Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Encuadernacion de libro antiguo y sus causas

© Copyright  Fernando Conde Torrens

       .

 .

 .

……….Este tema, la encuadernación de libros antiguos, es uno de mis temas favoritos en los últimos años. Adelantaré que sólo llevo cinco años y medio encuadernando libros, mayormente antiguos, y algo he aprendido, aunque no mucho. Con esto de los libros tengo un problema, que poseo cantidad de libros impresentables, que no pueden lucirse en una biblioteca. Requieren ser encuadernados de nuevo. Y eso es lo que hago, como ya se explicó en una serie que empezaba en este artículo. Pero, dentro de los libros impresentables hay dos categorías:

……….1.- Lo que, por no tener ninguna característica valiosa a conservar, pueden deshacerse en cuadernillos y encuadernarse con normalidad, según el método allí explicado.

……….2.- Lo que tienen alguna característica valiosa a conservar que impide deshacerlos en cuadernillos. A ellos se aplican variantes importantes para conservar ese cualidad que no se debe perder.

……….Generalmente hay que conservar el taco de hojas – el corazón del libro – tal y como está, sin desprender los cuadernillos.

……….¿Que cualidades valiosas puede tener un libro que haya que conservar? Unos cortes pintados o decorados.

……….Veamos un ejemplo: Historia de la Orden del Santo Espíritu, un libro editado en París en 1.775. Encuadernado en piel, con abundantes hierros, pero con el lomno mordido por un roedor hambriento, que destrozó medio lomo y lo dejó como se muestra en la siguiente figura. El libro tiene muy buen papel y los tres cortes pintados con un rojo intenso, que se ha conservado. Esos cortes rojos aconsejan no deshacer el taco de cuadernillos y obligan a plantear una restauración, respetando la encuadernación primitiva.

 ……….

Lomo de un libro antiguo de 10 x 17 x 3 cm.

      

(Fuente: Colección particular.)

………. 

……….Hay otras causas que empujan a hablar de restauración y a respetar la encuadernación primera. En otros casos son los planos, o cartones recubiertos y decorados. Era el caso de este pequeño librito, la Farsalia de Lucano.

 ……….

Farsalia de Marco Anneo Lucano, de Córdoba. Libro de 7´5 x 12´5 x 1´6 cm.

(Fuente: Colección particular.)

 

……….Las imágenes de los planos y el corte se dan ampliadas, a fin de poderse observar la decoración realizada sobre el canto del cartón. También el interior del plano, donde se pegan las guardas, están decoradas, como puede verse en la imagen anterior del libro.

 ……….

Plano y corte del libro anterior, de 1.751, a mayor tamaño del real.

……….   

(Fuente: Colección particular.)

 

……….Y, por último, puede haber casos en que el activo a conservar sea el propio taco de cuadernillos. Como en ese Diccionario con 1.108 páginas. Da una pereza horrible engolfarse en el cosido de tal cantidad de cuadernillos. Si el conjunto se ha conservado apreciablemente bien, resulta interesante mantener dicha unión y añadir tan sólo el envoltorio.

 ……….

The Dictionary of English History. 1.910.

(Fuente: Colección particular.)

 

……….De modo que ya tenemos el problema planteado: Encuadernar un libro, sí, pero conservando alguna de sus partes tal y como nos ha llegado. Esa conservación, el no poner todo nuevo, desde el mismo cosido, es lo que nos coarta y nos obliga a dar rodeos, a fin de mantener una parte de la encuadernación anterior.

……….Ahora viene una característica del libro que nos parece muy importante: Su facilidad de lectura. Ya que lo encuadernamos nosotros, o lo restauramos, debe poderse leer con facilidad. Eso nos obliga a hablar de libros con el

lomo rígido,

flexible y

semi-flexible.

……….Pero será mejor que eso lo dejemos para el próximo artículo.

      ……….

Enlace con el próximo día

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *