Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Energía Sutil tercera parte

El otro grupo de actividades que activan nuestra Energía las clasifico como individuales, ya que varían su efectividad según la forma de ser cada individuo. Lo que a una persona le puede activar muy intensamente, a otra puede no alterarle lo más mínimo. Hay para todos los gustos y tendemos a buscarlas o añorarlas porque su efecto en nosotros hace que nos sintamos irresistiblemente atraídos hacia ellas. Energía Sutil tercera parte


……….Entre ellas se encuentran todos los hobbies, es decir, la creatividad, la música, el deporte, el arte, la ayuda al prójimo, la lucha, el peligro, la contemplación, la lectura, … la empatía hacia ciertos sentimientos ajenos. Todo ello con la mente inferior (lógica o sentimental) en actitud receptiva. Con esto quiero decir que, por ejemplo, captar un sentimiento intenso de tristeza ajena puede activarnos energéticamente cuando leemos o vemos una película. Sin embargo, sentimientos intensos de situaciones que nos afectan directamente nos pueden bloquear energéticamente y provocar una especie de “apagón” energético en nuestros canales, que viene a ser precisamente lo opuesto a la activación energética.


………. Pongamos otro ejemplo: La sensación de peligro. Una sensación de este tipo podemos disfrutarla captando cómo se activan nuestros canales energéticos si sentimos confianza en nosotros mismos y no tememos los riesgos posibles, es decir, si sentimos que dominamos la situación, o al menos somos lo suficientemente inconscientes como para despreciar las consecuencias  negativas. Fijémonos en esa palabra clave, ser inconscientes. En este caso significa detener a la mente (inferior) en la evaluación de los riesgos.


……….Si sentimos, por el contrario, que la situación se nos va de las manos, que no controlamos posibilidades que hemos evaluado como dañinas, destructoras de nuestra integridad, ya sea física o moral, ya no vamos a disfrutar de dicha situación e incluso puede crearnos un trauma. Es decir, hemos bloqueado fuertemente algún canal de Energía y cada vez que algo nos recuerde esa situación, nuestro canal energético afectado va a recibir la orden inmediata de provocar el “apagón”


……….Repetidos “apagones” tienen siempre consecuencias en nuestro cuerpo físico; consecuencias negativaspor supuesto. Por ello, en la activación de nuestra Energía, tiene importancia la actitud de escucha o receptora de la mente (inferior). Cuando llevamos a cabo algún hobby, fijaos bien en la actitud de vuestra mente el día que realmente lo disfrutáis. Y fijaos también en cómo, si estabais agotados antes de disfrutarlo, a los pocos minutos de disfrute vuestro cansancio ha desaparecido y más bien sentís un poder interior que os permitiría abordar cualquier empresa en ese momento.

.

Energía Sutil tercera parte

      Energía Sutil tercera parte

.
……….Pues bien, de la misma forma que somos capaces de activar nuestra Energía cuando experimentamos, con quietud en nuestra -mente inferior, las vicisitudes de alguien ajeno a nosotros como ocurre al leer una novela, podríamos llegar a activar esa Energía ante las adversidades de nuestra propia vida si las observáramos con los mismos ojos, en lugar de provocar constantes bloqueos en nuestros canales energéticos.


……….Realmente, no es más que una película lo que ahora estamos viendo.


……….Analicemos ahora otras posibles situaciones que activan a algunos individuos su Energía para acercarnos más a la esencia de esta Energía y captar mejor su realidad.


……….Un ejemplo muy primitivo de actividad energética podría ser la imagen que muchos podemos recordar de Tarzán en mitad de la selva lanzando un aullido y golpeándose el pecho. Realizar una muestra de poderío físico y celebrarlo con euforia es ya una posibilidad para activarnos energéticamente.


……….¿Cómo se siente la Energía? Con esta imagen podemos aproximarnos bastante a su identificación. Se produce en nosotros una agradable sensación de poder, de fuerza incluso, que puede traducirse en calor corporal, temblores, taquicardia. Nos abrimos hacia el exterior. Es decir, nos sentimos más plenos ya que nos estamos elevando a planos por encima de nuestra pequeña individualidad. Recordemos que nuestros canales energéticos nos unen con el resto del Universo ya que atraviesan todo lo existente a nuestro alrededor. El hecho de acelerar el flujo de la Energía a través nuestra hace que tendamos a una expansión que nos “libera” de nosotros mismos, de nuestra celda físico-mental. Por ello entrevemos un atisbo de Plenitud o Felicidad con mayúsculas.


……….De hecho, el que se pase un poco de la raya energética tendrá un Contacto. Eso es el Contacto con el Fondo, un cierto nivel de vibración energética.


……….Analicemos otro tipo de actividad individual para la activación de nuestra energía pero esta vez algo más refinada: Escuchar música. Es una maravillosa forma de experimentar el bullir de la Energía a través de nuestros canales. Contrariamente a los métodos universales, esta actividad no ejercita en ningún momento el cuerpo físico. Es decir, no estimula a nuestra Energía desde lo físico, adoptando determinadas posturas que enderezan nuestros canales o respirando de una determinada forma para bombear esa Energía; ni nos servimos de la sensación de poder físico para estimular nuestro flujo energético. Nuestro cuerpo está en reposo y sólo está activo el sentido del oído. Sin embargo, los efectos que podemos experimentar en nuestro cuerpo pueden llegar a ser muy similares a los que debía sentir Tarzán al aullar en mitad de la selva, similares también a cuando realizamos un ejercicio físico como el Tai chi: Cosquilleo, calor en el cuerpo, sensación de poder, aceleración del ritmo cardíaco …


……….Si somos capaces de identificar con qué actividades experimentamos sensaciones de este tipo, recomendaría que fuésemos más allá y tratásemos no sólo de activarnos energéticamente de forma inconsciente, sino que aprendiéramos a jugar con nuestra energía de forma consciente y controlada. Las reglas que empleo yo son sencillas y seguro que cada uno es capaz de improvisar muchas otras. Pueden quizás servir de referencia, para inventar cada uno su propio método de control energético, que pueda quizás llevarnos a desarrollar capacidades que ni siquiera sospechábamos.


……….Procedamos como acostumbramos al llevar a cabo esa actividad que nos estimula energéticamente: Escuchar música o lo que prefiramos. Cuando experimentemos las alteraciones que hemos mencionado en nuestro cuerpo, es crucial identificar nuestra energía. Para ello, hay que centrar nuestra atención en esa sensación. Si nuestros ojos en vez de mirar hacia fuera se giran hacia dentro de uno mismo y conseguimos detectarla, atraparla, ya no se escapa y puedes, o bien mantenerla dentro de ti mismo, o bien jugar a potenciarla.


……….¿Cómo potenciarla? Aquí juega un papel fundamental nuestra intención. Sin perder de vista a nuestra energía para que siga siendo nuestro centro de atención principal, debemos de llevar a cabo la misma intención que cuando nos disponemos a gritar algo que nos sale del alma con intensidad. Algo así como una súplica o un alarido de desahogo. Se  trata de un simple simulacro, para experimentar el mismo efecto que si la intención fuera auténtica. No es necesario emitir apenas sonido, lo que interesa es concentrar todo nuestro potencial energético en un punto menor como si estrecháramos el tubo por el que circula nuestra energía, para sentir a continuación su onda expansiva. 


……….Hay otra alternativa al alarido y se trata de simular la siguiente intención: Supongamos que nos disponemos a realizar un gran esfuerzo físico, como puede ser empujar un objeto muy pesado. Solemos tomar aire y retenerlo, concentrando nuestra fuerza en un punto concreto. Suele ser nuestro pecho o garganta, o a medio altura entre uno y otra.


……….En cualquiera de los casos, en vez de expulsar esa intensidad fuera de nuestro cuerpo en forma de alarido o en un esfuerzo muscular, debemos dejar que se extienda en nuestro cuerpo en torno a ese punto de máxima concentración. Es muy importante no dejar de observar en todo momento nuestra energía atrapada en la jaula de nuestra atención para evitar así que se diluya.

Energía Sutil tercera parte
……….Si nos fijamos, es fundamental el trabajo de nuestra intención o voluntad. Es la chispa que ha engendrado nuestra individualidad energética. Esa intención guarda escondidas capacidades ilimitadas y la mantenemos perdida en una tormenta de arena que se la lleva el viento, pero que no sabemos salir de ella.

……….Energía Sutil tercera parte
Siguiente artículo: Mentales y sentimentales.

 ……….Energía Sutil tercera parte

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Año 303. Inventan el Cristianismo», recientemente editado, «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud»,  y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….. Energía Sutil tercera parte

Energía Sutil tercera parte            Aportación de M        145

. Energía Sutil tercera parte

. Energía Sutil tercera parte

. Energía Sutil tercera parte

2 comentarios en “Energía Sutil tercera parte”

  1. Leonel Arellano dice:

    Hace días escribí por primera vez un saludo por esta vía.
    Me gustaría tener contestación, para saber si mi saludo fue recibido, y así poder enviar posteriormente otros comentarios (que siempre serán positivos, por cierto.)
    Gracias
    Leonel Arellano
    México

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      No, Lionel, no ha llegado. He revisado todos los Comentarios recibidos en 2.018 y no hay ninguno con tu nombre como remitente. Respondo siempre a estos Comentarios, en breve tiempo. Repítelo en un artículo y llegará, como éste último …

      Un cordial saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *