Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el miércoles 21-1-2.009

.

.

.

1. Entra París en la Historia de la mano de Julio César. Uno de los pueblo galos, los Aeduos, llama en su ayuda a Roma.

2. Roma, con Julio César, expulsa a los Helvecios y, a petición de los Aeduos, derrota y expulsa a los germanos de Ariovisto.

3. Cuando Galos y Romanos quedan solos, la Galia se rebela contra el invasor, amigo de los Aeduos y de unos pocos más. César sitia Alexia.

4. César toma Alexia, pacifica la Galia, celebra su triunfo en Roma y deja paso a Octavio, que será Augusto perpetuo. La Galia es ya una provincia.

5. Nada importante sacude París hasta la llegada del César Juliano, que en París es proclamado Augusto. Con los bárbaros, una nueva etapa.

6. Reinan en Francia los merovingios y luego los carolingios, mientras los vikingos hacen correrías casi cada año.

7. Comentarios sobre los periodos pasados.

8. Hugo Capeto, señor de París, se hace coronar rey en Reims. Le sucede su hijo Roberto. Reyes Capetos hasta las Cruzadas.

9. Felipe Augusto engrandece y embellece París. Luis VIII reinó poco y repartió mal el Reino. San Luis, Luis IX, embelleció París.

10. Termina la línea de los Capetos por línea directa y se inicia la colateral de los Valois. Felipe VI hace frente malamente a la invasión inglesa.

11. A Felipe V le sucede Juan II, todo un caballero medieval, y sufre nueva derrota en Poitiers, cayendo preso. El Delfín Carlos lo hace mejor.

12. La invasión de Eduardo II fracasa porque Carlos V dirige bien sus fuerzas. Mejora de París. Muerte de Carlos V e inicio de la guerra civil.

.

         Vamos a llegar a uno de los puntos más bajos en la Historia de Francia. De cómo dejemos la cosa hoy, todavía habrá ocasión de empeorar, lo que ocurrirá en la primera parte del próximo día. Todos sabemos lo que es una guerra civil, aunque casi todos de oídas. Eso es lo que ocurrió en Francia y los incitadores fueron dos nobles, uno de ellos el Duque de Borgoña, nieto de Juan II, el que le dio el Ducado de Borgoña al hijo menor. Claro que no lo podía saber. Pero esa nueva nobleza, que arranca de hijos del Rey y por tanto tiene confianza con el Rey y, por ello, se lo salta con cierta facilidad.

        En el reparto de hoy no hay un rey agudo que pueda recoger nuestras simpatías. No olvidemos que el Duque de Borgoña y de Guyene, la región de Burdeos, posee además Flandes, conseguido por matrimonio de generaciones atrás. Puede saltar de uno a otro de sus dominios a voluntad. Y no es mucho menos poderoso que el propio Rey de Francia. La guerra civil entre los Armagnacs, partidarios del de Orleáns, y los Borgoñones, partidarios de Juan sin Miedo, es tan absurda en aquellas circunstancias como la que enfrentó en Navarra a beamonteses y agramonteses poco antes de que Fernando el Católico se hiciera con el pequeño Reino y lo invadiera. No es que añore la autonomía del Reino de aquel entonces. Es que sus habitantes de aquel entonces era lo que tenían y se estaban peleando mientras los conquistaban desde fuera. Lo mismo pasó en Francia. Por eso el futuro será muy negro. Y demasiado bien salieron …

        Observe el lector que la disposición de las fuerzas en la batalla de Azincourt es la misma que en las anteriores. Los ingleses en lo alto de la colina, quietos, esperando que los franceses suban lentamente por la misma para freírlos a flechazos. Cosa que los galos hacen una y otra vez. Viendo el mapa de Francia de la época, al final del artículo, se puede entender que Carlos VII lo hubiera tenido crudo sin Juana de Arco.

.

Comienza la guerra civil en Francia.

.

Puestas así las cosas – Juan la locura haría                (Juan sin Miedo, Duque de Borgoña)

de ordenar que mataran – al que se le oponía,             (Luís de Orleáns)

y añadió otra locura, – que en alto lo diría.

.

Asesinato del Duque Luís de Orleáns

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt

(Fuente: L´Histoire de France. M Guizot. Paris. Librairie Hachette, 1.877.)

MIL CUATROCIENTOS SIETE. – Tal cosa sucedía.

La gente de París – a Juan apoyaría

mas toda la nobleza, – claro, se le opondría,

detrás del hijo, Carlos, – que al padre sucedía.           (Carlos de Orleans, hijo de Luis de Orleans)

Bernardo de Armagnac, – Conde, sobresalía

entre quienes le daban – apoyo y simpatía

y a Carlos con una hija, – Matilde, casaría

y así se preparaba – un puesto de valía.

El de Armagnac, muy clásico, – rabia al inglés tenía,

mas Juan, fuerte en el Norte, – anglofilia sentía.            (Juan sin Miedo, Duque de Borgoña)

Mientras París mandaba – reformas promovía

las mismas que Marcel – en sus tiempos hacía;

Caboche, un carnicero, – tal cosa promovía,

pero era muy violento – y eso repercutía

en restarle el apoyo – amplio y la simpatía.

Carlos, algo más tarde, – sobre París iría                           (Carlos de Orleans, hijo)

y en Paris hubo euforia – bullicio y alegría

y París a los nobles – sus puertas les abría.

Juan se escapó por piernas – y en Flandes se metía;          (Juan sin Miedo)

despechado por todo – al inglés pediría

ayuda. Enrique V – le dio más que pedía,

que era joven, osado – y nada le impedía

emular viejas glorias – que en su magín tenía.

.

Juan sin Miedo

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

Gran cantidad de arqueros – a sus barcos subía,

seis mil hombres armados – y rumbo a Normandía,

sitiando un puerto, Honfleur, – que Calais no quería.

.

Nuevo desembarco de Inglaterra – Enrique V – en Francia.

.

Lo sitió con cañones, – que alguno sí tenía,

y tras cinco semanas – el puerto se rendía,

mientras tanto franceses – ninguno aparecía.

Pero en cinco semanas – desgaste sí que había,

porque hubo enfermedades – y la gente moría

ya sea por diarrea – o por disentería.

Cuando el puerto era suyo – hizo lo que quería,

marchando hacia Calais – donde amigos tenía,

que volver a Inglaterra – ni loco consentía,

que un puerto era muy poco, – más gloría pretendía,

pero Calais distaba – y trabajo tenía,

doscientos y cincuenta – kilómetros había.

.

De franceses el mando – Carlos de Albret seguía,

era el de Albret muy listo – y tampoco quería

dar la batalla abierta – que Enrique pretendía,

pues con tantos arqueros – la cosa mal saldría;

cortaron, pues, los puentes – y vieron lo que hacía

el inglés, que hacia el Norte – sus pasos dirigía.

El Somme estaba enfrente – y el paso le impedía,

y el ejército franco – tras el Somme estaría,

si no encontraba un vado – más gente perdería,

y ya tenía poca, – la cosa mal veía.

.

Plano de la batalla de Azincourt

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

Batalla de Azincourt, otro desastre para Francia.

.

Apareció un aldeano, – que un vado conocía,

y por treinta monedas – a su país vendía;

y pasó al otro lado – y al francés sorprendía,

presentando batalla, – que otro medio no había

de acercarse a Calais, – do refugio hallaría.

De nuevo la nobleza – al de Albret discutía

que se bastaban solos, – que eran gran mayoría

para abatir a cuatro – pirados que allá había.

Al fin se vio forzado, – aunque Albret no quería

atacar, como Carlos, – que tan bien hecho había,

y concedió batalla – para el próximo día.

Enrique un corto frente – con sus hombres podía

mantener y los puso – lo mejor que sabía,

pero esta vez la lluvia, – que insistente caía,

favoreció al inglés, – no a la caballería,

porque al día siguiente – todo el barro que había

volvió lento al francés – y buena diana hacía

para el veloz arquero, – que de nuevo batía

al infeliz jinete – que avanzar no podía

tropezando al de al lado – y al que el fango cubría

si resbala el caballo, – cosa que sucedía.

.

Sabe el lector la historia – de la cuarta sangría

que sufriera la Francia, – que el noble no aprendía.

Quedaron diez mil muertos – sobre el campo aquel día,

tantos como soldados – el rey inglés tenía,

mil nobles fueron presos – y Enrique contaría

que tan sólo cien hombres – de su gente moría,

y aunque fueran diez veces, – tampoco importaría;

la paliza fue enorme – y el día llegaría

que la Francia aprendiera – lo que hacer debería

y Azincourt ayudó, – que la última sería.

.

El británico gesto – de justa altanería

porque uno es de otra pasta – de Azincourt provenía.

Que una nación pequeña – con climatología

mala, como Inglaterra, – a Imperio llegaría

dicen los entendidos – que de Azincourt partía.

Así que muchas cosas – el futuro debía

a un Enrique risueño – que hasta Londres volvía

con mil hurras y vítores, – bullicio y alegría

que hasta el cielo lanzaba – el que nada sabía

lo a punto que estuvieron – de palmarla aquel día.

.

Carlos, el de Orleáns, – prisionero sería                           (Carlos de Orleans, hijo de Luis de Orleans)

y abundante rescate – por él se pagaría.

Bernardo de Armagnac – hacía y deshacía

con París en sus manos – y la guerra seguía

entre los borgoñones – y Armagnac, ¡madre mía!

Respecto al gran Enrique, – ¡qué otra cosa quería …!

Convenció al alemán – de que no intervendría,

preparó nuevas tropas – y de nuevo volvía

asediando Rouen  – o lo que le placía.

Mientras tanto en París, – de nuevo algarabía

contra todo armagnac, – que la vida perdía,

cosa que hasta Bernardo – de Armagnac sufriría.

Se llamó a “Juan sin Miedo” – y sin miedo volvía,

con la reina a su lado, – pero el Delfín huía,                                (Carlos VII)

era la única baza – que la Francia tenía

si en los brazos ingleses – caer no se quería.

Dos hermanos han muerto – y ya Delfín sería

otro hijo del rey loco, – pero de rey seguía;

Carlos era su nombre; – le faltaba energía,                                  (Carlos VII)

era nulo y pasivo, – cualquiera lo movía.

En Enero siguiente – Rouen se rendiría,

que nadie la ayudaba – y ya más no podía

y el inglés, invencible, – a París dirigía

sus pasos. “Juan sin Miedo” – espanto sentiría

y abandonó París – y con él llevaría

el rey loco y la reina – y a Troyes llegaría,

Troyes, de la que hablamos en esta poesía.

.

Asesinato de Juan sin Miedo por un Armagnac

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

 Tregua en la guerra civil.

.

Al ver tanto infortunio – la cordura volvía,

los dos bandos se juntan – buscando la armonía,

pero un armagnac ciego – en pleno pecho hundía

de Juan su hacha de guerra – y así le daba vía,

porque el que a hierro mata – a hierro moriría,

de modo que la tregua – quedó rota tal día.

.

Las posesiones de la Corona al advenimiento de Carlos VII.

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

Continuará …

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt  El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt  El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt 

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt  El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt  El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt 

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt  El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt  El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt 

El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt  El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt  El nacimiento de París 13 Guerra civil Batalla de Azincourt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *