Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3

“Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3” muestra la difícil convivencia entre los dos hermanos y el final de la madre a manos del favorito, por haber elegido mal.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 8-3-2.013

.

.

.

          En el artículo anterior, vimos quiénes rigieron Egipto desde el año 110 AEC. al año 107, siempre bajo el capricho de la reina madre, Cleopatra III.

        Algunos historiadores antiguos han dejado escrito que Ptolomeo X se casó con su madre, Cleopatra III, aunque otros ignoran tal hecho. Durante la prolongada guerra que se siguió en Siria, el año 101 AEC., Cleopatra III murió, envenenada por Ptolomeo X, cansado de las injerencias de su madre en lo que él consideraba que eran sus asuntos. Con ello quedaba como único ocupante del trono de Egipto. Su hermano se atrincheró en Chipre, a la espera de novedades.

        En el esquema que sigue se indican los monarcas que gobernaron el Imperio Seleúcida, el orden en que lo hicieron, en color rojo, y los años de reinado. Todos ellos coincidiendo con nuestros protagonistas o algunos años antes.

.

Diagrama de la penúltima y antepenúltima generación

Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3

.

        En Siria los dos primos, Antíoco VIII Grifo y Antíoco IX Eusebio,  guerrearon por un tiempo, pero ninguno de los dos era lo bastante fuerte como para imponerse al otro. De modo que al fin se impuso la sensatez. Entendieron que el Imperio Seleúcida, aunque una sombra de lo que antaño fuera, todavía daba para dos monarcas. Así que hicieron las paces y se repartieron sus zonas de influencia. En cuanto esto sucedió, la esposa de Antíoco VIII Grifo, Cleopatra Trifena dio orden de que mataran a la esposa del primo, Antíoco IX Eusebio. Y Cleopatra IV Selene, fue asesinada en el santuario de Dafne, como ya dijimos.

        En Egipto y a partir del año 101, Ptolomeo X, actuando como Faraón exclusivo, se reconcilió con su hermano y, en prueba de alianza definitiva, Ptolomeo IX cedió a su hermano, Ptolomeo X, a su hija Berenice III como esposa.

.

Tetradracma de Ptolomeo X, PTOLEMAIOU BASILEWS. Ceca de Pafos, PA, Chipre

Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3   Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3                Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3

(Fuentes: http://www.imperio-numismatico.com/t48814-tetradracma-de-ptolomeo-x-toemaioy-pafos                       http://postimage.org/image/4wo18mpzf/ )

.

        Aunque Ptolomeo X favoreció a la población nativa, no pudo evitar que ésta reclamara cada vez mayores derechos.

        Pero Ptolomeo X, que recibiría por apodo Alejandro, por algo que veremos enseguida, dio rienda suelta a sus malos instintos, sin cuidarse de la conveniencia de Egipto, que su hermano había preservado. Si su hermano había buscado mantener distancias con la que era ya la potencia dominante en la zona, Roma, la política de Ptolomeo X fue la contraria. Incapaz de obtener los impuestos que financiaran sus pasadas guerras contra su hermano y a favor de su aliado Seleúcida, ofreció Egipto a los romanos como garantía por los préstamos que necesitaba para financiar sus aventuras guerreras.

.

Sello de arcilla de Ptolomeo X Alejandro, procedente de Edfú

Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3

(Fuente: Las familias reales del Antiguo Egipto. Aidan Dodson – Dyan Hilton. Ediciones OBERÓN. Grupo ANAYA, S.A. 2.006)

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 51 y Ptolomeo IX y X 4.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3  Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3  Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3

Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3  Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3  Egipto Antiguo 49 y 50 Ptolomeo IX y X 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *