Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito

Vamos a analizar en detalle El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens

.

.

.

……….Diría que el tema que vamos a abordar hoy es otro punto débil de la historia del Cristianismo. Falta demostrar, de modo que sólo los que no emplean su cerebro puedan poner objeciones, que el Cristianismo no es una creencia o enseñanza digna de credibilidad. Y no lo haremos con el tema de hoy, y ello porque los asuntos de Historia pasan por las débiles manos humanas, por los historiadores. Y éstos, y más antaño, son y han sido de poco fiar. La objetividad que hoy pedimos a la Historia, antaño se desconocía. Tampoco defendemos aquí que hoy en día no se deforme la Historia. Se deforma todo lo que se puede y en numerosas ocasiones. Pero la crítica pone de manifiesto con brevedad que tal cosa no es Historia sino propaganda política, social, de clase o de raza. 

……….Quisiera anotar una conclusión personal, a la que he llegado a fuerza de leer escritores antiguos con mentalidad moderna. Hoy en día todo el mundo sabe leer y escribir. Y entrando en cualquier Foro de Internet, cualquiera puede tener constancia de la ciencia o la ignorancia de cualquier forista que escriba un texto de 6 líneas. Lo escrito escrito queda. Antaño las cosas eran muy distintas.

………. Sólo una ínfima parte dominaban las letras. Y de ellos, sólo un pequeño porcentaje tenía capacidad económica suficiente como para editar sus propias obras. Para ello había que ser culto y, además, rico. Muchos individuos cultos tenían que conformarse con ser escribas o secretarios de alguien rico e inculto, tal que un rey o un personaje de más importancia social que cultura. Ser culto, creativo y tener capacidad para editar lo que uno creaba lo convertía a uno poco menos que en un dios. Y eso imprime carácter, eso no se logra sin darse uno cuenta.

……….Las personas así, las pocas que lograban alzarse a ese espacio privilegiado, la sabían y lo usaban. Se sentían con capacidad para organizar el mundo, para decidir sobre la Historia, para aleccionar a los pueblos. Se sentían por encima de los demás mortales y no se consideraban sometidos a sus juicios. Ellos no mentían, ellos pintaban el mundo como consideraban que el mundo debía ser, más en consonancia con sus propios gustos. Para eso ellos eran ellos.

……….Eso explica, me da la impresión, que los historiadores deformen lo que narran, incluso de los personajes más egregios y elevados, en virtud de sus filias y sus fobias. Eso explica esa facilidad para la invención fácil y esa inclinación a dar sus propias invenciones literarias como obras históricas. No había el menos control y los que escribían, generaban todo, Historia, creencias, costumbres, doctrinas, lo que hiciera falta. Véase si no, a Hesíodo

……….Eso explica también lo habitual de las interpolaciones. Si una obra carece de algo que debiera tener, se añade y problema solucionado. Había una absoluta falta de honestidad casi en la totalidad de escritores, las excepciones hay que buscarlas con lupa Pero no porque los escritores fueran deshonestos, es que aún no se había inventado la honestidad literaria, el rigor histórico, el análisis de las fuentes, ni todas esas zarandajas que tan antipático han vuelto el oficio de escribir. Aquellos eran otros tiempos, simplemente. Y cuando nos asomamos a un libro de más de 100 años, esto es, antiguo, debemos saber a qué mundo nos asomamos.

……….Hemos de usar nuestra inteligencia para evitar los engaños más burdos, como sería dar por cierto lo que escribe un determinado autor, sin ir más allá. Y, si se quiere entrar a fondo en un período, estudiar media docena de autores, entre los cuales debe haber al menos la mitad de investigadores de Historia sobre ese tiempo y lugar. Como no podemos decir que hemos hecho tal cosa con el tema que hoy nos inquieta, sobre si Nerón incendió o no Roma, si lo hicieron o no los cristianos y, peor aún, si había o no cristianos en el Imperio romano en tiempos de Nerón, tendremos que conformarnos con plantear una tesis o, menos incluso, con indicar que cierta hipótesis pudiera ser una posible explicación de lo sucedido. 

……….Dispuesto a «enseñar» – como en el cuento infantil de mis años tiernos – «la patita por debajo de la puerta», vamos a dejar claro nuestras fuentes. Me sirvo del libro que aparece a continuación, reeditado en 2.003 por quema, creo, de los stocks anteriores. Las anteriores ediciones son de 1.924 y 1.978. Ha sido la única manera de agenciarme los textos en el latín de Tácito (ya quisiera yo). 

……….

Anales, de Tácito, tomo IV

El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito

Revisando el incendio de Roma bajo Nerón

Edición de 2.003. Traductor: Pierre Wuilleumier.

. El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito

……….El relato del incendio de Roma en tiempo de Nerón viene reflejado por Tácito en sus Anales, Libro XV, capítulos 38 a 45, ambos inclusive. Tácito (55-118) dedicó 30 libros, los Anales, a escribir la historia de Roma desde la subida al trono de Tiberio, el año 37, hasta su tiempo. A lo largo de la vida pasaron por el trono imperial tres familias, la familia Julia, cuyo último representante será precisamente Nerón, la familia Flavia, con Vespasiano, Tito y Domiciano, hasta que el año 96 accede al poder la dinastía de los Antoninos. Tácito no trata a todas las familias con la misma simpatía y hay dos emperadores de la primera familia a los que trata especialmente mal, los dos más jóvenes, Calígula y Nerón. 

……….Sea como sea, lo que nos interesa es conocer cómo fue el relato del incendio de Roma, que se dio el año 64, y tratar de hacer luz sobre el papel que en él pudieron tener los cristianos. Lo que vamos a hacer es resumir el contenido de los capítulos que tratan del incendio y de los inmediatamente posteriores. Voy a eliminar el capítulo que habla de los cristianos como causantes del incendio. Y adelantaré que desde el capítulo 38 hasta el 45 tratan del incendio. Cada frase entre puntos resume un número, división que se hace de los capítulos y que comprende las frases que llenan entre 4 y 6 líneas de texto. En negro, el resumen de Tácito. Los títulos de los capítulos son propios y van en azul.

……….Capítulo 38, el inicio del fuego.

……….38 Se origina un incendio inmenso en Roma. Se origina en la zona del Circo. Se extiende por calles estrechas. La gente boquea las calles. El fuego alcanza otros barrios. Hay muchas víctimas por imprudencia. Nadie se atreve a combatir el incendio y algunos lo favorecen.

……….Capítulo 39, reacción del Emperador, Nerón. 

……….39 Nerón vuelve de Antium y llega a Roma con el Palatino devorado por las llamas. Abre el campo de Marte y sus propios jardines, construye barracones y trae provisiones de cercanías para los damnificados. Medidas inútiles por su canto a Roma como si fuera Troya.

……….Capítulo 40, duración y balance general del incendio. 

……….40 Se le detiene al sexto día haciendo un cortafuegos, pero se reproduce. Origen del rebrote sospechoso y balance de barrios, 4 no afectados, 3 destrozados y 7 a medio quemar.

……….Capítulo 41, efectos detallados del incendio. 

……….41 Los antiguos templo y monumentos calcinados. Cronología comparada del incendio.

……….Capítulo 42, modificaciones urbanísticas en los terrenos imperiales. 

……….42 Nerón aprovecha el incendio para hacerse la Casa Dorada. Los arquitectos hacen planes en el aire.

……….Capítulo 43, modificaciones urbanísticas en los terrenos comunales.

……….43 Urbanismo más moderno en la nueva ciudad. Nerón fija indemnizaciones. Los barcos de regreso llevarán los escombros, las nuevas casas con menos madera, de piedra, y con muros de protección. Más seguridad vial, aunque menos sombra en las calles.

……….Capítulo 45, financiación para sufragar los gastos del incendio.

……….45 Mientras tanto se busca financiación esquilmando los templos. En Asia y Acaya sus gobernadores toman más bienes. Séneca, discrepando del método de recoger dinero, finge estar enfermo, se le trata de envenenar, pero se salva comiendo lo mínimo.

———————————————————-

……….Capítulo 46, deserción de gladiadores y desastre marítimo.

……….46 Por aquel tiempo los gladiadores intentan una fuga colectiva, pero son detenidos. Noticia de un desastre marítimo, debido a obedecer la flota a Nerón y echarse a la mar con tiempo adverso.

……….Capítulo 47, presagios adversos.

……….47 Malos presagios hacen esperar un desastre. Un carnero nace con dos cabezas, premonición de que algo así le pasará al Imperio.

……….Capítulo 48, primeros detalles de una conspiración contra Nerón.

……….48 Con el cambio de cónsules se organiza una conspiración con muchas personas incluidas. Nerón, sin embargo, gozaba de popularidad. Claroscuros de su personalidad que justifican el aprecio general.

……….Capítulo 49, noticia de los primeros conspiradores.

……….49 Orígenes oscuros de la conspiración. Los dos cabecillas de la misma son militares.  Más conspiradores civiles, uno sobrino de Séneca. Dos senadores involucrados en la conspiración.

……….Capítulo 50, se amplía la lista de conspiradores.

……….50 Se citan varios caballeros romanos conjurados. Uno de ellos muy cercano a Nerón. Más involucrados militares y el prefecto del pretorio, aunque Tigelino, persona de confianza de Nerón, sospechaba de él. Se confían y toman fuerzas con el apoyo del prefecto. 

——————————————————–

Continuará.

. El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito

Siguiente artículo: El incendio de Roma bajo Nerón y el capítulo 44.

. El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito

…….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

. El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito

. El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito . El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito

. El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito . El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito

………. . El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito  El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito  El incendio de Roma bajo Nerón en Tácito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *