Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación

Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación, y cae como un jarro de agua fría en los alrededores de Pelusio.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Lunes 13-5-2.013

.

.

.

        En el artículo anterior hemos seguido la actividad de Cleopatra VII en su afán por recuperar el trono de Egipto.

        En el palacio de Ascalón se oyó un grito de alegría al recibir Cleopatra la noticia de la respuesta del comandante y gobernador de la plaza. Ya se disponía a enviar a su sirviente, pasada la semana pedida, de nuevo a Pelusio cuando se recibió al noticia de que el propio Faraón iría a Pelusio, con sus consejeros Potino y Teodoto. Éste había retornado a Alejandría al llegar a Pelusio el general Aquilas con la último refuerzo de tropas.

        Potino había decidido que la situación requería la presencia del propio Faraón en el lugar clave donde se iban a enfrentar los dos hermanos, Pelusio. Había informado al joven Ptolomeo de la intentona golpistas de su hermana y le había pedido que acudiera a Pelusio, para enfrentarse en persona al golpe que su hermana pretendía dar.

        Con las tropas concentradas en Pelusio, Cleopatra no tendría ninguna posibilidad de vencer al ejército egipcio y tomar la ciudad, protegida por poderosas murallas. Y con la presencia del mismísimo Faraón, se evitaba que tratara de ganarse la voluntad de sus súbditos. Ptolomeo accedió encantado. Había acumulado un odio hacia su hermana del calibre del que sentía Potino.

.

Estatua de basalto de Cleopatra VIII

Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación

(Fuente: Antiguo Egipto. Atlas Ilustrado. María Cristina Guidotti, Valeria Cortese. Ediciones Susaeta, 2.002)

.

        Ptolomeo fijó su residencia en el Palacio que había construido el primero de los monarcas ptolemaicos en Pelusio, Ptolomeo I Sóter. Con la llegada de su hermano, Cleopatra vio derrumbarse el edificio que, cuidadosamente, había ido construyendo. A partir de ese momento, la autoridad de la ciudad no quedaba en manos del gobernador casi sobornado, sino del propio Faraón y su Consejo de Regencia. Podía irse olvidando de su plan de hacerse con la ciudad por sorpresa. Corría el año 48 AEC. En breve iba a ser el equinoccio de otoño, lo que hoy sería el 21 de Septiembre, día en que la jornada de luz es igual a la duración de la noche. 

        Pero una circunstancia fortuita iba a añadir una componente inesperada a la pugna entre los dos hermanos, tan desigualmente dotados. La guerra civil entre las dos facciones romanas que se disputaban el control de Roma había llegado a su fin. A principios de Agosto – mes entonces que llevaba otro nombre, y que se cambiaría por el del vencedor en la guerra civil. Exactamente el día 9, y en la llanura de Farsalia, en la lejana Grecia, se había dado la batalla definitiva entre Julio César, el vencedor de las Galias, y Pompeyo el Grande, con la derrota de éste.

        La noticia había llegado a Egipto de manera confusa y había causado sorpresa y contrariedad, pues Egipto, por medio de la propia Cleopatra, había aportado tropas al ejército del derrotado Pompeyo. La noticia de tal ayuda sería ya conocida por el vencedor, Julio César, y los miembros del trío directivo temieron algún tipo de represalia por tal hecho. No sería extraño que Julio César reclamara una indemnización a Egipto en pago del apoyo a su enemigo. Pero de momento, en Pelusio se libraba otra batalla y era la primera amenaza a hacer frente. Roma podía esperar.

.

La Piedra Rosetta, descubierta en 1.799. Escrita en jeroglífico, demótico y griego

Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación

(Fuente: Atlas Histórico de las Iimperios. Karen Farrington. EDIMAT Libros, 2.002)

.

        No se sabía si Pompeyo había muerto en la batalla o había sido hecho prisionero. Toda la atención de Egipto se cifraba en Pelusio. La realidad era que Pompeyo se dirigía en tres naves, con la plana mayor que aún le era fiel – pues se habían producido numerosas deserciones – al puerto de Alejandría, desconociendo que el Faraón y sus consejeros se encontraban accidentalmente en Pelusio. Al llegar a la entrada del puerto real de Alejandría, la autoridad que había quedado al cargo de la ciudad, le exigió echar el ancla en las afueras, en el Puerto Mayor, en el extremo del muelle Loquias, y permanecer en las naves, esperando el permiso del Faraón para desembarcar. Al mismo tiempo, una pareja de veloces mensajeros se despachaban para Pelusio, a informar al Faraón, pidiendo instrucciones.

.

Plano de la Alejandría ptolemaica

Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación

(Fuente: ATLAS ANTIQUUS, Ancient World. Dr. Henry Kiepert. Berlín, 1.890. Dietrich Reimer)

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 79 El complot.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación  Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación

Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación  Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación

Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación  Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación

Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación  Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación

Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación  Egipto Antiguo 78 La derrota de Pompeyo cambia la situación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *