Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El Carbono 14 aplicado quizas a un papiro Bodmer 2

El Carbono 14 aplicado quizás a un papiro Bodmer 2

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 18-7-2.011

.

……….Hace tiempo tuve in mente hacer una película demostrativa de mi tesis, pero cuando pedí presupuesto a Hollywood me quedé horrorizado de lo que pedían. Así que tendré que contarle al lector el argumento con detalle, casi fotograma a fotograma, y que el lector se la imagine.

……….Escena 1ª. Se ve a Eusebio en Cesarea, en la Biblioteca que él dirige, rodeado de rollos por todas las estanterías. Lleva el brazo derecho en cabestrillo, pues se ha pasado los diez últimos años escribiendo sin cesar obras que va a adjudicar a una religión nueva que el Emperador Constantino le encargó. Osio, que le ayudó y escribió una tercera parte, pues era mucho más lento y cometía faltas de ortografía, que tuvo que corregir Eusebio, se había tenido que ir a Córdoba, a recibir una herencia de una tía suya, recién muerta. Eusebio está rodeado de la docena de escribas, copiantes y  traductores, que aún no saben nada del trabajo agotador que les espera Sólo Eusebio, en Cesarea, conoce el plan. Eusebio se pasea por la Biblioteca, pensando.

……….Escena 2ª. El lector asiduo del blog  ya conoce esta escena, pues la hemos filtrado, intencionadamente – como toda filtración – a la prensa virtual. Después de pensar largamente, Eusebio ha decidido mandar un mensajero al proveedor principal de papiro de la Biblioteca, que está en Menfis, y pedirle toda la cantidad de papiro que pueda recolectar, con la condición de que tenga como mínimo 50 años de antigüedad. Se ha dado cuenta de que si van a reproducir escritos de hace 100 y 200 años, no puede hacerlo en papiro nuevecito, sino que tiene que ser papiro viejo, amarronado, no del color amarillo canario flauta que tiene el papiro cuando es nuevo. Redacta el pedido y lo envía con un par de mensajeros, montados en una cuadriga veloz.

……….Escena 3ª. Han pasado varios meses y ha llegado la primera remesa de papiro antiguo. Viene con un certificado, firmado por el comerciante egipcio, donde jura por Isis, Osiris, Horus, Set y todos los dioses de la corte celestial egipcia que aquellos papiros, hasta el último, tienen 50 o más años. Realmente, tienen 35 años de media – entre 30 y 40, para ser más exactos – pero ya se sabe, un comerciante es un comerciante. Sea como fuere, Eusebio los da por buenos.

……….Escena 4ª. Eusebio especializa a su gente. La mitad aprende a escribir como se escribía hace 100 años, tomando modelos de documentos de la propia Biblioteca. La otra mitad aprende a escribir como se hacía hace 200 años, basándose en escritos de la Biblioteca de hace 200 años. A cada grupo da a copiar los escritos según la fecha supuesta de composición. De ese modo, están escritos sobre papiro antiguo y con la letra que debieran tener si hubieran sido de la época adjudicada a su autor. Eusebio ordena a sus escribas que se apliquen al tajo y copien hasta que el brazo se les quiebre, como a él.

……….Escena 5ª. Han pasado diez años. Los escribas trabajan ahora en el pórtico de la Biblioteca. Toda ella esté llena de rollos y más rollos, códices y más códices, hasta el punto que ellos se han tenido que salir a trabajar al pórtico, con el inconveniente que ello supone los días que hace viento. Están a punto de terminar su labor, pues han copiado ya doscientos ejemplares de cada obra de Eusebio y Osio, y la mitad de ellas las han traducido al copto, al siríaco, al eslavo, al berebere, al árabe y al quechua, haciendo cincuenta copias de cada.

……….Escena 6ª. Han pasado mil quinientos cincuenta años. Han pasado los godos, los hunos, los vándalos, los suevos y los alanos, el Moro Muza, los almohades, los almorávides y los benimerines, los castellanos de la Reconquista, los piratas berberiscos, los tercios de Flandes, y, últimamente, los cien mil hijos de San Luís.  Estamos en 1.875. En la ciudad de Tubinga (Alemania), unos historiadores, lingüistas y otras profesiones ligadas a las Letras, más reflexivos que crédulos, más racionalistas que ortodoxos, más inquietos que bien nacidos, empiezan a poner en tela de juicio que Moisés escribiera el Pentateuco, que Moisés incluso existiera, y no fuera más bien un personaje mítico, que Jesús hiciera milagros, que hubiera existido, y no fuera también otro personaje mítico …

……….Escena 7ª. Al año siguiente, como reacción ante las monstruosidades planteadas en Tubinga, un grupo de católicos fervientes se reúnen en una posada cercana a Roma para contrarrestar los planteamientos sacrílegos de los Tubinguenses. Uno de ellos, que conoce las primeras secuencias de esta película, ha tenido la genial idea de aprovechar la previsión de Eusebio – lo de hacer escribir los textos proto-cristianos con las letras de cada época en que se supone que se escribieron – creando una rama de la Ciencia, hecha a medida, que pruebe de manera científica la antigüedad de las Escrituras y de todo el montaje. La nueva «ciencia» deduciría la antigüedad de los escritos basándose en el tipo de letra. Esta nueva «ciencia» confirmará que todo sucedió como explica la versión oficial de los hechos, anulando los ataques de Tubinga.

……….Escena 8ª. Los nuevos «profesionales» de la Paleografía, todos ellos personas de confianza, aprenden a reconocer los formatos de letras de cada época, mirando despacio escritos laicos datados por sus autores. Con esos modelos, datan los escritos cristianos en la época que indica la letra con la que fueron fabricados por Eusebio y sus copistas, como describe la escena tercera. Nadie se opone a sus dictámenes. La Paleografía da al principio ciertos tumbos, pero poco a poco llega a cumplir el cometido para el que fue creada. También se datan, para ganar unas perrillas, otros escritos antiguos inofensivos, como el Cantar del MíoCid. y los amoríos de Calixto y Melibea .

.

El Carbono 14 aplicado quizas a un papiro Bodmer 2

  El Carbono 14 aplicado quizas a un papiro Bodmer 2

.

……….Escena 9ª. Ante la serie de autores que niegan la historia referida en los Evangelios, que niegan la originalidad de las enseñanzas cristianas, aduciendo que provienen de la India y Egipto, el grupo anterior decide que «no hay mayor desprecio que no hacer aprecio«, que se ignoren las obras contrarias a la doctrina oficial.

……….Escena 10ª. Cuando, años más tarde, los detractores del Cristianismo de Tubinga y de algún otro lugar, como Estados Unidos, empiezan a repetir argumentaciones adversas al Cristianismo, el grupo citado, que ser ha extendido ya a todos los países occidentales, decide y propaga que sólo se responda, por parte del personal afín, a las novedades; que lo ya denunciado con anterioridad ha pasado al olvido sin conmover las bases de la doctrina. No merece la pena hacerse eco de denuncias que no cambiaron la Historia, sólo atender a lo nuevo. Lo que no es nuevo, hacer como si no existiera.

……….Escena 11ª. Ya en pleno siglo XX, se descubren métodos de datación basados en la radioactividad y en el magnetismo, siendo el método del Carbono 14 el más conocido. Se reúne el grupo citado. Hay preocupación en los rostros. Todos los presentes veneran la Paleografía como si proviniera directamente de Dios. Y todos aborrecen el Carbono 14 como si proviniese directamente del Diablo. El Presidente plantea qué medidas tomar para solucionar la nueva situación. Los más optimistas opinan que se podrá seguir empleando la Paleografía, porque «nosotros, con nuestros documentos, hacemos lo que queremos.» Los menos optimistas no ven una salida honrosa a la situación, no dan soluciones. Se impone la única solución posible, hacer oídos sordos a los nuevos métodos de datación y seguir con la Paleografía, que tan buenos resultados ha venido dando.

……….Escena 12ª. Ante presiones de algunos círculos, las autoridades locales dan permiso para someter la «Sábana Santa» de Turín a un análisis por el Carbono 14. Pero antes, asesorados por el grupo referido, piden muestras de polen de Israel del siglo I, hallado en los sacos que contenían los documentos de Qumrán, éstas salen para Turín, y allí, personal especializado lo coloca cuidadosamente entre las fibras de la Sábana Santa, para más seguridad. Los resultados del Carbono 14 son demoledores: El lienzo es del siglo XIV, de unos años antes de la fecha en que fue expuesta al público por vez primera. Se saca a relucir el asunto del polen. El grupo citado se reúne con carácter de urgencia. Se decide emprender una campaña a nivel mundial para desprestigiar el método del Carbono 14. Se propone al cabildo turinés rociar el lienzo con una solución vegetal – para añadir Carbono 14 procedente de hierbas aromáticas, recién cortadas – y así imposibilitar nuevos análisis, porque el tejido ya está contaminado. La excusa para el rociado, unos parásitos que se diga que amenazaban la tela. Así se hace.

……….

ALGUNAS ESCENAS DE ESTE FILM, ESPECIALMENTE LAS SEIS PRIMERAS,  ESTÁN BASADAS EN HECHOS REALES.

LAS OTRAS SON SÓLO HIPÓTESIS

THE END

……….

———————————————

………. 

……….Como el lector ya habrá adivinado durante la proyección del film, hay seguridad en algunos detalles que se dan. Otros son para divertir, y otros son hipótesis.

……….La película, en su conjunto, supone una explicación posible de los hechos. No se nos ocurrirá pedir a nadie a quien no le guste la película que demuestre que es falso lo expuesto en la película. En todo caso, tendrían que ser los guionistas de la película los que debieran demostrar su veracidad.

……….Lo interesante es reflexionar si los hechos posteriores son o no lo esperable de haber sido las cosas como se citan en la película. Porque si lo fueran, habría que inventar otro film para poder negar éste. O se renuncia a encontrar una explicación. Y eso supondría un fracaso a nivel Humanidad.

……….

Siguiente artículo: Falsedades del Cristianismo. Dura Europos como ejemplo.

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

. El Carbono 14 aplicado quizás a un papiro Bodmer 2  . El Carbono 14 aplicado quizás a un papiro Bodmer 2  . El Carbono 14 aplicado quizás a un papiro Bodmer 2

 . El Carbono 14 aplicado quizás a un papiro Bodmer 2  . El Carbono 14 aplicado quizás a un papiro Bodmer 2  . El Carbono 14 aplicado quizás a un papiro Bodmer 2

 . El Carbono 14 aplicado quizás a un papiro Bodmer 2 . El Carbono 14 aplicado quizás a un papiro Bodmer 2  . El Carbono 14 aplicado quizás a un papiro Bodmer 2

……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *