Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4

Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4. Quien mal anda …

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 25-1-2.013

.

.

.

        * Ptolomeo IV Filopator  (222-205 a.C)    Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4

        En el anterior artículo hemos visto cómo la batalla de Rafia le salió a Ptolomeo IV bien, gracias a la imprudencia de su enemigo, Antíoco III Megas, pero tuvo unas repercusiones internas que no había previsto. Hemos citado ya el inicio de la rebelión del campesinado egipcio, reprimida por la fuerza por Ptolomeo IV o sus ministros, Sosibius y Agatocles, poco dados a soportar que unos desgraciados, según ellos, se soliviantaran.

        Ptolomeo IV Filópátor había accedido al trono el año 222 AEC. a los 24 años. No obstante, hay discrepancia entre los historiadores y una oscilación de un año es perfectamente posible. Pudo haber sido coronado Faraón el año 221. Cuando se le planteó la invasión seleúcida, que resolvería en Rafia en Junio del año 217, llevaba ya 4 ó 5 años viviendo con su amante Agatocleia. Tiempo suficiente para que ésta le diera un heredero varón. Pero no lo había hecho.

        Recuérdese que Ptolomeo IV había dado la conformidad para que sus ministros eliminaran a todos sus hermanos, con lo que no había heredero varón de la dinastía ptolemaica salvo el que engendrara él. El fallo de la amante en cumplir con este deber, que los antiguos consideraban responsabilidad de la mujer, hizo que en el período de la batalla de Rafia, unos historiadores se inclinan por un poco antes y otros por un poco después – tanto nos da – diera de lado a Agatocleia y decidiera probar con su hermana Arsínoe III. Las dos hermanas, Arsínoe III y Berenice A, habían sobrevivido a la purga fraterna. Corría el año 217. Su hermana la daría lo que estaban esperando el año 215, lo que en este caso parece que corrobora la incapacidad de Agatocleia para procrear.

        Resuelto el problema sucesorio, Ptolomeo IV no resolvió sin embargo el problema de la pacificación de su reino. Los campesinos seguían dando problemas, los sacerdotes apoyaban las reivindicaciones de los aborígenes e incluso en los alrededores de Tebas varios nomos se habían declarado independientes. Si la rebelión inicial se contuvo en la mayor parte de Egipto, la más alejada del centro de poder en que se había convertido Alejandría, como capital de los Ptolomeos, en el Alto Egipto y dentro de él, en la región límite con Nubia – allá donde el poder del Faraón se hacía sentir menos – la rebelión triunfó y se consolidó. Pronto pasó de rebelión a revolución. Y un personaje, Horunnefer, tal vez sacerdote egipcio, no se sabe seguro, se había convertido en usurpador. Se proclamó Faraón del Alto Egipto. Estableció su capital en Tebas (ver mapa).

.

Mapa del Antiguo Egipto, con la Tebaida

Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4

(Fuente: ATLAS ANTIQUUS. Dr. Henry Kiepert. 3ª edición, Berlín, 1.890. Dietrich Reimer)

.

        No podría Ptolomeo IV dominar la sublevación de la Tebaida. Lo haría su hijo, Ptolomeo V Epífanes (210180 AEC.). El año 190 la rebelión de la Tebaida conocería su fin y el año 185 otra ciudad que también se había rebelado, sería sitiada y dominada. Para ello sólo haría falta que un general avezado tomara el mando del ejército egipcio. Pero una dificultad para ello serían los omnipresentes Sosibius y Agatocles, quienes realmente manejaban el poder en el reino de los Ptolomeos.

        Lo que sí hicieron fue tratar de cortar el apoyo que a la Tebaida daba el reino de Meroe, el Kush de la Biblia, en el actual Sudán. Para ello firmaron un tratado por el que el reino de Meroe se comprometía a no ayudar a Horunnefer. Otra medida que se vieron obligados a tomar fue ir dando puestos en la Administración – que hasta entonces estaban reservados a los habitantes egipcios de origen griego o macedonio – a aborígenes egipcios. También los sacerdotes salieron bien librados y recuperaron algunos de sus pasados privilegios, perdidos con los Ptolomeos. Ptolomeo IV demostró su fervor construyendo pequeñas obras en la isla de File, en Elefantina y en media docena de lugares sagrados egipcios más.

        En política exterior Ptolomeo IV Filopátor no tenía mayor interés. Se mantuvo alejado de los continuos conflictos que existían entre los reinos vecinos. Dicen los historiadores antiguos que más por su carácter abúlico y licencioso, que no le permitía seguir ningún asunto de gobierno de forma seria, que por sagacidad innata. Sosibius le recomendó atacar al monarca seleúcida, aprovechando los problemas que Antíoco III tenía con sus satrapías orientales. Ptolomeo IV rehusó. 

.

Mesa egipcia de ébano y marfil. Dinastía XVIII

Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4

(Fuente: Historia antigua. J.M.Roberts. BLUME, 2.005)

.

       La alianza con la lejana Roma se mantuvo, desde tiempos de Ptolomeo II. Poco después de la batalla de Rafia y de ser padre, el año 215, Ptolomeo IV recibió una embajada de Roma, que se interesaba por aumentar su compra de grano egipcio. Por aquel entonces Roma estaba a punto de finalizar su larga contienda con la otra potencia que le había hecho sombra en el Mediterráneo, Cartago. La suerte estaba siendo favorable a Roma y unos diez años más tarde la batalla de Zama supondría el triunfo definitivo de ésta. El Oriente estaba viviendo sus últimos años de autonomía.

        Así iban las cosas en Egipto allá por el año 205 AEC. Ptolomeo IV contaba 41 años de edad y su hijo, al cuidado de su madre, Arsínoe III, 5 años. Repentinamente, el Farón murió. Aquí los historiadores se dividen en dos tendencias. Unos dicen que murió debido a su obesidad y por su vida libidinosa, a la que nunca renunció. Otros aseguran que Sosibius y Agatocles lo envenenaron, método al que eran aficionados, cuando estaba a punto de terminar el año 205.

        Pero no terminó ahí la cosa: La pareja de ministros ocultaron que el Faraón había muerto durante un largo período. No está claro si en dicho período o más tarde, los dos ministros envenenaron a Arsínoe III. El heredero, el futuro Ptolomeo V, tenía 6 años y el futuro de los dos siniestros personajes se ampliaba por lo menos 12 años más. Este final cuadra mejor, a nuestro juicio, con lo que sabemos cierto de este par de joyas.

        Como se ve, hemos cambiado de panorama. El Faraón se desentendió del gobierno de su reino y todos los demás se aprovecharon. Quiso llevar una vida muelle y cedió el poder a dos personas de su confianza. Ellos eran quienes gobernaban en la sombra y en la realidad. Hasta que el Faraón les sobró, porque su ausencia era más beneficiosa para ellos que su presencia.

.

Las canteras egipcias. Mitad izquierda 

Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4

(Fuente: EGIPTO, visto por dentro. Stephen Biesty. RBA Libros, S.A., 2.005)

.

Las canteras egipcias. Mitad derecha

Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4

(Fuente: EGIPTO, visto por dentro. Stephen Biesty. RBA Libros, S.A., 2.005)

.

Enlace con el próximo día : Egipto antiguo 34 y Ptolomeo V Epifanes 1.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4  Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4  Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4

Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4  Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4  Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4

Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4  Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4  Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4

Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4  Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4  Egipto antiguo 33 y Ptolomeo IV Filopator 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *