Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Energía Sutil 3

No es necesario buscar una definición. Sería ponerle límites, y no los tiene. La  Energía es, y punto. Es el origen de todo lo existente, así que es; y nada más. Antes de que algo exista, ella está. Y donde no está no puede existir nada. Así que está en todo, y en todo podemos detectarla. Energía Sutil 3

Proviene de una Fuente de la que se ramifica hasta llegar a nosotros y a lo que vemos alrededor. Pero no pierde su unión a esa Fuente cuando se ramifica tan profundamente, sino que permanece en contacto con ella. Y cuando somos capaces de “desprofundizar” hasta ella, vibramos en un Contacto con el Fondo. Así lo llamamos aquí. Nuestra Energía hace una rápida visita a su Fuente, la vislumbra y vibra con intensidad.

En nuestros cuerpos físicos la Energía está rodeada de capacidades inferiores: Los sentidos, los sentimientos y la mente inferior. Estas capacidades adormecen  la Energía, nos distraen de ella, nos atraen lejos de ella. Nos la ocultan. Pero la Energía es lo mejor que nos puede pasar, y darnos de bruces con ella accidentalmente es inigualable. Y cuando algo paraliza nuestras capacidades inferiores podemos regresar a ella con más facilidad, sentirla e incluso potenciarla, ejercitarla. Como un músculo, cuanto más activa esté más habilidosa será y más se fortalecerá. De forma que llegará un momento en que le resulte fácil pasearse hasta la Fuente a voluntad.

Las capacidades inferiores no son ningún lastre, como puede parecer a simple vista. Pero es sumamente interesante controlar su bloqueo.

Pueden bloquearse de forma accidental o a voluntad. No nacemos sabiendo bloquearlas a voluntad, pero el que nazca con los canales de Energía fortalecidos tenderá espontáneamente a realizar actividades que le provocan el bloqueo sistemático de las capacidades inferiores, ya que encuentra una gran recompensa al practicarlas. ¿Qué actividades son éstas? Aquellas que provocan sorprendernos ante la belleza, o lo perfecto, o la fuerza, y no provocan malestar, es decir, sentirnos mal con nosotros mismos. Es interesante practicarlas con intensidad ya que desbloqueamos esos canales y llegará un momento, si sabemos lo que estamos haciendo, que seremos dueños de nuestra energía desde nuestras capacidades inferiores y hará caso a nuestra voluntad.

De forma accidental, nuestras capacidades inferiores se pueden bloquear por un sinfín de motivos: Una situación extrema, ya sea por su peligro, por su trascendencia en nuestra escala de valores, por su intensidad emocional extrema … A veces basta ver una película y ponernos en el pellejo de otro que está atravesando una situación crítica, o una circunstancia de inmensa felicidad.

Sin embargo, estas situaciones se dan en función de factores externos a nosotros mismo, al menos una parte de ellas, y por ello es inviable esperar que nuestra Energía sea entrenada por estas circunstancias, aunque las anhelemos constantemente.

Si no me equivoco, hay una primera etapa de observación de la Energía, como quien descubre que su cuerpo le permite desplazarse. Y una segunda, de entrenamiento, en la que descubrimos hasta qué límites podemos llegar desarrollándola plenamente. Aún estamos entrando en la primera.

Una observación: Las capacidades inferiores nos dotan de una voluntad propia, escindida de la Voluntad común. Ambas manejan la Energía desde planos diferentes.

            La Plenitud Divina nos ha constituido de manera que, en una primera fase de nuestra Evolución, ponemos en marcha las facultades inferiores y nos sentimos individuos aislados: Nos vemos con los sentidos, tomamos nota con ellos de nuestro cuerpo físico inferior – donde está encerrado todo -; con nuestro corazón inferior reaccionamos ante las excitaciones del medio exterior – otras individualidades – y con la mente inferior, la única de la que tenemos conciencia, nos defendemos de los ataques del medio externo.

            Así pasa una buena parte de nuestro proceso de crecimiento. Al final de ese período oímos la frase “Todos somos Uno”, y nos parece un bello ideal, o incluso lo aceptamos a nivel teórico, pero no llega a tener efectos prácticos en nuestras vidas. Y entonces comenzamos a poner en marcha las Facultades Superiores, que son las que nos permiten tomar conciencia de nuestra unión con el resto del Universo, de individualidades y demás Dimensiones.

            Como estamos tratando de definir el mapa trascendente, dividiremos a los individuos en trascendidos y vivientes. Los trascendidos sólo operan Allá con las Facultades  Superiores Unitivas. Por eso en el Más Allá no hay discrepancias, porque todas las facultades de las individualidades trascendidas están armonizadas por la unión, por pertenecer a lo Uno. Y están en perfecto acuerdo con lo Uno.

            Nosotros, los vivientes, somos como un híbrido, una ambivalencia. Tenemos facultades inferiores, que promueven opciones diversas y nos perciben como individuos, y Facultades Unitivas, más o menos desarrolladas. Son estas FSU las que nos permiten captar la unión que existe entre todos los humanos y las que nos confirman que no estamos solos, sino que existe toda una cúpula, por encima de nosotros, que nos está ayudando a evolucionar, a progresar como individualidades para acercarnos a la Dimensión Unitiva: Las FSU son el instrumento para ir favoreciendo esta Unión.

            Las individualidades trascendidas están allá con sus FSU en el grado de desarrollo que lograron aquí. Los hay con apenas gérmenes de Corazón Superior (Fondo) y con indicios de Mente Superior y Cuerpo Superior. Con éste último están allá y son percibidos por los demás Cuerpos  Superiores. Con la Mente y el Corazón Superior participan de la vida en el Más Allá. Estas tres componentes han llevado un desarrollo progresivo cuando eran vivientes, de modo que entre ellos hay diferencias importantes, pero todos ellos están equilibrados, armónicamente desarrollados.

            Estas diferencias de Evolución, que podemos intuir viendo las diferencias existentes entre los vivientes, hacen que existan grupos de trabajo, formados por entes con muy similar crecimiento de sus FSU. A estos grupos de individualidades afines, les llamaremos “equipos trascendentes”. Algunos entes de estos equipos deciden pasar a la acción y se transforman en individualidades vivientes, sin perder contacto con los demás componentes de su equipo trascendente. Este contacto se establece a través de las FSU.

            Este contacto tiene por objeto favorecer la Evolución del viviente. Y opera mediante las Facultades Superiores Unitivas. Por eso es tan importante desarrollar estas Facultades, ya que ellas van a permitir una tremenda aceleración en la Evolución del buscador en cuestión. De hecho, son condición indispensable, factor común de todos los seres más avanzados que han pasado por aquí.

.

Energía Sutil 3

      Energía Sutil 3

.

            Ya hemos indicado que la primera que se desarrolla de manera espontánea es la Mente Superior. Otra cosa será si acudimos a algún Taller o Escuela privados donde tengan por objetivo desarrollar el Cuerpo Superior. El desarrollo del Corazón Superior, o Fondo, pasa por la previa puesta en marcha de la Mente Superior. Pero incluso podríamos decir que activar el Cuerpo Superior sólo servirá para captar la Realidad que aquí estamos describiendo y promocionar el desarrollo y puesta en marcha de las otras dos Facultades Superiores Unitivas. Porque lo importante, lo valioso, es esa Unión.

            Percibir con total claridad que estamos unidos a, y apoyados por, todos los miembros del equipo trascendente, que operan arriba sólo con sus Facultades Superiores, que no pueden errar, y que sólo desean nuestro progreso, es altamente consolador. Hace que aquella idea percibida con anterioridad de que “Todos somos Uno” empiece a ser operativa en nuestra vida. Y nos empuja a imitar las prácticas existentes entre los trascendidos, que, por operar sólo con FSU, tienen como objetivo dar Servicio al resto de seres. Y valorar favorablemente tanto a los vivientes que son buenas personas, como a los cabritos, que también los hay. Son los que están aún muy lejos de poner en marcha las FSU, ¡qué le vamos a hacer …!

            El lector queda invitado a investigar por su cuenta sobre estos temas, las FSU, con las pistas que aquí se han dado o con otras cualesquiera. Como estas conclusiones han sido logradas con ellas, no hay ningún temor a que sus hallazgos sean dispares. Para eso son Unitivas

Así pues, ser humano individual que sólo emplea sus facultades inferiores es un estado provisional, algo que sucede, pero que se supera. Ser humano individual que emplea parcialmente las Facultades Superiores Unitivas es también otro estado provisional, que se supera al pasar a ser Ser Humano Trascendente. Éste es un estado también provisional, en el que la labor acumulada aumenta la naturaleza unitaria del Ser. Cuando ésta se realiza plenamente, entonces es fácil que la Esencia del Ser Trascendente merezca convertirse en una partícula de la Unidad, Unión por lo que tanto trabajó y que tanto paladeó previamente. Y aquí debe acabarse la provisionalidad …

. Energía Sutil 3

Foto, cortesía de M.J.C.     Artículo siguiente: Decathlon a la Meseta

. Energía Sutil 3

          Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….. Energía Sutil 3

Aportación de M    118

 . Energía Sutil 3

. Energía Sutil 3

. Energía Sutil 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *