Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El concilio de Nicea el 325

………. Conocido por todos, el concilio de Nicea el 325 fue el primero que tuvo lugar con carácter universal. Aquí defendemos que fue el primero realmente celebrado en el Imperio romano de Oriente, tan pronto Constantino se hizo con él.

.

.

……….Lo primero que debemos aclarar es cómo era el mundo de las ideas en tiempos de Constantino, en qué creía el Imperio romano. Mantengo que una inmensa mayoría creía en los dioses oficiales. En Roma veneraban a la Tríada Capitolina, Júpiter, Juno y Minerva, y a otra serie de dioses de menor cualificación. En Grecia acudían a los templos de Zeus, Afrodita, Apolo, etc. En otros países los dioses cambiaban de nombre, pero en todos los casos había templos, sacrificios y una casta sacerdotal que se beneficiaba del culto, a la vez que lo mantenía y favorecía. A esto llamo las religiones oficiales. Nuestro Cristianismo iba a ser una más entre ellas. Y su utilidad, en última instancia, se iba a reducir sola y exclusivamente al sostenimiento holgado de la casta sacerdotal que nos cayó encima. Ya que el Imperio romano feneció.

……….Este tipo de religiones representan la solución ideológica que se puede esperar de una sociedad ignorante, crédula, dotada de visión mágica y poco evolucionada. Hay que ser todas esas cosas para dar su aceptación a una religión regida por una casta sacerdotal de «listillos« aprovechados. La gran mayoría de los antiguos eran así y las castas sacerdotales lo aprovecharon. Siendo desalmados, podríamos pensar que hicieron bien, pero no lo pensamos. Que conste que no hay carácter peyorativo en los calificativos que he usado: Es ignorante el que no sabe, y todos hemos sido ignorantes, si ya no lo somos. Crédulo es quien tiene fe, esa fe que promocionan las castas. La visión mágica va unida al hecho de ignorar respuestas y tampoco es peyorativo, aunque sea una pequeña desgracia. Y haber evolucionado menos que otros es la enfermedad que todos hemos tenido cuando sufríamos.

……….Las castas sacerdotales locales llegaban a tener más poder incluso que el propio soberano, con el que estaban en connivencia. El soberano mandaba sobre el ejército. Los sacerdotes, sobre el pueblo. La Historia nos ofrece casos de conflicto entre ambos poderes fácticos, como Amenofis IV-Akenaton y los sacerdotes de Amón-Ra. Siempre ganaron las castas sacerdotales.

……….Pero no todos los antiguos eran inocentes y confiados, que es otra manera de definir al grupo medio. Desde tiempos de Pitágoras, Parménides, Heráclito y Demócrito, antes de Sócrates (muerto en 399 AEC = Antes Era Común) hubo Maestros que habían llegado al Conocimiento y dejaron escrito el modo de desarrollar en uno mismo esa misteriosa facultad de ser feliz de modo permanente aquí y ahora. «La Verdad os hará libres», dijo uno, no importa quién, y tenía toda la razón del Cosmos. A este florecer del Ser humano, a este foco de Conocimiento se le llamó Helenismo. Hubo a la vez un florecer de la escultura, la literatura y la arquitectura, pero no olvidemos la Sabiduría o Conocimiento. Me he cansado de escribir que la Sabiduría o Conocimiento (en lo sucesivo utilizará ambos nombres para la misma idea, para no repetir la misma palabra) se enseñaba en Escuelas que fundaba cada persona que había recorrido el Camino y alcanzado la Meta que tenemos como Ser humano.

……….Decir Escuela podría inducir a confusión. El que había recorrido el Camino y tenía la experiencia existencial podía enseñar porque conocía y vivía ya en la Sabiduría. Y enseñaba en su propia casa, o en un pórtico, o en un paseo con árboles. La podía ofrecer a los demás porque era suya. A estas personas que enseñaban, porque sabían, se les suele llamar Maestros de Sabiduría o Maestros, simplemente. Así les llamaré. De modo que ya tenemos un segundo grupo de antiguos, los que enseñan y aprenden el Conocimiento. Éstos han superado el nivel de las religiones oficiales, han evolucionado más y se aproximan a la Meta del Ser humano, la Felicidad permanente en este mundo. Sócrates puede ser un ejemplo de Maestro. Y nuestro Maestro lo sería, de haber existido. La doctrina del Maestro bueno virtual está en este enlace.

……….¿Y con estos dos grupos ya está? ¡Qué va! Hemos definido a los medianos y a los buenos. Faltan los malos. Los malos son la casta sacerdotal, los poderosos y algún que otro espécimen suelto. Los aprovechados, los despiadados, los innobles, los muy poquito evolucionados. Los amargados, los que hieren como deporte, los que sólo buscan su beneficio, los que desprecian al resto del mundo, los que pisan por sistema. ¿Han quedado claras las características de los homo homini lupus, del hombre que es un lobo para el hombre?

……….Ahora, lector amigo, ya tenemos el panorama completo. ¿Ve algún parecido quien esto lee entre la situación en tiempos de Sócrates y en nuestros días? Estupendo. Siendo mas diplomáticos, podemos denominar a los tres grupos como los no evolucionados, los que no saben que tienen que evolucionar y los que se han dado cuenta de su objetivo en la vida y se aplican a él. Este tercer grupo lo componen los que aprenden y los que ya enseñan, los que persiguen la Meta y los que la han alcanzado. Ahora ya tenemos una buena base de partida. Sin saber esto, es posible que no se entendiera nada de lo sucedido.

.

El concilio de Nicea el 325

    El concilio de Nicea el 325

.

……….Hasta Constantino, las dos fuerzas extremas, la no Evolución y la Evolución, hacía su labor mirando al inmenso grupo que los separaba. Los no evolucionados mantenían el engaño y se aprovechaban de él. Los evolucionados iban a lo suyo, con el pequeño porcentaje de personas que daban el nivel para interesarse por el Conocimiento, la Sabiduría y la Felicidad.

……….¿Qué hizo el amigo Constantino? ¿En qué grupo lo situaría el lector? En efecto, en el de atrás. Pues bien, Constantino rompió el feliz equilibrio. En el Imperio romano había tolerancia ideológica, única manera de digerir a tantas docenas de pueblos con castas sacerdotales aborígenes. ¿Comprende el lector que la tolerancia romana era una tolerancia política, práctica, imperial? En el Imperio romano la Evolución iba ganando terreno. No voy a meterme en harina, pero los mejores de Roma captaron el mérito del Helenismo y las Escuelas griegas, estoicismo, escepticismo y epicureísmo, se importaron y hasta varios Emperadores, los Emperadores filósofos, fueron alumnos de Maestros, de los que aprendían. ¿Se imagina el lector el efecto que en nuestros tiempos tendría que la persona con mayor poder en el mundo fuera alumno aplicado de una Escuela de Sabiduría? ¿Y si hubiera habido personas así al cargo del Imperio durante 90 años? ¿Cambiaría algo en el mundo? Pero dejemos de soñar, que tenemos en puertas a Constantino.

……….Ahora que tenemos claro de dónde venía Constantino, podremos entender bien lo que hizo: Dio un golpe de muerte a la Evolución, inventó otra religión – de las de casta sacerdotal – que cerrara la boca al Conocimiento. Las religiones oficiales fueron creadas antes de que surgiera el Conocimiento. Fueron la respuesta instintiva de personas ignorantes a las fuerzas de la Naturaleza. Claro que se colaron los listillos y canalizaron esa ignorancia en su beneficio. Pero las religiones oficiales no atacaban el Conocimiento, éste no existía aún. El dedo de Constantino apuntó al Conocimiento griego y se propuso desprestigiarlo y eliminarlo. Ése fue su tremendo potencial dañino. La religión encargada por Constantino era maligna en sí, dañina, mortal. Dañina y mortal tanto para la Evolución y el Conocimiento como para la inmensa mayoría de los ciudadanos adscritos a las religiones oficiales. A los evolucionados se les cerrarían las Escuelas y se quemarían los libros de Conocimiento. A los creyentes de las religiones oficiales se les cerraría su acceso al Conocimiento cuando superaran la etapa intermedia. Hete aquí a toda una sociedad encerrada en un cuarto oscuro. Pero no nos adelantemos.

……….Aparece Constantino, el inconsciente, y ordena lo que ya sabemos. Se cumplen sus órdenes y ya tenemos los libros escritos y listos para su distribución. ¿Cómo van a reaccionar los diferentes sectores de la sociedad? Habrá dos reacciones en contra, la de las castas sacerdotales y la de los Maestros. A Nicea me consta que se invitó a una pequeña legación de la segunda, su líder era Arrio. Pasará a la historia, con minúsculas, con otro rol diferente. Pero tenemos indicios escritos en la historia para saber que de la misma corriente que Arrio era Eusebio de Cesárea. Estos defensores del Conocimiento tenían la batalla perdida, tenían a Constantino enfrente. Y la perdieron. Eusebio se opuso a su Emperador en Nicea, aunque al final tuvo que bajar la cabeza y firmar la aceptación del embuste del que era artífice y minador. Quien no se sometiera, sería desterrado. Una forma de «conversión» como otra cualquiera.

……….De modo que la reunión de Nicea, convocada por Constantino, en el palacio de Constantino, presidiendo Constantino, y desterrando Constantino a los que no firmaban el acta de aceptación, fue eso, la presentación en sociedad del «montaje» o «tinglado» constantiniano, llamado Cristianismo. Primer acto del drama en el que todo Occidente perdería el rumbo de su existencia durante 17 siglos.

……….Se cierra el primer acto con una casta sacerdotal cristiana recién nacida y triunfante. Constantino comienza la construcción de templos mayores que los ya existentes, en Roma y en las ciudades principales del Imperio. Constantino encarga 50 códices del Nuevo Testamento (y tan nuevo) sólo para las iglesias de su nueva ciudad, Constantinopla (Vida de Constantino, de Eusebio de Cesárea). Da la impresión de que este hombre lo quería todo nuevo y hecho por él. En el scriptorium de la biblioteca de Cesárea se trabaja a destajo para hacer más y más copias de los escritos, todavía calientes, generados por Eusebio y Lactancio. Cientos de códices son copiados y enviados hasta los confines del Imperio. Con ellos viajan los miles de firmas que nosotros ahora conocemos. Pero el Emperador – traidor a su pueblo – no lo conoce, ni sus secuaces, los acólitos del acólito mayor, Lactancio.

……….De modo que este primer acto se cierra con una victoria aplastante de la no Evolución, aunque la Evolución ha logrado meter un gol, que por ahora no sube al marcador. Y si nos preguntan ¿cuándo subirá?, le daremos la respuesta del lobo, del lobo de La Codorniz, revista que ya pocos recuerdan: Uuuuhhhhhh ….

……….Mañana se morirá Constantino y veremos qué pasó.

……….  . El concilio de Nicea el 325

Siguiente artículo: La muerte de Constantino, el año 336.

……….  . El concilio de Nicea el 325

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

 . El concilio de Nicea el 325

. El concilio de Nicea el 325   El concilio de Nicea el 325   El concilio de Nicea el 325

. El concilio de Nicea el 325   El concilio de Nicea el 325   El concilio de Nicea el 325

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *