Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El Imperio Seleúcida 20 bajo Antíoco VIII Grifo

El Imperio Seleúcida 20 bajo Antíoco VIII Grifo. Año 96 AEC.

.

© Copyright Fernando Conde Torrens, el lunes 19-12-2.011

.

.

.

         Terminamos nuestra historia el día pasado con la muerte de Cleopatra Zea el año 123 a manos de su hijo Antíoco VIII Grifo 6, al que también había tratado de envenenar. Pero el hijo no se dejó, como hiciera su hermano el mayor. Para que nos vayamos haciendo una idea, faltaban 60 años para que Pompeyo pusiera fin a lo que había venido a ser el Imperio Seleúcida, convirtiéndolo en la provincia de Siria.

        Ya hemos visto que en cuanto Antíoco VIII Grifo 6 demostró que era un buen general, derrotando y matando al usurpador, Alejandro Zabinas, el Faraón de Egipto, Ptolomeo VIII Evergetes, el Benefactor, le dio la mano de su hija Cleopatra Trifena. Parece que las princesas egipcias tenían colectivamente los dones de la fortaleza y la fecundidad, pues, como hiciera su prima, Cleopatra Zea, Cleopatra Trifena le dio a Antíoco VIII Grifo 6 nada menos que cinco hijos varones, todos los cuales fueron Reyes Seleúcidas. Y eso precisamente fue la puntilla para el Imperio.

       Pero al quedar como monarca único, el año 123, Antíoco VIII Grifo 6 fue bien recibido por la población, que preferían ver sus destinos regidos por un varón que por la esposa o la madre de los reyes nominales. Desde el año 123 al año 114, durante nueve años, Antíoco VIII reinó sobre sus súbditos con tranquilidad. Ahora debemos volver a aquel zagal , hijo de Antíoco VII Sidetes 3 y de Cleopatra Zea, que, a la muerte de su padre y al retorno de su tío, Demetrio II 2, de la cautividad, fue empujado por su madre, Cleopata Zea, a salir disparado hacia Cízico y quedarse allá sin hacer ruido.

        El año de la marcha a Cízico era el año 129. Entonces el mocete tenía unos 12 años. Cuando su primo, por parte de padre, y hermanastro, por parte de madre, Antíoco VIII Grifo 6, subió al trono, el año 125, el exilado en Cízico tenía 16 años. Pero el año 116 era todo un hombre de 25 años. Entendió que, dejando en Cízico a su esposa y a su pequeño vástago, que saldrá también en esta historia, estaba ya listo para reclamar el trono, a pesar de ser hijo del hermano menor (Sidetes 3 era el hermano menor de Nikator 2, ver gráfico dinástico.) 

    

Antepenúltima generación de monarcas Seleúcidas

        Al mando de un pequeño ejército tanteó a varias ciudades del Imperio y algunas se pasaron a su bando. De nuevo el Imperio estaba inmerso en una guerra civil, en el que la mayoría de ciudades, al mando de Antíoco VIII Grifo 6 luchaban contra otras que defendían a Antíoco IX, Eusebio 7 para algunos y Ciziceno para otros historiadores (por venir de Cízico).

        Las armas que podían levantar uno y otro primo no eran muchas y la guerra se prolongó durante más de ocho años. Al final, viendo Grifo que no podía con su primo y hermanastro, decidió pactar con él y, pensando que aún el pequeño Imperio daba para dos monarcas, le propuso mantener cada uno las ciudades que le eran fieles y aceptarse mutuamente como co-gobernantes. Eso acordaron y desde el año 108 hasta el 96 hubo paz de nuevo en el Imperio.

        Ese año, el primer ministro de Antíoco VIII Grifo 6 asesinó a su rey, según se creyó por orden de su primo, Antíoco IX Eusebio 7. Muerto Antíoco VIII Grifo 6, le sucedió el mayor de sus hijos, Seleuco VI Epífanes 8.

        Pero como a este rey no lo tenemos en el gráfico, cortamos hoy la historia aquí. De hecho, con él se estrena la siguiente generación, la penúltima. Estamos en el año 96 y faltan 32 años para que Pompeyo liquide los exiguos restos del Imperio Seleúcida.     

Regiones del Imperio Seleúcida y Reinos en el Mediterráneo oriental

 (Fuente: Historia de la Humanidad, Tomo 9, Grecia helenística. Rebeca Rubio et alia. Arlanza Ediciones, 2.000.)

       

Enlace con el próximo día.

.

Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *