Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes

El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes

© Copyright  Fernando Conde Torrens

.

.

.

1. Entra París en la Historia de la mano de Julio César. Uno de los pueblo galos, los Aeduos, llama en su ayuda a Roma.

2. Roma, con Julio César, expulsa a los Helvecios y, a petición de los Aeduos, derrota y expulsa a los germanos de Ariovisto.

3. Cuando Galos y Romanos quedan solos, la Galia se rebela contra el invasor, amigo de los Aeduos y de unos pocos más. César sitia Alexia.

4. César toma Alexia, pacifica la Galia, celebra su triunfo en Roma y deja paso a Octavio, que será Augusto perpetuo. La Galia es ya una provincia.

5. Nada importante sacude París hasta la llegada del César Juliano, que en París es proclamado Augusto. Con los bárbaros, una nueva etapa.

.

………. Creo que es conveniente resumir en unas reflexiones lo que puede dar de sí el análisis de lo sucedido en Francia, y más concretamente en París en los siglos que van del siglo uno antes de la Era Común (AEC) al siglo V, en que los pueblos del Norte invaden y saquean el Imperio, haciéndose dueños de él. Quizás lo primero que deba explicarse es la situación militar en tiempo de las invasiones. Y aquí quizás aparece una primera debilidad de los Imperios ante los ejércitos invasores, que les resulta imposible controlar la totalidad del territorio ocupado. Esto sucede igual modernamente.

………. Por eso las fuerzas de ocupación se ven desbordadas cuando se da la reacción local, porque les es imposible dominar en cada pueblo, en cada ciudad, en cada barrio. El aborigen tiene en tal caso todas las de ganar. El mapa que sigue nos muestra la situación de las Legiones unos años antes de las invasiones. Para que le lector se haga una idea, en toda Hispania hay sólo una Legión, concentrada en León (Legión). Si un pueblo extranjero entra en Hispania y se extiende por la península, creo que a cada provincia le corresponder 100 hombres de la Legión leonesa, para controlar la provincia y a los invasores que en ella estén haciendo el vándalo.

………. Si los invasores superan la barrera defensiva de las Legiones, que no tiene profundidad, el Imperio es suyo, pueden hacer el vándalo a placer. Y eso es lo que sucedió.

.

Ciudades, carreteras y defensas del Imperio

El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes

(Fuente: El mundo de los romanos. Dr.J.F. Drinkwater et alia. BLUME, 1.994.)

.

        Pero no tratamos de explicar aquí lo sucedido, sino de reflexionar sobre cómo camina nuestra tribu, porque en esta Web tratamos de dar noticias de la tribu, no se olvide. Y cuando hablo de tribu me estoy refiriendo a la Humanidad, nada menos. Sí, ya sé que Europa no es la Humanidad, pero es una parte que ha desarrollado su proceso tal vez antes, tal vez algo más tarde, que las demás partes. Parece que en el aspecto de tecnología, el desarrollo de Occidente ha sido adelantado. Mantenemos aquí que en Ideología es lo opuesto, pero ahora nos ocupamos de la Historia digamos lineal, global. Y nos toca sacar conclusiones de lo sucedido en el cambio entre las Galias pobladas por Galos, como los Aeduos, los Senones y los Parissi,  y recorridas por Germanos, como Ariovisto, y lo que supuso la implantación de Roma, sean Julio César o Juliano los protagonistas. Y trataré de dar mi versión de qué hizo Roma para lograr lo que logró.

        Vamos a esto último en primer lugar. Debemos imaginarnos una Europa ocupada por cientos o miles de pequeñas ciudades de tamaño minúsculo, autónomas, con el territorio a su alrededor que permite a un hombre ir con su pareja de animales a labrar su parcela de tierra y volver en el día. ¿Qué permitió a Roma pasar de ser una más a convertirse en el Imperio que llegó a ser? Tengo para mí que la laboriosidad o la profesionalidad de los romanos. He leído que en la Roma republicana había como un orgullo patrio, un sano orgullo en cumplir con el deber por encima incluso de la propia vida. Y esa conciencia, enseñada a los pequeños, los volvía cortados a todos por el mismo patrón, voluntariosos, sacrificados, leales, valerosos, heroicos, si falta hacía. Es este profundo sentido del deber el que tenían Leónidas y sus 300 espartanos en las Termópilas. Y es ése un valor que individualmente no estaría de más en nuestras venas.

        Diría que hemos de suponer una constante cantera de romanos mentalizados con el servicio a su ciudad, la Ciudad, como material necesario para cubrir las cada vez más amplias misiones militares a las que les lleva su ansia de construir un Imperio. Me he encontrado con quien despotrica del Imperio romano. No haré tal. Y no porque ya no tenga remedio, sino porque tengo la impresión de que Roma hizo lo mejor que se podía hacer en aquel entorno socio-cultural. Tomó de los diversos países a los que sometió lo más acertado, lo más culto, lo más eficaz, y lo adoptó, llevándolo al resto de tierras asumidas. Y hubo carreteras en todo el Imperio, y alcantarillas, y seguridad en períodos de paz. Claro que no todo fue ganancia ni positivo. Pero, si queremos ser objetivos, habrá que comparar los logros de la cultura y modo de vivir bajo Roma y el que se tenía antes de la llegada de Roma.

        Además de estar mentalizado, creo que hay que reconocer que los romanos actuaban como unos profesionales, en todos los campos. Eran eficaces. Los soldados se entrenaban y aprendían a matar con terrible eficacia. Tenían una táctica guerrera que les hacía salir airosos en la mayor parte de sus confrontaciones. No se deduzca de estas frases que sea belicista, no es así. Pero cuando veo que alguien hace bien la guerra, reconozco que esa persona es eficaz en su trabajo, que lo hace de manera profesional. Lo contrario es la chapuza, la improvisación, el tirar cada cual por su lado. E incluso en los versos analizados hemos visto que esto era frecuente entre los Galos, no entre los romanos. Y esto tiene una excepción, las guerras civiles en que se vio envuelto el Imperio. Tal vez haya sido una de las causas remotas de su decadencia, aunque pienso que no, que hay otras más inmediatas y graves.

        Que unas Legiones peleen contra otras, las guerras civiles que se declararon periódicamente, sangraban al Imperio. Pero la ambición humana es imposible de borrar a nivel individual, ni siquiera entre un pueblo mentalizado. Claro que fueron mucho más frecuentes y prolongadas cuando hubo amplia tajada para conseguir que en tiempos de la República, desde luego. Estoy leyendo una Epístolas de Cicerón, al que tocó ver los últimos tiempos de la República y se ve esa ambición personal bastante bien reflejada.

        He hablado de causas de la caída del Imperio romano. Cederé a la tentación de hablar de ideología. No van por ahí los tiros, pienso. Tengo para mí que la duración de los Imperios depende primordialmente no de ellos, sino de sus vecinos. Y una buena prueba de ello es el final del Imperio romano. Porque el imperio romano de Occidente duró desde el año 753 AEC. hasta el 476 EC. Y eso supone 1.200 años, redondeando. Sin embargo, el Imperio romano de Oriente, la mal llamada Bizancio, que era tan Imperio romano como el otro [Prueba de que incluso era más, es que Diocleciano lo eligió para sí y su César, y que Tedosio colocó en Oriente a sus hijos más capaces.] el de Oriente duró 1.000 años más, duró 2.200 años, es decir, casi el doble. ¿Por qué? Porque el final de un Imperio lo deciden sus vecinos. Un Imperio tiene enemigos en sus fronteras, pero esos enemigos quedan reducidos a un número menor que dedos tiene una mano, porque un vecino poderoso ocupa una parte importante de esa frontera. Así, Roma tenía dos enemigos, los Persas, o Parthos, como escribía Cicerón, en el oriente de Oriente, y los bárbaros Germanos, en la frontera septentrional de Occidente. No había más. Cuando uno de tales enemigos se vuelve más fuerte que tú, dejas de ser Imperio y feneces. Y no fueron los Persas, enemigos ancestrales de Roma, los que se terminaron de cargar el Imperio. Los Persas posiblemente nunca hubieran tenido fuerza para hacerlo. Hubo que esperar a los Árabes, pueblo insignificante en tiempos de Trajano, para ver caer a la orgullosa Constantinopla bajo sus cañonazos.

        Otro detalle que no quiero pasar por alto es la extensión y la fuerza de un Imperio. Los límites de extensión los pone, a mi parecer, la potencia de un pueblo que se resiste a ser conquistado porque también él tiene potencia guerrera. Los Germanos tumbaron creo que a 4 Legiones de Varo en los bosques de Germania y los romanos aprendieron la lección. Los Persas estuvieron forcejeando con los romanos en torno al Tigris y al Eúfrates como límites de sus respectivas «zonas de influencia». Y la fuerza es inversamente proporcional a la extensión abarcada. Llega un momento en que un Imperio se extenúa. Y Roma se extenuó con Adriano, que cedió parte de las conquistas recientes de Trajano. Lo que siempre resulta penoso es contemplar el final de un Imperio. Más penoso debe ser sufrirlo.

        Voy a dar razón de los libros en que me estoy basando. Para la Historia de Francia compré hace meses un par de libros antiguos; son los que más me gustan. El primero consta de 4 tomos. No me agradan las portadas modernistas y ésta lo es. Me parecen demasiado historiadas. Pero, a pesar de todo, hay que reconocer que es una portada trabajada. Además de dorados tiene gofrados, es decir, relieves.

.

 L´Histoire de France.

 El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes

             El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes

.

(Fuente: L´Histoire de France. M. Guizot. Librairie Hachette et Cie. París, 1.877.)

.

        El otro, dos tomos, no me cabe en el escaner. Tiene 32 x 25 cm. Es una adquisición más reciente, apenas me ha llegado hace un par de semanas. Los cortes son tintado en rojo. También es gofrado y dorado.

        Uso más, pero ésos quedan para otro día de comentarios.

.

 Historie de France

El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

Continuará …

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes  El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes  El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes 

El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes  El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes  El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes 

El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes  El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes  El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes 

El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes  El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes  El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes 

El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes  El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes  El nacimiento de París 6 Filosofía y Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *