Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2

Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2, de cómo el peligro se cierne sobre Egipto, sin Faraón que lo dirija

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 1-2-2.013

.

.

.

         * Ptolomeo V Epífanes  (210 -205-180 a.C) Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2

.

        En el anterior artículo hemos visto cómo al inicio del reinado de Ptolomeo V, que lo hizo con 5 años, el año 205, a la muerte súbita de su padre, Ptolomeo IV, y tras el asesinato de su madre, Arsínoe III, los mismos ministros, Sosibius y Agatocles se disponían a proseguir su mandato, nombrándose, primero uno y luego el otro, «Guardianes del Niño«. Pero el gobernador de Pelusio, Tlepolemus, organizó una columna guerrera que se dirigió hacia Alejandría con ánimo de desbancar a Agatocles, el ministro plenipotenciario del momento, ya que su colega Sosibius se había retirado, según unos historiadores, o había muerto, según otros.

        Los días de Agatocles estaban contados tras la llegada de la columna de partidarios de Tlepolemus a Alejandría. Éstos soliviantaron a los habitantes de Alejandría y se organizó el juicio de Agatocles en el Estadio, en presencia del Faraón. El relato de lo que allí sucedió es oscuro, existiendo varias versiones. La más verosímil con el espíritu de los tiempos parece ser que Agatocles fue condenado a muerte por descuartizamiento, por crímenes contra Egipto. La forma de ejecutar la sentencia en estos casos, y en otros, como el de los ladrones de tumbas de Faraones, era atar cada extremidad del condenado a un caballo, azuzando los cuatro a la vez.

        Pero para ejecutar la sentencia era necesario la aprobación del Faraón. Ésta debía darse levantando el Faraón su brazo. Un general, situado a lado del trono del Faraón, tomó la mano del niño y levantó su brazo. Era lo que la multitud allí congregada estaba esperando. Agatocles fue descuartizado en el Estadio. La multitud no se conformó con eso. A la salida del Estadio se organizó un numeroso grupo que fue a la lujosa residencia del odiado ministro y allí lincharon a su mujer y a sus hijos. Era la manera expeditiva de administrar justicia popular en aquella época. Ello puso punto final al capítulo de Agatocles.

        Es el momento de decir que si bien Sosibius respetaba más las formas y tenía un cierto aire de hombre de Estado, Agatocles era un zafio en cuestiones de política. Actuaba a las claras, en directo, sin sutileza alguna, confiando en su invulnerabilidad, favoreciendo a unos y fulminando a otros. Con ese modo de actuar se había granjeado la animadversión de la mayor parte de alejandrinos. Y se lo hicieron pagar caro en cuanto pudieron.

        Tlepolemus era el hombre del día. Fue elevado de categoría y se le designó para asesorar al Faraón. Pero pasaron unos meses y su estrella palideció. A diferencia de Agatocles, se le hizo dimitir y conservó la vida.

        Estos acontecimientos internos no resolvían el problema externo que Egipto tenía con sus vecinos, los poderosos monarcas Antíoco III Megas, el Grande, por sus conquistas en las regiones del Este de su Imperio, y Filipo V, monarca de Macedonia, gran estratega, hombre ambicioso y de una gran dureza, rozando la crueldad. En este intervalo Filipo se ha hecho con Cirene, Jonia y las islas Cícladas, regiones todas ellas más cercanas a Macedonia que a Egipto o al Imperio Seleúcida. Antíoco III Megas, por su parte, se ha quedado con Chipre, la Cele-Siria y las demás ciudades que eran vasallas de Egipto en Asia Menor.

.

Mapa de Grecia antigua, con la Jonia, zona amarilla de Asia Menor

Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2

(Fuente: Historia de la Humanidad. Grecia clásica. F .J. Fernández et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

.

        Estamos en el año 202. Antíoco III Megas ha conquistado gran parte de Cele-Siria y casi todas las posesiones egipcias que limitaban con su Imperio. Pero se produce un contraataque al mando del general Scopas, un mercenario griego al servicio de Egipto, que llega a conquistar Jerusalén durante el invierno del 202, cuando Antíoco se ha retirado con sus tropas a Damasco, en la parte Sur de Siria, para pasar el invierno y sólo ha dejado guarniciones menores en las ciudades conquistadas. Antíoco recibe la noticia de la ofensiva egipcia y no puede hacer otra cosa que esperar a la primavera. Entonces, con un ejército aumentado y llevando como generales a dos de sus hijos, se dirige de nuevo al Sur. Sigue el camino que de Damasco bordea el Monte Hermón por su ladera Sur, pasa por Ina y por Cesarea Paneas y que conduce a Tiro, al borde del mar.

.

Itinerario de Antíoco III antes de la batalla de Panion

Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2

(Fuente: ATLAS ANTIQUUS. Dr. Henry Kiepert. 3ª edición, Berlín, 1.890. Dietrich Reimer)

 

        Antíoco llega a Cesarea Paneas, y ve allí un lugar apropiado para desplazar sus fuerzas en un lugar en que su enemigo estará en inferioridad de condiciones. Establece sus campamentos en la orilla de uno de los riachuelos que luego formarán el Jordán y espera a Scopas. Éste no tarda en llegar. El general Scopas quiere impedir que Antíoco pueda volver a conquistar Jerusalén y avanza hacia el Norte con sus soldados, para salir al encuentro de su oponente.

        La batalla se va a celebrar en las cercanías de Banias, o Panios, lo que luego sería Cesarea Paneas, la posterior Cesarea de Filipo evangélica.

.

Enlace con el próximo día

 

 

 

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2  Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2  Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2

Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2  Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2  Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2

Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2  Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2  Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2

Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2  Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2  Egipto antiguo 35 y Ptolomeo V Epífanes 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *