Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 71 El destierro

Egipto Antiguo 71 El destierro y sus preparativos.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 26-4-2.013

.

.

.

        En el artículo anterior hemos visto cómo Cleopatra cae en manos de los tres asesores de su hermano Ptolomeo XIII Potino, Teodoto y Aquilas – cuya voluntad usurpan. Pretenden repetir algo que ya se ha dado en Egipto con monarcas Ptolomeos menores de edad.

        Cleopatra se vio obligada a pensar con rapidez. Disponía de dos días escasos para prepararlo todo. Pensó en el presente y pensó en el futuro. Decidió dejar a la mitad de sus damas de compañía en la Ciudad, para que llevaran mensajes verbales a quienes ella tenía por sus partidarios más fieles. Quería saber qué ocurría en la ciudad tras su partida. Ptolomeo no sabía algo que su padre le había confiado sólo a ella. En cada Palacio había, en los sótanos, una habitación disimulada, conteniendo varios cofres repletos de monedas de oro y joyas valiosas.

        Los primeros Ptolomeos lo habían previsto así, cuando Egipto era rico y la dinastía floreciente, en previsión de algún incidente adverso para ellos o sus descendientes. Ella debía pasar la información a su hermano cuando éste fuera mayor de edad. Con ese tesoro ella podría llevar, allí donde fuera, una vida acorde con su categoría. Pero ella no pensaba organizar su vida en ningún lugar. Ella emplearía ese regalo de sus antepasados en recuperar el trono que unos siervos advenedizos le había arrebatado. Y, luego, se lo haría pagar. Si su padre no había retrocedido ante los lazos de sangre al ordenar, cuando recuperó el trono, la muerte de su hija Berenice, no iba ella a tener compasión de unos extraños.

.

Abecedario jeroglífico egipcio simplificado

Egipto Antiguo 71 El destierro

(Fuente: La Cultura del Antiguo Egipto. Rebecca Kingsley et alia. Quantum Books Ltd. EDIMAT LIBROS)

.

        Cuando tenía necesidad de algo, el soldado que estaba de guardia hacía llamar al propio general Aquilas. Si éste no estaba en la isla – cosa que era lo más frecuente – ella debía esperar a que se le localizara y éste quisiera venir. Pasaban horas hasta que podía cursar su petición. Y eso la humillaba fuertemente. A ella le hacían esperar … y un simple soldado griego.

        Y, además, en ocasión sus deseos recibían una negativa. Pidió ver a su hermano, aunque fuera en el mismo Palacio de la isla. Se le negó. Pidió despedirse de personas amigas, damas en su mayor parte. Se le negó también. Optó por pedir lo menos posible. Pero necesitaba la ayuda de un par de personas con fuerza para subir los cofres con el dinero y las joyas del sótano. Pensó en sobornar a dos soldados que hicieran la guardia después de la comida, con el máximo de calor. Pero era peligroso.

        Ideó otro plan. Todo el equipaje que pensaba llevarse, lo colocaría en el sótano. Abrió la habitación oculta. Ordenó sacar a las damas de compañía que le acompañarían las joyas y las monedas y meterlas en bolsas de tamaño más pequeño. Así dejaron los cofres vacíos y entre varias pudieron sacarlos a la entrada del sótano, lugar de acceso general. Luego metieron de nuevo las bolsas con su contenido en los cofres, repartiéndolas entre todos. Conforme fueron bajando los demás baúles con ropa y sus pertenencias personales al sótano, en cada uno de los cuales colocaban algunas bolsas, los cofres conteniendo el tesoro se mezclaron con los demás y no se distinguían.

.

Las llamadas «Agujas de Cleopatra» muestran la popularidad de esta Reina

Egipto Antiguo 71 El destierro

(Fuente: La Cultura del Antiguo Egipto. Rebecca Kingsley et alia. Quantum Books Ltd. EDIMAT LIBROS)

.

        El día de la partida, tanto el general Aquilas como los soldados no entendían por qué los cofres con todo el equipaje para el viaje se habían preparado y estaba en el sótano. «Para hacerlo con libertad, fuera de la vista de los guardias« fue la respuesta preparada. Cleopatra sabía que en aquellos cofres residía su única opción de recuperar el trono de su padre, que le correspondía. Cosa que debería hacer por la fuerza, del mismo modo que ella era expulsada de su propio Palacio.

        Cuando Aquilas le preguntó por el destino elegido, Cleopatra le tendió, con un gesto deliberadamente altivo y sin siquiera mirarle, un trozo de papiro. Su destino último era Gaza, el lugar donde quería llegar. Pero no debía dejar traslucir tal hecho. En el papiro estaba escrito un puerto: Sidón. Hacia allí partió, con la mitad de sus damas de compañía y sus cofres. Aquilas no les acompañaba. Pero el capitán de la nave había recibido la orden directamente de él. Por otro lado, les escoltaban media docena de naves de guerra. Todo estaba atado y bien atado.

.

Mapa con Alejandría, Gaza y Sidón

Egipto Antiguo 71 El destierro

(Fuente: ATLAS ANTIQUUS. Dr. Henry Kiepert. Berlín, 1.890)

.

        Aquilas, sus dos cómplices y Ptolomeo creían haberse librado de Cleopatra para siempre. Imaginaron que se establecería en Damasco, que distaba poco de Sidón. Pero no la conocían bien.

 

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 72. Llegada de Cleopatra a Sidón año 48.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 71 El destierro  Egipto Antiguo 71 El destierro  Egipto Antiguo 71 El destierro  Egipto Antiguo 71 El destierro  Egipto Antiguo 71 El destierro

Egipto Antiguo 71 El destierro  Egipto Antiguo 71 El destierro  Egipto Antiguo 71 El destierro  Egipto Antiguo 71 El destierro  Egipto Antiguo 71 El destierro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *