Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 74 Preparativos militares

Egipto Antiguo 74 Preparativos militares, o el recultamiento de mercenarios.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 3-5-2.013

.

.

.

        En el artículo anterior hemos visto a Cleopatra expulsada de Egipto, residiendo provisionalmente en Sidón y preparando su plan para recuperar el trono de Egipto. Estamos en los primeros meses de la primavera del año 48 AEC.

A diferencia de las fortificaciones judías o egipcias, algo más antiguas, las fortificaciones de los reinos helenísticos eran similares de construcción y en consonancia con la plaza a defender, de mayor o menor dimensión, pero sólo perimetral. Eran murallas de piedra, con torres esparcidas a lo largo de los muros, lo que dificultaba el asalto con escalas de madera, el medio habitual de irrumpir en lo alto de las murallas. También ofrecían más dificultad al empleo de minas y onagros, otra forma muy habitual de ataque en asedios largos. Sin embargo, un ataque prolongado con catapultas y onagros tenía todas las opciones de derribar cualquier muralla, ya fuera de piedra, adobe o ladrillo.

Claro que un asedio de tales características sólo podía ser llevado a cabo por parte de un reino importante, con muchos medios a su alcance, pues podía durar meses. Y ése no parecía que fuera a ser el caso. Por otro lado, las murallas helenísticas estaban mejor preparadas para soportar armamento pesado, que se ubicaba en sus torres. Ello dificultaba asimismo su conquista por parte del asaltante, también sometido al disparo de balistas, onagros y catapultas.

.

Muralla y torres de Perge, en Panfilia

Egipto Antiguo 74 Preparativos militares

(Fuente: Greek fortifications of Asia Minor 500-130 BC. Konstantin S. Nossov – Brian Delf. Ostprey Publishing Limited, 2.009)

.

Cleopatra captó rápidamente las informaciones que le ofrecía su comandante. Ella sabía que el punto débil de las fortificaciones egipcias lo constituían las guardias nocturnas. Por la noche, los centinelas tenía la costumbre de dormirse. A fin de cuentas eran campesino reclutados para casos de emergencia, con adiestramiento escaso y poco motivados. Ello hacía posible escalar la muralla por parte de varios comandos, matar a los centinelas y hacerse con el control de una puerta, para abrirla al resto del ejército. Presbus estuvo de acuerdo en que ese sistema sería una manera rápida y no costosa de hacerse con el control de la ciudad a sitiar, pero también apuntó que se podría aplicar sólo en la primera plaza. El enemigo, conocedor de la táctica empleada, pondría los medios para evitarlo en las siguientes.

Salieron de Sidón al cabo de una semana larga. Lo hicieron con una larga caravana que se dirigía hacia Egipto. Ellos abandonarían la caravana en Gaza, su destino. Pasaron por Tiro, Ptolemais, Cesarea Marítima, Apolonia y Jopa. Al cabo de 12 días llegaron a Ascalón, su ultima parada antes de Gaza. Al ver el puerto de Ascalón, pequeño pero muy protegido, Cleopatra decidió hacer de la villa su cuartel general. Ascalón tenía la ventaja de tener puerto propio, mientras que Gaza lo tenía a media hora de camino, a 12 estadios. Durante la parada de la caravana se pudo realizar la compra de una amplia casona, que en tiempos fuera una lujosa villa, que sus propietarios tenían abandonada. Allá se instaló Cleopatra con su séquito y guardia.

.

Ruta Sidón – Gaza. Israel 48 años después de este relato

Egipto Antiguo 74 Preparativos militares

(Fuente: Atlas of Ancient & Classical Geography. Everyman´s Library. London and New York, 1.942)

.

La estancia de los últimos días había evidenciado las cualidades de la que fuera Reina de Egipto. Sabía desenvolverse entre gentes de todos las categorías. Dominaba cinco idiomas además del griego. Hablaba correctamente en egipcio, en hebreo, en sirio, en arameo y en latín. Ello le permitía tratar los temas directamente casi con cualquier interlocutor, con el ahorro de tiempo que ello suponía. Gracias a ello se había culminado la compra del viejo palacio de Ascalón en apenas un par de horas.

Una vez asentados en Ascalón, Cleopatra encomendó a su comandante, Presbus, que, con la mitad de la guardia, fuera por los pueblos de los alrededores a fin de reclutar un ejército de mercenarios. La cualidad necesaria era que cada mercenario tuviera su propio caballo. Se necesitarían al menos 1.000 hombres. El primer objetivo sería la toma de Pelusio.

Presbus ni pestañeó cuando supo los planes que se le encomendaban. Escuchó imperturbable la exposición de Cleopatra. Había llegado a conocer a su ama y sabía de su determinación y coraje. Era demasiado joven. No tenía ninguna fe en que ella lograra lo que deseaba, pero pagaba bien. Y él era ya un mercenario maduro, no lejos de concluir su carrera. No tenía demasiado donde elegir …

Entre Acalón y Pelusio la distancia era de 1.200 estadios, es decir, 220 km. Presbus debería reclutar su ejército, dirigirse a Pelusio y tomar la ciudad. Debería hacerse con las tres aldeas que había, a la orilla del mar, antes de Pelusio. Ella sabía que en tales lugares no había guarnición alguna. La única ciudad defendida antes de llegar al Delta desde Ascalón era Pelusio. Las tres aldeas, sobre todo la más cercana, Casium, serían sus bases de aprivisionamiento. Establecerían un correo diario para tenerla al tanto de las novedades que se produjeran.

.

Litoral mediterráneo sudoriental

Egipto Antiguo 74 Preparativos militares

(Fuente: ATLAS ANTIQUUS. Dr. Henry Kiepert. Berlín, 1.890)

.

        Pero las gestiones para tal empresa se prolongaron mucho más de lo que Cleopatra, en su impaciencia por recuperar el trono de Egipto, había previsto. Un mes después de haberse instalado en Ascalón, Presbus sólo había podido apalabrar una fuerza de alrededor de 700 hombres. Sus mercenarios griegos sumaban sólo 20 hombres. Por otra parte, Presbus no tenía el dominio de idiomas que poseía su ama. Negociar con «los señores de la guerra» le llevó hasta la Arabia, debiendo reclutar a la mayoría de sus mercenarios en Idumea y, más al Este del Mar Muerto, en Moab y Ammón. «Los señores de la guerra», todos ellos, no parecían tener ninguna prisa en terminar las negociaciones. Habían captado que el tiempo jugaba a su favor y en contra del griego. Fueron necesarios dos meses para disponer de la fuerza requerida, mil hombres a caballo, con su propio armamento, espadas, lanzas, jabalinas, hondas … Las escalas se fabricarían in situ.

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 75. Todos pendientes de Pelusio.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 74 Preparativos militares  Egipto Antiguo 74 Preparativos militares  Egipto Antiguo 74 Preparativos militares

Egipto Antiguo 74 Preparativos militares  Egipto Antiguo 74 Preparativos militares  Egipto Antiguo 74 Preparativos militares

Egipto Antiguo 74 Preparativos militares  Egipto Antiguo 74 Preparativos militares  Egipto Antiguo 74 Preparativos militares

Egipto Antiguo 74 Preparativos militares  Egipto Antiguo 74 Preparativos militares  Egipto Antiguo 74 Preparativos militares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *