Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El Imperio Seleúcida 17 bajo Demetrio II Nikator

El Imperio Seleúcida 17 bajo Demetrio II Nikator El Imperio Seleúcida bajo Demetrio II Nikator

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens el miércoles 25-5-2.011

.

.

.

        Hemos dejado el Imperio regido por Cleopatra Zea, con capital en Antioquía, actuando como regente en ausencia de su esposo, Demetrio II, prisionero real de los Partos y casado con una princesa sogdiana, y el general Diodoto Trifón, reinando sobre parte del Imperio tras haber asesinado al pobre Antíoco VI Diónisos el año 142. Tras vencer a Demetrio II, el rey Mitrídates I de Partia conquistó Babilonia y Mesopotamia.

        La situación en el Imperio era inestable y de ello tomó buen cuenta el hermano menor de Demetrio II, Antíoco, que estaba en Rodas. No le hizo falta reclutar un gran ejército, pues su cuñada, Cleopatro Zea, dominaba en parte del Imperio. Se rodeó de una pequeña guardia personal y se dirigió al palacio de Cleopatra. Ni corto, ni perezoso, la hizo ver la necesidad de una mano fuerte, la suya, para restaurar la dinastía y que el mejor servicio que le podía hacer a su lejano esposo, Demetrio II, era desposarse con él, con lo que sus logros militares lo serían en nombre del Imperio y no a título personal. Tales razones convencieron a la Zea y se desposó con su cuñado, teniendo en cuenta que quizás no volvería a ver a su anterior cónyuge. Se llamará Antíoco VII Sidetes.

Moneda con la efigie de Antíoco VII Sidetes

(Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Antiochus_VII_Sidetes.jpg   )

        A este Antíoco, que sería el séptimo, pues el pequeño Diónisos recién quitado del medio, había sido el sexto, unos historiadores lo motejan de Evergetes y algún otro de Sidetes. Evergetes significaría Benefactor. De Sidetes no encuentro la traducción. No obstante, aquí le seguiremos llamando Sidetes, más por cabezonería que por otra cosa.

 

        Pues bien, tan pronto el buen hermano se situó donde quería, se puso al mando de los tropas del Imperio y doblegó al usurpador de turno, el general Trifón, deshaciéndose de él. Demostró ser un buen estratega. Se dirigió luego hacia el Este. El rey Mitrídates había conquistado Media, Mesopotamia y Babilonia. El hermano del rey prisionero, Antíoco VII Sidetes, recuperó todas esas tierras, con lo que volvía a la situación del Imperio con su bisabuelo Antíoco III Megas. El mapa que sigue permite ver la magnitud de las pérdidas habidas por culpa de los Partos y la recuperación lograda por nuestro monarca de hoy. De hecho, Antíoco VII había recuperado la primitiva región dominada por Seléuco I Nikátor, bordeada en verde en el mapa.

Regiones del Imperio Seleúcida y Reinos en el Mediterráneo oriental

 (Fuente: Historia de la Humanidad, Tomo 9, Grecia helenística. Rebeca Rubio et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

        Estas conquistas le llevaron varias campañas, y, por tanto, varios años. La situación en Judea, tras la calma acordada con Alejandro Balas, era de un reino casi independiente del Imperio. También aquí intervino Antíoco VII Sidetes, recurriendo a la fuerza e invadiendo Judea. Derribó las murallas, para que sus ahora vasallos no pudieran rebelarse, pero tampoco interfirió en el tema religioso. Había miembros de su Consejo que se lo proponían, pero Antíoco VII actuó con prudencia. Ya no había en Judea un partido favorable a Siria, como antes había otro favorable a Egipto. Las guerras con Siria lo habían hecho desaparecer. El desgasta del poder, lo llamaríamos hoy. Así que se conformó con hacer de Hircano un vasallo tributario.

        ¿Cómo terminó sus días este aguerrido monarca? Estaba en el Este. Había terminado con éxito una de sus campañas y descansaba en sus cuarteles de invierno. Pero los Partos no respetaron la tregua tácita del invierno. No tenían por qué hacerlo. Prepararon sus ejércitos y se dirigieron sigilosamente contra los campamentos seleúcidas. Sorprendieron a la guarnición desprevenida y derrotaron a los sirios, matando a su general Antíoco VII Sidetes. Eran los primeros meses del año 129 AEC. Ahora sí que la gloria del Imperio Seleúcida se fue por el agujero de la fregadera …

        La trama prosigue porque de nuevo aparecerá en escena el rey prisionero, Demetrio II, quien logrará escaparse y entroncar con su ya un tanto maltrecha Zea. Pero eso lo veremos el próximo día.

.

Enlace con el siguiente artículo: El Imperio Seleúcida 18 bajo Demetrio II Nikator 2.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *