciudad Antigua. Peter Connolly – Hazel Dodge. Acento Editorial, 1.998)

.

           El Circo Máximo no tenía una estructura tan sólida como la del Coliseo y ha corrido peor suerte, de modo que en la actualidad sólo pueden verse la pista, la spina y la parte inferior de las gradas, con la parte baja de algunos muros de hormigón recubiertos de ladrillo. Corrían en el Circo carros con dos caballos, bigas, y con cuatro, cuadrigas. Las más frecuente eran éstas últimas. El espectáculo duraba todo el día, pues se alternaban carreras de carros con otras a pie, de relevos y con exhibiciones de habilidad, conduciendo carros con hasta diez caballos. Los premios eran la palma al vencedor, y también coronas o cadenas de oro.

.

 Sección transversal de la curva Sudeste del Circo Máximo

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo

(Fuente: La Ciudad Antigua. Peter Connolly – Hazel Dodge. Acento Editorial, 1.998)

.

       Estas estructuras abovedadas de que habla el texto de la imagen, sobre las que descansaban las gradas, es lo que los romanos llamaban cripto-pórticos (cripto = escondido). Y muchas construcciones, públicas y privadas, como la Villa de Catulo, en Sirmione (Italia), (mal llamada por los lugareños «las grutas de Catulo»), descansaban sobre cripto-pórticos. En una ciudad francesa, creo recordar que Arlès, todo el Foro descansaba sobre un inmenso cripto-pórtico, que se puede hoy visitar. Era una manera de nivelar el terreno y comenzar la construcción del edificio que se iba a ver sobre una base plana y segura.

.

Mural de Pompeya

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo

(Fuente: El mundo de los  romanos. Dr. J. F. Drinkwater – Dr. Andrews Drummond. Blume Editorial. 1.994)

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 213. La lucha por el poder en Roma.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo

Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo Egipto Antiguo 212 Un día en el Circo Máximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *