Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El desprendimiento del ego

La percepción sensitiva necesita que nuestra mente inferior se haya desprendido del ego, es algo imprescindible el desprendimiento del ego.

Nuestro Cuerpo Energético y el resto de Cuerpos Energéticos están en constante actividad, estemos o no percibiéndolo. No es difícil imaginar que es así mientras dormimos. No presenta ninguna dificultad comprender que nuestro Cuerpo Energético pueda alejarse del cuerpo físico en una determinada fase del sueño, manteniéndose ambos unidos por un cordón de Energía. Y en ese momento de libertad podemos imaginarlo viajando a otros lugares o saliendo al encuentro de otros Seres Energéticos, o sin más, asentando experiencias, o quizás, absorbiendo otras experiencias que se nos puedan mostrar.

Más fácil es aún de imaginar que aquellos que no están encajados en un cuerpo físico puedan estar en constante actividad, es decir, interactuando unos con otros desde sus Cuerpos Energéticos. Pues bien, aunque sea más difícil de creer, para los que tenemos un cuerpo físico, la actividad de nuestro Cuerpo Energético no se detiene cuando estamos en estado de vigilia. También nuestro Cuerpo Energético es capaz de alejarse de nuestro contenedor físico mientras andamos o realizamos otras acciones físicas. Podemos, mientras estamos realizando alguna tarea, aproximarnos a otras Energías o conectarnos con otras Mentes Superiores en los estratos sutiles.

Para desacoplarnos del cuerpo físico y entrar en actividad desde nuestro cuerpo energético no son necesarias unas condiciones de completa inactividad física ni mental, sí, en todo caso, un interés o voluntad de ir más allá de donde nos encontramos. Podemos, por ejemplo, anhelar estar junto a otra persona, y probablemente mientras transcurre el día la visitemos en diferentes momentos, siempre que nuestra voluntad esté alineada con ese deseo con la suficiente intensidad. No tenemos por qué percatarnos de ello para que esté ocurriendo. Sin embargo, estaría bien ser conscientes de ello, ¿no creéis?

Pues bien, todos estos acontecimientos de la dimensión de los Cuerpos Energéticos son reales en todo momento y en nosotros, que somos cuerpos físicos bañados de Energía y que encerramos otro Cuerpo Energético más, también tienen lugar. Son sucesos que tienen su propia realidad. Y como nosotros estamos en otra realidad, la percepción que recibimos de lo que nos incumbe en esa realidad sutil es muy sutil, como no podría ser de otra forma. Pero todos la estamos percibiendo. Todos. Lo que ocurre es que no somos capaces de darle ningún valor. El ego nos lo impide.

……….

El desprendimiento del ego

     El desprendimiento del ego

……….

¿Y qué es el ego?

El ego es lo que nos impide dar valor a lo sutil. Es no estar abiertos a lo desconocido. Es dar valor sólo a lo conocido, a lo que ya hemos alcanzado y atesoramos. Es no vivir con los brazos abiertos, sintiendo que lo próximo que nos regale la vida, que será desconocido hasta ese instante, va a tener más valor que todo lo que hemos conocido hasta ese momento. Eso es el ego.

Si no lo comprendemos no llegaremos a ser sensitivos.

Para una persona sencilla, que no base su vida en logros intelectuales, es más fácil depurarse de ego. Es fundamental la humildad. También es necesario no juzgarse a uno mismo, no valorar los logros personales y no juzgar si lo que hacemos merece nuestra aprobación o ningún tipo de medalla. No ansiar objetivos personales, sino dejarnos la suficiente libertad como para saborear lo inesperado a fondo, exprimiéndolo como si fuera lo más importante de nuestras vidas. No analizar primero si encaja con nuestras expectativas de lo que debemos conseguir.

Sin embargo, a aquel que tienda más a trabajar su intelecto, si tiene ya alcanzada la humildad, no tiene por qué resultarle costoso desprenderse del todo del ego. Se trata de un último paso para librarnos del todo de este ego. En el momento en que lo consigamos, nuestra percepción de lo extra-sensorial comenzará a abrirse paso.

De repente, comenzaremos a percatarnos de avisos de que nuestro Cuerpo Energético se va de expedición, porque desea acercarse a algún ser con el que nos apetece estar, por ejemplo. Y sabremos que está ocurriendo porque eso que nos lo indicaba de repente tiene importancia, tiene un valor irrepetible y nuestros sentidos nos avisarán y nos pararemos a escuchar. Y al escuchar, por fin lo podremos sentir y la intuición nos chivará a qué se debe esa sensación, qué ocurre. Es sutil la vocecita que lo explica, pero hay que creer en ella, hay que creer en ella y prestarle atención.

Y entonces nos daremos cuenta de que antes también ocurría, pero no éramos capaces de escucharlo. Estaba ocurriendo, pero no le dábamos valor, porque estábamos concentrados en otras cosas, en costumbres ya adquiridas. Y no. Hay que estar abiertos a lo desconocido, porque es más importante que todo lo conocido hasta ahora. No somos tanto como creemos, con todo lo que atesoramos, con todos nuestros logros. No estamos aquí para atesorar nada de nada, sino para volar libres.

El estar en contacto con nuestros Guías, con la Mente Superior, exige cierto nivel de desprendimiento del ego. Si ya lo hemos iniciado, estamos a las puertas de conseguir el desprendimiento total del ego para lograr una mayor conciencia de nuestro Cuerpo Energético y de nuestra Energía, así como de todo el resto de Cuerpos Energéticos que nos rodean aquí y en el Más Allá.

……….
Siguiente artículo: Hermanos Mayores.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

El desprendimiento del ego           Aportación de M, el 19-5-2.014     160

. El desprendimiento del ego

. El desprendimiento del ego

. El desprendimiento del ego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *