Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El interruptor

……….Sabemos ya que el ser humano, además de su cuerpo físico, mente-lógica y mente-sentimientos (todas ellas propias de nuestra individualidad), posee también una Mente  Superior (MS en lo sucesivo) y unos canales de Energía. No tratamos ahora de las otras dos  componentes, el Cuerpo Superior y el Corazón Superior, o Fondo. El interruptor

……….Sin embargo, tanto la  MS como los canales de Energía son de un nivel superior a lo que queda a nivel de la individualidad (cuerpo físico, mente-lógica y mente-sentimientos) ya que nos llevan a un plano de colectividad de la raza humana e incluso a un plano universal que nos conecta a todos los humanos y a todo lo creado. Nadie nos habla de estas facetas innatas en todo individuo y vivimos ignorándolas completamente. Es como vivir sin saber que podemos andar con nuestras piernas. Sin embargo, es absolutamente necesario que aprendamos a valernos de estas Componente Superiores si queremos llegar a la madurez.

……….No hay otro camino. Como individualidades no hemos venido a hacer otra cosa. No tiene sentido que tengamos esas potencialidades para ignorarlas eternamente. Son parte de nuestra naturaleza y aunque miremos en otra dirección, acuden en nuestra ayuda o nos atraen irresistiblemente. Es nuestro destino encontrarlas y emplearlas.

……….La Mente  Superior (MS) no nos habla si no nos dirigimos a ella y le aportamos algo: Una súplica, una inquietud. Como individualidades siempre vamos a tener guardadas en el bolsillo tanto inquietudes como alguna que otra súplica, y sin embargo preferimos chismorrear con nuestra Mente Inferior (MI en lo sucesivo) de forma improductiva antes que ejercitar nuestra MS para que nos proporcione las verdaderas soluciones a nuestros problemas.

……….MI y MS sólo pueden trabajar en equipo. Es bastante gráfica esta imagen: Un interruptor-conmutador con dos posiciones. Hacia arriba, conectando a la MS. Hacia abajo, conectado a la MI. Como individualidades se nos ha provisto de voluntad propia, de forma que cada cual es libre de elegir su destino. Y realmente somos así de libres. Sólo necesitamos conocer qué opciones tenemos y pulsar. Así de sencillo. Tenemos control absoluto de nosotros mismos. Sólo hay que pulsar una palanquita: «Quiero eso«.

……….¿Por qué pulsamos hacia la MI? La MI es juguetona, traicionera. Para los mentales, la lógica es le pasatiempo en el que quedan atrapados. Para los sentimentales, revivir momentos les sume en una mar de sensaciones. Quedamos atrapados en esa telaraña de una manera u otra. ¿Sabemos, acaso, que podría ser diferente?

.. El interruptor

El interruptor

    El interruptor

.. El interruptor

Si esta trampa nos hace sufrir demasiado y nos percatamos de que es la mente la que nos sume en ese estado, puede que lancemos una súplica y desechemos por un instante nuestra cabeza. Hemos pulsado sin darnos cuenta el interruptor y nuestra MS acudirá a la llamada. Si esto te ha ocurrido alguna vez, amigo lector, ya conoces la otra opción. Esa voz viene de otro plano y te permite avanzar en tu vida. 

Mantente despierto y observa siempre hacia dónde has pulsado el interruptor. Si estás donde no debes, actúa. Recuerda que tienes la otra opción y que tú eliges.

La MS no sólo te permitirá salir de apuros. Puedes plantearle cuanto quieras conocer. Genera inquietudes, detén ese parloteo mental de la MI y pide respuesta a cada una de ellas. Pronto verás que es un pasatiempo a años luz del que tenías hasta ahora.

……….
Siguiente artículo: Dolencias.

……….. El interruptor

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….. El interruptor

El interruptor          Aportación de M       138

. El interruptor

. El interruptor

. El interruptor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *